Los móviles ‘waterproof’ son lo más

Imagen promocional del Sony Xperia M2 Aqua
Descubre las ventajas y características de los mejores ‘smartphones’ resistentes al agua del mercado, unos dispositivos por los que merece la pena apostar

Que la mayoría de nosotros usamos el móvil cuando vamos al cuarto de baño y que gran parte de las reparaciones tienen que ver con smartphones mojados son datos que no constituyen ninguna sorpresa sino que, más bien, son un secreto a voces. Los datos, de hecho, se apoyan en encuestas como la de la empresa estadounidense 11mark –que afirma que 3 de cada 4 usuarios lo hace sentado en el inodoro-, la de la analista Square Trade –que incluye “empapar el teléfono” entre los cinco accidentes más frecuentes- y también en el último informe La Sociedad de la Información en España –que revela su empleo en el WC, especialmente en los menores de 26 años-.

Así es el Xperia Z3 CompactAsí es el Xperia Z3 Compact

Analizado el contexto, es obvio que no somos pocos los que hubiésemos agradecido tener un terminal resistente al agua; un tipo de dispositivo que, al margen de esta obvia ventaja, presenta muchas otras: hablar bajo la lluvia, salir a correr sin preocuparnos del sudor, estar más tranquilos en la piscina, tener algún despiste, y oye, por qué no, fardar de apps y fotos acuáticas. Tales son sus virtudes que los expertos afirman que la cuota de mercado de los waterproof alcanzará un 30% este mismo año. Con Sony a la cabeza, Samsung, HTC y Lenovo protagonizarían dicho incremento.

Los mejores modelos waterproof

  • Sony Xperia Z3 Compact: la versión mini del Z3 es capaz de sobrevivir a una inmersión de un metro de profundidad, tiene una pantalla de 4,6 pulgadas,  16GB de memoria interna y 2 de RAM, conexión 4G, un procesador Qualcomm Snapdragon 801 a 2,5 GHz y una batería que resiste hasta 14 horas de conversación.
  • Sony Xperia M2 Aqua: cumple la clasificación IP 65/68 (de las más altas) y dispone de una cámara de 8 megapíxeles, un procesador Qualcomm Snapdragon de cuatro núcleos a 1,2GHz y unas memorias interna y externa de 8 y 1GB que suponen, tal vez, su punto débil respecto de la competencia.
El modelo HTC Desre EyeEl modelo HTC Desre Eye
  • HTC Desire Eye: a pesar de que la cámara frontal de 13 megapíxeles es lo que más destaca de este HCT, no podemos perder de vista que puede sumergirse durante 30 minutos hasta un metro, que dispone de una pantalla de 5,2 pulgadas, una memoria RAM de 2GB, y un procesador Snapdragon 801.
  • Samsung Galaxy S5: este terminal, que pertenece a la quinta generación de los Galaxy S, se va un poco de precio pero dispone de una display de inmersión de 5,1 pulgadas, captura de vídeo en HD, 2GB de RAM y 16 de ROM, un procesador Quad-core a 2,5 MHz y una cámara trasera de 16 megapíxeles.
  • Samsung Galaxy S5 Active: su carcasa soporta inmersiones de hasta 1 metro durante media hora. Con pantalla Super AMOLED Full HD de 5,1 pulgadas, 2GB de memoria RAM y 16 de ROM. Incluye un sensor cardíaco y es compatible con los wearables de la gama Gear.

  • Huawei Honor 3: con muy buena relación calidad-precio, cuentan (el X y el C) con una calificación IP 57, 2GB de RAM y 8GB de almacenamiento interno, conexión 4G, de un procesador de cuatro núcleos a 1,5GHz, una pantalla de 720p de 4,7 pulgadas y de una cámara trasera de 13 megapíxeles.
  • Otros: THL T6 Pro Waterproof Dual SIM, Kyocera Brigadier, Defender y CAT B15Q.

¿Qué es eso de la certificación IP?

A la hora de adquirir esta clase de smartphone conviene que prestes atención al llamado grado de protección IP, un parámetro estandarizado de dos dígitos que mide la resistencia al polvo –el primer número- y al agua –el segundo- de los distintos dispositivos; y que te permitirá conocer sus límites. IP 58, por ejemplo, indica que el terminal es sumergible (en agua dulce, sin superar el metro y medio de profundidad y durante no más de 30 minutos, una posibilidad posible con una calificación IP 68). O sea: cuanto más alto, mejor. 

Si no tienes un móvil resistente al agua

Si, por desgracia, tu compañero de batallas no es sumergible, ya se ha mojado y resta empapado y chorreante, mantén la calma, resucitarlo es posible. ¿Cómo? Tienes varias opciones:

  • En primer lugar, ni se te ocurra encenderlo, agitarlo, o presionar alguna de sus teclas. Desecha esas ideas al estilo de meterlo en el microondas o aplicarle calor con el secador que, por muy brillantes que te parezcan, no lo son.
  • Lo más recomendable es que mantengas el smartphone en vertical, retires la carcasa y saques la SIM, la tarjeta microSD y la batería (una operación que no es posible en todos los modelos).
  • Sécalo con papel de cocina o, incluso, con un aspirador de mano de poca potencia(de los de las migas o el coche).
  • Entiérralo en una bolsa de plástico llena de arroz crudo, que absorberá el líquido restante. Déjalo allí un par de días.

Y tú, ¿te comprarías un terminal resistente al agua?

Fotografía del Samusng Galaxy S5 ActiveFotografía del Samusng Galaxy S5 Active

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?