sistema de pago Android Pay

Ayer tuvo lugar el Google I/O 2015 y entre las novedades más destacadas de cuantas se anunciaron se encuentra Android Pay, el sistema de pago a través del móvil que integrarán los dispositivos Android haciendo uso de la tecnología NFC.

Respecto a la competencia, que no es otra sino Apple, llega tarde. Google ha estado apostando bastante tiempo por un proyecto fallido: el monedero virtual Google Wallet. Si bien ésta fue la primera utilidad de pago mediante teléfono móvil y que se lanzó en 2011, no ha calado como a los del buscador les hubiese gustado.

¿En qué se diferencia Android Pay de Apple Pay y Samsung Pay?

Sí, llega tarde pero se lo pueden permitir porque cuentan con un gran potencial de implantación. Aunque en Cupertino tomaron la delantera incorporando el sistema de pago mediante tecnología NFC en sus iPhone 6, la verdad es que es el volumen de usuarios de Android le augura una asunción del sistema de pago tanto por parte de usuarios como de comercios como mínimo similar a la del sistema de Apple. Es cuestión de tiempo.

Pero veamos, los teléfonos Android van a tener su propio sistema de pago, los de Apple ya lo tienen y en caso de los teléfonos Samsung el lanzamiento del suyo es inminente. Pero, ¿por cuál decidirse? ¿Puede condicionar la compra de un terminal tal y como presentan este servicio estas empresas? Pues a grandes rasgos no, aunque sí existe alguna diferencia que te explicamos a continuación.

Android Pay

Pues a simple vista no hay gran diferencia respecto a Apple Pay: hace uso de la tecnología NFC e incorpora la lectura de huellas dactilares para confirmar pagos a través del dispositivo. En realidad se trata de un sistema que era cuestión de tiempo que apareciese en los Android. La aceptación por parte de algunos distribuidores ha sido inmediata, como demuestra este vídeo de Coca-cola.

Vendrá de manera nativa con Android M cuando se lance en el último trimestre del año, pero es posible que se libere antes para algunos modelos y actualizaciones del sistema operativo.

Ventajas

  • Plataforma abierta.
  • Cualquier teléfono Android con chip NFC podrá hacer uso de él.

Desventajas

  • La fragmentación de Android hará que no llegue por igual a todos sus usuarios.
  • La disponibilidad y el ritmo de adaptación entre usuarios y distribuidores no deja de ser una incógnita.

Apple Pay

Pues poco vamos a decir que no se haya dicho ya de este sistema de pago que está funcionando desde el lanzamiento el pasado año de los iPhone 6.

Apple Pay funciona en iPhone 6 y Apple WatchApple Pay funciona en iPhone 6 y Apple Watch

Como estos llevan chip NFC de serie y iOS llega a la vez a todos los dispositivos, Apple Pay está disponible por igual para cualquier usuario que quiera hacerse con un nuevo teléfono de Apple o con un Apple Watch. Lo que ocurre es que su implantación ha sido inmediata desde su salida y funciona ya con normalidad en decenas de miles de comercios.

Ventajas

  • Implantación del sistema ya consolidada.

Desventajas

  • Exclusivamente vinculado a iPhone y Apple Watch.

Samsung Pay

Samsung Pay anunció junto a su S6 su propio sistema de pago sin contacto, Samsung Pay. Todavía no ha salido, lo hará este verano en Corea del Sur y Estados Unidos y la verdad es que se le ha tratado con cierto desdén. Quizá porque no goza del cartel del que Apple y Google sí. La cuestión es que tampoco aquí vamos a encontrar grandes diferencias en lo que se refiere a la tecnología NFC respecto a los dos sistemas de la competencia. Pero ojo, porque lo que nos descubre Samsung Pay es la tecnología MST.

El MST es un sistema diseñado para el pago sin contacto en aquellos TPV de comercios que no dispongan de NFC, a través del lector de tarjetas de toda la vida. Lo hace generando campos magnéticos que pueden ser recibidos e interpretados por un lector magnético clásico de tarjetas y, por tanto, aceptar el pago desde el propio teléfono. Un sistema bastante cómodo que proporciona al usuario una gran independencia a la hora de usar su teléfono para pagar en cualquier comercio.

Ventajas

  • Sistema MST que permite el pago a través de cualquier lector magnético de tarjetas.

Desventajas

  • Exclusivo de teléfonos Samsung.
  • Dura competencia entre teléfonos Android.

¿Se fragmenta demasiado el sistema de pagos mediante móvil?

Bueno, en un principio podemos pensar que un sistema fragmentado de pago (por ahora en tres tipos) es un inconveniente para usuarios y, sobre todo, para comercios que han de decidirse por uno de ellos en caso de no poder asumir el coste de implantarlos todos. Pero podríamos pensar que existen distintos sistemas de pago por tarjeta de crédito (VISA, MasterCard, American Express...) y no nos ha supuesto un gran problema.

Es más, existe una diferencia entre la tecnología NFC y el pago mediante tarjeta de crédito: en este caso nuestro teléfono lo único que hace es contactar con nuestra entidad bancaria para que ejecute el pago a través de la tarjeta que tengamos vinculada a nuestra cuenta. Acabarán siendo los propios desarrolladores los que llegarán a una estandarización del sistema y aunque cada uno disponga de su propia aplicación, terminará funcionando bajo unos mismos parámetros.

Que no cunda el pánico, es cuestión de tiempo que se pongan todos de acuerdo (aunque Apple tiene ya muchísimo camino hecho).

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?