Informáticos en una oficina

Para el público corporativo básico, el informático de la oficina es un animal considerado extraño. Está todo el día hablando con términos que el común de los mortales no entiende, sabe hacer cosas con el ordenador que van más allá de abrir el Buscaminas y lo arregla todo con el poder de la mente —o casi—. Habrá quien pueda pensar que el trabajo de un informático en una empresa es apasionante: gestionar el tráfico de las redes, poder ofrecer ayuda sobre el terreno a sus compañeros de trabajo, puede que realizar alguna pequeña heroicidad que sólo el sabrá —como expulsar a un grupo hacker de los servidores con la ayuda de su fiel ordenador y su Linux, como si fuese Rami Malek en un capítulo de Mr. Robot—… y se equivocarán de medio a medio. El trabajo de un informático en una oficina se parece más a The IT Crowd —con sus evidentes distancias—, esa serie inglesa en la que se narran las disparatadas aventuras de dos geeks y su jefa de departamento.

Para que las cosas queden un poco más claras, en dicha serie la frase que más se repite es “¿has probado a apagarlo y volverlo a encender?”. Si sumamos esta cotidianidad con la actual moda de tener simuladores de absolutamente todo —algún día harán algún Paella Simulator a este paso— lo que obtenemos es un juego llamado IT Simulator, que hemos conocido gracias a KillScreen. No es broma, y la idea es bastante buena.

IT Simulator, el tedio laboral hecho videojuego

IT Simulator es una creación de la programadora de 28 años Rebeca Cordingley, que actualmente también está desarrollando el juego Moblets. La joven desarrolladora hasta hace poco trabajaba como directora de arte en el estudio Schell Games, pero renunció a su puesto para poder perseguir sus propios proyectos.

Siempre me gustó jugar con videojuegos, pero lo que no sabía es que también quería hacerlos. (Rebeca Cordingley, creadora de IT Simulator)

Lo que este título promete es una simulación del trabajo en oficina cargada de humor, llena de minijuegos que tienen que ver con las tareas de un informático en un entorno corporativo: podremos desfragmentar discos duros, eliminar barras de navegadores, meter mano en ordenadores infestados con virus que no paran de hacer aparecer pop-ups en pantalla e incluso realizar labores propias de un gerente comprando mejoras para nuestros equipos informáticos.

Cordingley estuvo ocupada con diversos proyectos interactivos cuando trabajaba en una agencia de diseño, lo que acabó por volver sus intereses al desarrollo de videojuegos. Había estado muchos años implicada en las tareas visuales, no en vano la dirección y el diseño de arte en la industria es fundamental. Al mismo tiempo había estado formándose como programadora, lo que le ha permitido asumir el reto con mayor solvencia.

Stardew Valley, una inspiración para IT Simulator

Cordingley trabajó mucho tiempo en material de marketing y en ports para móviles, así como en diseño de localizaciones para títulos como Enemy Mind y Orion Trail, pero la formación de la desarrolladora está en el diseño gráfico. Rebeca es una apasionada de las estéticas “coloridas y caprichosas de los videjouegos”, y se declara fan incondicional de títulos commo The Wind Waker, Jet Set Radio y Viewtiful Joe. Sin embargo, también dice que está “muy influida por qué clase de sistemas le gusta programar”. Asegura que se lo ha pasado en grande escribiendo la inteligencia artificial de IT Simulator.

Esto es fácil de comprender, especialmente cuando uno se pone en la piel de los informáticos. Tener que lidiar con la ineptitud de algunos usuarios de los entornos corporativos puede llegar a resultar exasperante, con lo que programar cómo se comporta uno de estos usuarios que apenas saben abrir algún programa de la suite Office para que pongan a prueba la paciencia del jugador ha tenido que ser francamente divertido.

Otra gran influencia de Cordingley a la hora de crear IT Simulator ha sido el juego independiente Stardew Valley, otro gran ejemplo de cómo un único programador puede crear algo pulido, personal y que puede llamar a una gran audiencia. Según sus propias palabras, este título le dio “mucho valor para intentarlo” por su propia cuenta.

La desarrolladora añade que nunca ha trabajado en la industria de las TI, pero espera que eso pueda servir para añadir situaciones divertidas y absurdas a lo que es un trabajo como cualquier otro.

IT Simulator está todavía está en sus primeras etapas, pero Cordingley espera lanzar el juego en Kickstarter y Steam Greenlight al mismo tiempo una vez haya suficiente interés de la comunidad de jugadores en el proyecto. Según se recoge ya ha recibido alguna oferta de distintos editores, pero por ahora prefiere mantener sus opciones abiertas. Puedes encontrar más información sobre IT Simulator en su web oficial.

Jesús Corrius editada con licencia CC 2.0

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?