Sneak King para Xbox 360

Voy a proponerte un pequeño ejercicio de memoria. Intenta pensar en un videojuego de tu infancia al que adorases. Quítale el valor de replay, una historia convincente o una calidad gráfica asombrosa para su época. Ahora piensa en tu videojuego favorito como en un vehículo para promocionar productos de distinto calado: cadenas de restaurantes de comida rápida, cervezas, películas, muñecas e incluso grupos de rock (no, esto último no es broma, ahí está el Revolution X con Aerosmith como protagonistas). ¿Habría conseguido ese videojuego que comprases alguno de los productos anteriormente mencionados? Esta estrategia lleva siendo un denominador común de muchas campañas de marketing desde los años 90 del siglo pasado al día de hoy.

Lo cierto es que se han diseñado muchos títulos como productos publicitarios. La mayoría de estos videojuegos no fueron terribles. Un gran número de ellos simplemente fueron mediocres y algunos llegaron a las mieles del éxito gracias a la crítica, pero lo que todos ellos representaron fue una nueva forma de hacer marketing que podía elevar los beneficios de un producto mucho más que un buen día de ventas.

Cómo y por qué de los videojuegos publicitarios

Según podemos leer en Tedium, si hoy en día tenemos una sobresaturación de videojuegos creados y vendidos como un vehículo publicitario la culpa la tiene la FTC. En el año 1990 este organismo del gobierno estadounidense cambió las normas sobre cómo los programas infantiles debían funcionar, introduciendo la obligatoriedad de programación educativa que debía aparecer en la televisión generalista.

Estas normas también sirvieron para cambiar la forma en que se presentaba la publicidad a los niños. La nueva ley también limitaba el tiempo de publicidad que se podía mostrar a los niños, quedando en 10,5 minutos por hora los sábados por la mañana y 12 minutos el resto de días de la semana.

Esto implicaba, por tanto, que el tiempo de publicidad tendría menos impacto en la audiencia a largo plazo. Los videojuegos no estaban sujetos a este tipo de reglas. Esto los convirtió en una forma ideal de mostrar publicidad a los consumidores más jóvenes a través de una forma de entretenimiento que entendían a la perfección y que abrazaban con pasión.

Le estrategia fue todo un éxito, ya que los videojuegos son más inmersivos que cualquier anuncio de 30 segundos. Esto significa que si, por ejemplo, un niño jugaba a los antiguos títulos para consolas de 16 bits de Micro Machines, era más probable que pidiese un set de estos coches en miniatura por Navidad.

Pantalla del juego de Micro Machines en la PlayStation originalPantalla del juego de Micro Machines en la PlayStation original / RobertG NL editada con licencia CC BY 2.0

Algunas curiosidades de los videojuegos publicitarios

Podemos empezar este pequeño repaso destacando que, en muchas ocasiones, estos juegos estaban basados en otros títulos no relacionados. Por ejemplo Yo! Noid, un videojuego creado por la empresa de comida rápida Pizza Hut en la que se describían las aventuras de su mascota, estaba inspirado en un título que sólo se lanzó en Japón con la firma de Capcom y que llevaba por nombre Kamen no Ninja Hanamaru.

La versión occidental de Super Mario Bros. 2 es un juego publicitario reprogramado. Todos sabemos que el Super Mario Bros. The Lost Levels que vimos aquí es el que se pensó originalmente como secuela. La segunda parte "oficial" para Occidente estaba basada en otra IP que llevaba el nombre de Yume Kōjō: Doki Doki Panic, que se lanzó para promocionar el Yume Kōjō '87, un festival de dos semanas que publicitaría la programación de una cadena de televisión nipona.

La cadena de hamburgueserías McDonald's lanzó un total de 5 títulos entre 1988 y 1994. La empresa quiso batallar por ganarse el corazón de los jugadores y lo hizo con distintos videojuegos en los que Ronald McDonald, el payaso mascota de la empresa, aparecía en ellos de una forma u otra. Uno de los más conocidos es Global Gladiators, que se hizo bastante popular en la Mega Drive de Sega y que usaba como telón de fondo el mensaje pro-medio ambiente de McDonald's por entonces, así como sus temas visuales, de forma muy recurrente.

En ocasiones los videojuegos con mascotas publicitarias eran reciclados por múltiples marcas. Por ejemplo Virgin Interactive, responsable del ya citado Global Gladiators, también lanzó un gran éxito llamado Cool Spot. Esta segunda mascota vio el lanzamiento de su juego en Europa reduciendo al mínimo sus afiliaciones con la marca de bebidas 7UP, principalmente debido a que la mascota de la marca en el Viejo Mundo era Fido Dido y no Spot, protagonista del videojuego.

La situación de los videojuegos publicitarios hoy en día

Si bien no hay ya muchos ejemplos de títulos de mascotas publicitarias en los últimos años (quizá a excepción de ese horrendo Sneak King obra de Burger King), hoy en día los videojuegos publicitarios parecen estar dominados mayoritariamente por la industria del cine. Cada nuevo blockbuster de Hollywood viene acompañado del videojuego correspondiente, esto es una especie de ley no escrita que pocas veces falla.

Sin embargo, el concepto de videojuegos basados en películas no es nuevo. Ahí está E.T., considerado por muchos el peor videojuego de la historia. Y sin embargo, si hoy tienes un cartucho de Atari 2600 de este título podrías venderlo por una buena cantidad de dinero en Internet.

Algunos de los mejores títulos con sabor cinematográfico que hemos podido ver en los últimos años incluyen Spider-Man 2 y X-Men Origins: Wolverine Uncaged, ambos de la era de PS2. La saga El Señor de los Anillos también ha tenido su representación en el mundo de los videojuegos, así como Las Crónicas de Riddick o James Bond con el Goldeneye 007 de Nintendo 64. Este último título está considerado como el mejor videojuego basado en una película de todos los tiempos según se ha publicado en medios como Dorklyst.

Mark editada con licencia CC BY-SA 2.0

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?