BizPhone permite usar tu terminal propio como el laboral

El operador Masvoz ha puesto en el mercado una aplicación que facilita las comunicaciones del empleado, pero que deterioran las del trabajador, se llama BizPhone.

La aplicación ha sido creada para que los trabajadores que contrates no te generen determinados consumos como la compra de un nuevo terminal con su número de trabajo y correspondiente permanencia. Esta aplicación permite que los trabajadores puedan usar su propio teléfono como si fuera el de la empresa.

La empresa asume directamente el coste de las llamadas, que pueden resultarle hasta un 80 por ciento más baratas, cómodamente, y sin cláusulas de permanencia ni gestiones innecesarias. Cuando la empresa se da de alta en BizPhone, tiene que autorizar a los trabajadores para que puedan utilizar la aplicación y empezar a realizar las llamadas laborales desde su teléfono a coste de la empresa.

Por otra parte, el trabajador puede desarrollar su trabajo con mayor comodidad, pues se evita tener que cargar con dos dispositivos, beneficiándose además de todas las funcionalidades de una centralita avanzada.

Utilizando esta aplicación, pueden realizar llamadas de trabajo desde sus teléfonos particulares, pero mostrando el número de teléfono laboral asignado (el número personal queda protegido). Pueden también recibir llamadas a ese número y configurar horarios, respuestas automáticas, desvíos, etc. 

BYOD en la telefonía móvil

BYOD (Bring Your Own Device) pretende fomentar que los empleados usen sus propios dispositivos móviles como herramienta de trabajo, un informe de Gartner, pronostica que el 38 por ciento de las empresas dejarán de proporcionar dispositivos móviles a sus empleados en 2016 y en 2017 la mitad de los profesionales utilizará sus recursos personales para trabajar. 

La controversia se presenta a la hora de evaluar las ventajas y para ambos lados de la ecuación.

Empresa

  • Ahorro: La empresa se ahorra los costes de adquisición de dispositivos móviles.
  • Comodidad: Desaparece la necesidad de gestionar los terminales móviles de los empleados.
  • Libertad: Sin las cláusulas de permanencia habituales de los operadores tradicionales.
  • Agilidad: La activación y el alta de nuevos empleados es inmediata, así como su desactivación.
  • Flexibilidad: El número de empleados autorizados se adapta a las necesidades puntuales.
  • Configuración: Todas las opciones de una centralita avanzada.
  • Personalización: Se puede obtener una versión personalizada de la APP para la empresa.

Empleado

  • Usabilidad: Utiliza su propio dispositivo móvil, con el cual ya está familiarizado. 
  • Comodidad: Deja de necesitar 2 móviles.
  • Sin intrusismo: Las llamadas de trabajo no aparecerán en ningún caso en su factura personal de telefonía móvil.
  • Privacidad: Su número personal queda protegido. Se le asignará un número de teléfono propio para las llamadas de trabajo y ese será el que verán los destinatarios y al cual podrán devolver las llamadas.
  • Configuración: Posibilidad de restringir sus horarios de recepción de llamadas, buzones de voz, respuestas automáticas, etc.

Conclusiones y opinión

La parte negativa de este servicio, de cara al usuario o trabajador, es el desgaste que se produce en el terminal. Yo tengo para mi uso personal un teléfono de alta gama y lo pongo a disposición de la empresa, el uso será más intensivo y el desgaste y probabilidad de caídas, humedad o cualquier otro accidente se multiplica. Este coste es para mi.

Por otro lado, la empresa tiene acceso a mis llamadas para su revisión, es la cesión de mi agenda y actividad social al empleador.

Puede ser un servicio que sea rentable para el empresario en una pequeña empresa, pero yo no estaría dispuesta a ceder mi terminal o mi privacidad por llevar un único terminal encima.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?