Broken Reality

¿Alguien se acuerda de los juegos en 3D de finales del siglo XX y principios del XXI? Aquella época confusa que se movía entre las dos y las tres dimensiones, en la que los glitches en algunos títulos eran tan espeluznantes que podías estar cayendo al vacío durante horas y en la que tanto los píxeles como la colorimetría todavía distaban mucho de ser lo que son hoy. Y sin embargo, a quienes vivimos aquellos años como parte de una incipiente comunidad gamer nos parecía que aquello era lo más de lo más. Nada podía reemplazar a aquellos videojuegos en aquel momento, aunque años más tarde vimos que sí se podía —y que incluso se podía mejorar—.

Precisamente como un tributo a esos títulos llenos de bugs y glitches existe un engendro digital que ha adoptado la forma de un videojuego que a primera vista parece estar plagado de ellos, que nos llevará de nuevo a aquel fin y principio del nuevo milenio, al abandono de los gráficos pixelados en favor de los polígonos y que incluso jugará con los inicios de Internet y Second Life. Bienvenidos a Broken Reality:

Si después de ver el teaser te sientes confuso y no estás muy seguro de qué es lo que acaba de pasar ante tus ojos, no te preocupes. Sigue leyendo, que nosotros te explicamos de qué va todo esto.

¿Qué es exactamente Broken Reality?

Por ponerlo en pocas palabras, Broken Reality es una aventura gráfica en primera persona al estilo de Riven o Myst que se sitúa en una reinterpretación en 3D del Internet de finales de los 90 y principios del 2000. Dentro de este mundo podrás explorar una red de niveles interconectados, cada uno de ellos representando a un tipo distinto de web.

Esto significa que podremos encontrar blogs, salas de chat, redes sociales y demás. Cada una de estas zonas contará con distintas mecánicas de juego y podremos movernos atrás y adelante entre ellas siempre que queramos, consiguiendo desbloquear nuevas áreas dentro de cada una mediante el uso de distintas herramientas. Y todo ello con una amalgama de colores que pueden poner al más pintado al borde de la epilepsia.

Las redes sociales también aparecen en Broken RealityLas redes sociales también aparecen en Broken Reality

El juego, por cierto, es obra de un estudio independiente con base en México y compuesto por Galamut Shaku, Sebastián Covacevich y Rodrigo Saco. El juego apareció como una especie de collage artístico pasado de vueltas, que se disfrazaba de falsos anuncios a lo MySpace tras los que se ocultaba esta obra. No se supo nada del proyecto durante mucho tiempo, hasta que resurgió el pasado mes de agosto al llegar a Kickstarter.

El aspecto social es muy importante dentro de Broken Reality. En el juego nos encontraremos con los avatares de muchos extraños que andan sueltos por esta versión de Internet, con los que deberemos interactuar para progresar.

Hablando de progresar en el juego, no existe un final predefinido. Los creadores de Broken Reality quieren que los jugadores encuentren cada uno su propio final a base de explorar este mundo interconectado desde el minuto cero. Cada una de nuestras acciones nos llevará a un tipo de final o a otro, aunque según sus creadores algunos finales requerirán condiciones mucho más específicas que otros.

El púrpura es el color que predomina en el juegoEl púrpura es el color que predomina en el juego

Broken Reality no seduce en Kickstarter

No es ninguna novedad que los videojuegos independientes busquen plataformas de crowdfunding para financiarse. En este sentido Broken Reality no se diferencia de otros proyectos creados al margen de las majors. Sin embargo, el juego lleva en Kickstarter desde el pasado 31 de agosto y sólo ha recaudado algo menos de 6.000 dólares en dos semanas, muy lejos de los 35.000 que necesita para seguir adelante.

A pesar de contar con interesantes recompensas para quienes lo apoyen —como camisetas del juego, copias libres de DRM, copias digitales de su banda sonora y etcétera—, parece que por ahora este título no consigue seducir a los suficientes mecenas como para lograr toda la financiación que necesita. En cualquier caso, se ha anunciado una demo de Broken Reality para 2017 —que podría no llegar nunca en caso de que no se consigan los objetivos económicos—, y si deseas apoyar su financiación puedes hacerlo desde aquí.

Para encontrar más información sobre el juego puedes visitar su web oficial.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?