¿Cómo se detectan las pruebas nucleares?

Bomba. Explosión nuclear
Las pruebas de Corea del Norte han puesto las pruebas con bombas nucleares en portada de todos los medios, ¿sabes qué tecnología se utiliza para seguir el rastro a estas explosiones?

Las autoridades de Corea del Norte aseguran que han tenido éxito en su primera prueba con una bomba de hidrógeno, sin embargo, expertos de todas partes de la Tierra no acaban de creer la versión de los norcoreanos al comparar las mediciones obtenidas de las pruebas con otros tests que se han hecho a lo largo de las últimas décadas bajo tierra.

Más datos confirmarán en los próximos días si efectivamente Corea del Norte posee la bomba de hidrógeno, bomba H o bomba termonuclear, y ha violado de nuevo acuerdos internacionales, pero, ¿os habéis preguntado alguna vez qué tecnología se usa para detectar las explosiones nucleares? ¿Incluso bajo Tierra?

4 pasos para detectar, confirmar y medir una explosión nuclear

Los movimientos sísmicos de la Tierra tras la explosión fueron las primeras pruebas de la detonación de una bomba en Corea del Norte, ¿pero cómo distinguir su fiereza nuclear o incluso separarla de un terremoto? El Sistema Internacional de Vigilancia (International Monitoring System) cuenta con estaciones repartidas por todo el mundo que son capaces de medir eventos en el aire, el agua y bajo la tierra.

El SIV es la herramienta que utiliza/utilizará la Organización del Tratado de prohibición completa de los ensayos nucleares, que entrará en vigor en cuanto todos los estados firmen y ratifiquen el tratado. Por el momento, 41 de los 44 lo han firmado y 36 lo han ratificado. India, Corea del Norte y Pakistán no han firmado, mientras que China, Egipto, Irán, Israel y Estados Unidos no lo han ratificado. Se entiende el porqué Corea del Norte figura en esa lista.

Todas las detonaciones provocan una gran cantidad de energía (en forma de ondas de choque que viajan a la velocidad del sonido) y las estaciones de sismología, hidroacústica e infrasonido captan las ondas que se derivan de ellas. Da igual donde tenga lugar la explosión (por debajo o por encima de la superficie o en el mar), las ondas viajan en todas direcciones, y las medidas tomadas por las sondas y micrófonos instalados son capaces de triangular el lugar exacto del impacto según la fuerza de las mismas, así como el momento en el que tuvo lugar la detonación y diferentes datos de su potencia.

Hay 170 estaciones sismológicas, 11 hidroacústicas, 60 de infrasonidos y 80 con radionúclidos repartidas por todo el mundo. 27 captaron el evento en Corea del Norte. La explosión se registró como un terremoto de 5.1, pero a un nivel bajo tierra que no concuerda con un terremoto natural, que por lo general, se dan a una profundidad mayor y con una virulencia distinta (como se ve en los gráficos del vídeo anterior). Por la información recogida, está claro que se trataba de una bomba, pero otros parámetros recopilados, como su potencia, contradicen que sea una termonuclear.

Estas mismas estaciones sirven para recoger información de tormentas, terremotos, erupciones volcánicas, impactos de meteorito o el lanzamiento de un cohete espacial. Las explosiones nucleares son los eventos más violentos por lo que no es difícil diferenciarlos, a excepción de los que ocurren bajo tierra si lo hacen en sitios que puedan contener el impacto de la explosión, la cosa se complica.

Lee también: Mapa interactivo: los objetivos nucleares secretos de EE.UU. en los 50

Es por ello, que un cuarto tipo de tecnología es necesario para asegurar que podemos hablar de una explosión nuclear, las estaciones con radionúclidos, capaces de captar las partículas radioactivas que desprende una explosión de este tipo.

Cuando todo esto falla, versiones portátiles de estas tecnologías para hacer las mediciones en persona suelen arrojar luz a las dudas, pero un país que hace pruebas prohibidas internacionalmente con armas tan poderosas como una bomba de hidrógeno, no va abrir sus puertas a inspectores, que de otra manera tendrán que asumir un gran riesgo y hacer un trabajo de manera ilegal.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?