Google Allo

El mundo de las aplicaciones de mensajería móvil es una selva donde distintos clientes compiten por un puesto en la cima que está más que disputado. Por ahora el rey indiscutible del cotarro es WhatsApp, con Telegram como segunda en discordia y otras como LINE o WeChat que, en España al menos, intentan mantenerse no muy lejos de las dos principales. Ahora, para terminar de añadir más competidores a este mercado, llega Google Allo, el “WhatsApp de Google”. En el pasado la empresa de Mountain View ya intentó aportar su granito de arena en el terreno de la mensajería instantánea con Hangouts que, a pesar de ser una buena alternativa, no acabó de cuajar en nuestro país.

Allo se presentó ayer, mencionando como principal diferencia con respecto a sus competidores la incorporación de un asistente personal llamado Google Assistant, similar a Siri de Apple y que funciona en todo momento. Este Assistant no es más que un bot con el que podremos hablar en todo momento, que nos ofrecerá búsquedas relevantes en base a lo que nosotros le indiquemos.

Por ahora sólo se puede interactuar con Google Assistant en inglés, pero teniendo en cuenta que la app irá llegando de forma gradual a los dispositivos —a través de Google Play sólo se puede realizar un registro para conseguirla— esperamos que cuando por fin se haya conseguido desplegarla totalmente ya se pueda usar el asistente en castellano.

Pantalla de contactos y cámara de Google AlloPantalla de contactos y cámara de Google Allo

Así funciona Google Allo

Google Allo en sí no se diferencia mucho de cualquier otra aplicación de mensajería. Podremos hablar mediante mensajes con nuestros contactos, podremos enviar stickers como en Facebook Messenger y Telegram e incluso podremos usar Google Assistant como si se tratase de un bot cualquiera.

En cuanto a descargar Google Allo, hasta hace nada la única forma de descargarla era recurrir a APK Mirror, aunque había que tener en cuenta el tipo de arquitectura que usa el procesador de nuestro teléfono móvil y la resolución de pantalla antes de descargarlo. En el enlace que tienes algo más arriba te lo hemos puesto mucho más fácil, ya que no tendrás que pensar en nada de eso: sólo conseguir el archivo e instalarlo.

Una vez tengamos el archivo APK descargado, con la ayuda de un explorador de archivos vamos a donde lo tengamos guardado y lo instalamos de forma manual pulsando en él. Para esto recordamos que es necesario tener activada la instalación desde orígenes desconocidos.

Galería de imágenes y de stickersGalería de imágenes y de stickers

Usando Google Allo, fácil y sencillo

En muchos aspectos Google Allo se comporta como cualquier aplicación de mensajería. Cuando iniciemos sesión en ella tendremos que autenticarnos con nuestro número de teléfono —al igual que ya hacen WhatsApp o Telegram—. Cuando lo hagamos recibiremos un código que nos servirá para autenticarnos en la app.

Cuando estemos dentro veremos un chat directo con Google Assistant que ya está abierto por defecto. De esto hablaremos más adelante. Si pulsamos el botón del mensaje podremos hablar con nuestros contactos —que por ahora no deberían ser demasiados—. Aquí tendremos todos los trucos que cabe esperar en una app de estas características. Si abrimos una conversación con alguien y pulsamos en la cruz podremos añadir fotos tomadas en el momento, imágenes de nuestra galería, stickers o enviar una ubicación.

Podremos iniciar chats en modo incógnito —que contienen mensajes que se autodestruirán y que obligarán a acceder a la conversación para leerlos, entre otras cosas—, que no almacenarán nuestros mensajes y ni siquiera nos permitirán hacer una captura de pantalla de la conversación. De hecho esta es la única contribución a la privacidad de Google Allo, ya que de lo contrario —y según Edward Snowden— estamos más expuestos con Google Allo incluso que con WhatsApp.

Hasta aquí nada que no hayamos visto o probado hasta la fecha, pero la carta para triunfar de Google Allo es otra.

Google Assistant, la gran baza de Google Allo

Cuando eres la empresa que tiene el buscador de Internet más grande del mundo a su disposición porque básicamente lo desarrollas, está claro que harás que sea una parte integral de Allo. No sólo contarás con un chat dedicado para poder hablar directamente con el asistente y consultarle cualquier cosa, sino que además podrás invocarlo en cualquier momento de la conversación escribiendo @google mientras hablas con uno de tus contactos.

Google AssistantGoogle Assistant

El asistente aprende de nosotros. Esto significa que aunque de momento no nos entregue las respuestas que nosotros esperamos con el tiempo lo hará, ya que aprende del usuario. También podremos enviarle una nota de voz para que, mediante un sistema de reconocimiento vocal, identifique la pregunta que le hemos hecho para presentarnos una tarjeta con los datos más básicos.

Otra de las cosas interesantes que incorpora Allo en el chat con el asistente de Google es el apartado de las respuestas rápidas. Cuando interactuamos con el asistente pidiéndole algo, tras devolver lo que considera oportuno, nos ofrece en la parte inferior del chat una serie de botones con unas cuantas respuesta rápidas ya definidas que él interpreta que pueden resultarnos interesantes. En el caso de que así sea, tan solo tenemos que tocar en la que queramos y automáticamente volverá a darnos un resultado, aunque siempre podemos escribir a mano nuestra nueva pregunta.

Google Allo es una idea que viene a intentar competir en un mercado ya saturado. Si bien Google Assistant es una forma de intentar innovar y de refrescar un poco, conseguir entrar en un mercado con dos grandes apps que lo copan todo y que ya tiene su sitio ganado es cuanto menos difícil. Veremos qué logra Google durante esta aventura.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?