Crisis Theory, el juego que evidencia los fallos del capitalismo

Capitalismo
Un juego que toma el capitalismo como hilo conductor no es nada nuevo, pero sí que intente mostrar sus puntos débiles. Eso es lo que propone Crisis Theory

Según el filósofo Karl Marx el capitalismo se compone de tres elementos: colonialismo, deuda pública y expropiación. Estos tres elementos son lo que el pensador alemán llamó "formas primitivas de acumulación" y conforman "el espíritu más fundamental del capitalismo". Este sistema económico que rige los mercados a nivel mundial fue definido por el autor de El Capital y el Manifiesto Comunista como "la acumulación de capital, persiguiendo la obtención de beneficios cueste lo que cueste". Ahora cojamos toda esta palabrería filósofo-económica y aunémosla con la moda actual de hacer simuladores de absolutamente todo, y lo que obtendremos es una propuesta muy interesante.

El desarrollador independiente David Cribb nos trae una especie de Capitalism Simulator en la forma del juego Crisis Theory, en donde nos convertiremos en ese espíritu fundamental del capitalismo que nombramos antes. Nuestra actividad como un ente capitalista pasará por varias fases:

  1. Una inversión inicial de capital en mano de obra o un medio de producción.
  2. Al usar dicho medio de producción o la mano de obra combinada con la tecnología se crea una mercancía.
  3. Esa mercancía debe comprarse por parte de otros trabajadores o capitalistas para sacar algún beneficio, que después vuelve al inicio del ciclo para continuar con el proceso.

Como la representación más pura del capitalismo tendremos un único objetivo: sacar beneficios. Puede parecer simple pero, según el creador del juego, Crisis Theory está lleno de contradicciones, que son el núcleo de las crisis a las que tendrá que enfrentarse el jugador.

Gameplay de Crisis TheoryGameplay de Crisis Theory

Crisis Theory ofrece controles simples para un concepto complicado

Con todo lo sesudo y complicado que puede llegar a ser un tema como la economía, Crisis Theory controla todo lo que pasa in-game con sólo cinco botones. Sólo cinco botones para evitar que el sistema se colapse y entre en un proceso de crisis.

A través de estos botones se controla cómo se complementan los medios de producción y la mano de obra. Cuando te quedas sin recursos tienes que pulsar un botón para conseguir más. Con otro animarás al Estado para que ofrezca un incentivo a los trabajadores o a la reserva capitalista. Y si nada de eso funciona, volvemos a nombrar las formas primitivas de acumulación: colonialismo, deuda pública y expropiación.

La velocidad a la que funciona todo el proceso se incrementa conforme progresa el juego. Al principio todo va muy lento, pero pronto el ritmo acelera y acaba casi por sobrepasar al jugador, que pronto se verá obligado a tomar decisiones. Incluso entonces hay algo que debe quedar muy claro: es imposible ganar este juego.

En algún momento el jugador caerá en una de cuatro crisis posibles: una crisis natural causada por la explotación de recursos naturales, una de reducción de beneficios si los obreros se vuelven muy poderosos, una derivada del gasto si se invierte mucho en medios de producción o una de oferta-demanda si los trabajadores no pueden comprar las mercancías que se producen.

Pantalla de crisis en Crisis TheoryPantalla de crisis en Crisis Theory

Crisis Theory intenta demostrar algo

El juego de David Cribb quiere demostrar la crisis en la Teoría de la Acumulación de Marx. Es un tema que muchos autores han cubierto según se puede leer en Kill Screen y que parece adecuado a un juego de estas características.

El aumento de velocidad y el volumen de capital que circula actúa como una especie de curva de dificultad incorporada. (David Cribb, creador de Crisis Theory)

Este título no sólo estaría dirigido a jugadores que quieran encontrar algo nuevo, sino también a personas que no tienen experiencia previa con videojuegos o que quieran usarlo con fines educativos. Por otra parte, Cribb está bastante seguro de que probablemente su público no estará formado por estudiosos de la obra de Marx, sino "personas de izquierdas que quieran una mejor comprensión de sus teorías".

Con un poco de suerte el juego podrá ofrecer una perspectiva general de algunas de las contradicciones claves del capitalismo, aunque lo ideal sería animar a la gente a buscar el material original para una comprensión más detallada. (David Cribb, creador de Crisis Theory)

Conforme Crisis Theory avance es más que probable que haya que recurrir a los botones de acumulación primitiva de forma casi constante. Es el punto de partida de todo, pero también una forma de aumentar el capital que circula, aunque por un precio que se puede traducir en:

  • Imperialismo.
  • Colonialismo.
  • Aumento de la deuda pública.
  • Expropiación.

Puedes descargar Crisis Theory desde itch.io.

Capitalism, un antepasado de Crisis Theory

Crisis Theory aporta una visión sobre el capitalismo muy interesante, pero este tema se ha sobreexplotado en los juegos desde hace tiempo. Incluso existe un título que lo lleva como leit motiv de entrada.

Los chicos de Interactive Magic publicaron en 1995 un juego para MS-DOS llamado Capitalism, vendido como un simulador de negocios. A este título se podía jugar de dos maneras: con un escenario predefinido con un objetivo fijado, o crear un negocio desde cero.

El modelo de negocio más común en Capitalism son las tiendas, aunque el jugador puede meterse en el segmento del mercado que considere oportuno. Entre ellos se puede encontrar la fabricación, que a su estrategia añade otras consideraciones como proveedores y materias primas.

También se puede llevar un negocio de I+D como única fuente de ingresos o junto con otras operaciones, como tiendas o fábricas. Esto también sirve para mejorar el producto del jugador construyendo nuevas tecnologías. Lo único malo que tiene I+D son sus procesos de duración: pueden ir de 6 meses a 10 años en la línea temporal del juego y es mayor conforme más recursos se deben destinar a investigar.

En su momento la recepción de Capitalism fue muy buena, con algunas revistas de la época como PC Gamer llegando a decir que se trataba del "simulador económico más realista del mercado y uno de los mejores juegos de estrategia económica de todos los tiempos".

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?