De la legalización de los memes a los juzgados especializados: promesas tecnológicas para el 20D

Una joven a punto de depositar su voto en unas elecciones españolas
¿Qué prometen los partidos políticos en materia tecnológica? Analizamos los programas para las elecciones del 20D de PP, PSOE, Cs, Podemos y Unidad Popular en busca de propuestas sobre tecnologías de la información, cultura digital y sociedad en red

Con la campaña electoral para las elecciones generales del próximo 20 de diciembre en su recta final, los partidos políticos españoles se afanan en convencer a los votantes con sus propuestas. Los programas electorales corren todavía de buzón en buzón, tanto convencional como electrónico, y en Malavida queremos fijarnos en aquellos compromisos que incumben a las tecnologías de la información y la comunicación, la red en general, las redes sociales y todo aquello que tenga que ver con este mundo.

Las nuevas tecnologías tienen cada vez más peso y requieren de políticas que las potencien

De acuerdo a los datos del INE, el 74,4 % de los hogares españoles disponía el pasado año de conexión a Internet y más de la mitad de la población, el 51,1 % concretamente, participaba en redes sociales. España, además, terminó el 2014 con un parque de líneas móviles de más de 50 millones, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, y fue en el segundo trimestre del mismo año el decimocuarto de la OCDE en cuanto a penetración de Internet móvil, con 73,31 conexiones contratadas por cada centenar de ciudadanos.

Con estas cifras, es más que evidente la gran importancia que tienen las TIC en la sociedad actual, la rápida y amplia implantación que han tenido y lo necesario que se hace ofrecer garantías, protección y marco regulatorio allá donde sea necesario. Porque no solamente son números de conexiones o dispositivos, son el surgimiento de nuevas formas de comunicación y participaciones, nuevos bienes no tan tangibles como los convencionales y servicios que son completamente nuevos. Y con esto futuro, además, es más conveniente que nunca eliminar la brecha digital.

Hemos analizado las propuestas de los programas electorales de los cinco principales partidos políticos con posibilidades de formar un gobierno según el CIS y nos hemos puesto en contacto con ellos. Esto es lo que hemos encontrado, lo que nos han contado y lo que no.

Partido Popular

El Partido Popular, con Mariano Rajoy al frente como candidato a la presidencia del Gobierno, sienta un contexto de las mejoras en materia de conexiones para presentar su programa relativo a nuevas tecnologías.

Desde la adopción de la denominada agenda digital en el año 2012, el partido en el gobierno da cuenta con datos de que en esta legislatura España se ha colocado como uno de los países con mejores telecomunicaciones y que «lleva camino de tener las mejores redes de ultra alta capacidad (fibra y móvil) de Europa». Por ejemplo, indica que el 80 % de la población dispone de cobertura 4G cuando hace tres años era inexistente o que somos el país del continente con mayor despliegue de fibra con más de 20 millones de accesos.

Mariano Rajoy hablando para los medios de comunicaciónMariano Rajoy hablando para los medios de comunicación / Fotografía de European People's Party editada con licencia CC BY 2.0

Tras estos datos, los populares centran su compromiso en materia de economía y sociedad digital en tres áreas:

Modernización de las redes y todos los colegios con 12,5 megas de conexión

El proyecto del PP asevera en el despliegue de redes comprometiéndose a «universalizar la cobertura de la telefonía móvil 4G» y llevar las conexiones mediante fibra óptica a todas las localidades españolas con más de 5.000 habitantes en los próximos cuatro años.

Asegura, además, conexión a 100 megabits por segundo (12,5 megas) para todos los colegios de España, «conectividad ultrarrápida a los centros de salud y bibliotecas» y la creación de un plan de conectividad para ciudadanos, pymes y autónomos que no dispongan de cobertura de redes fijas convencionales.

Llama la atención que cuando hablan de la conectividad de los centros educativos digan «conexión a internet ultrarrápida» cuando se especifican «al menos 100 megabits/s», lo que son como decíamos antes 12,5 megabytes por segundo sin más especificación. Si se tratase de una transferencia simétrica, sí podríamos hablar de una «ultrarrapidez», pero si no, esta sería bastante relativa.

Por otro lado, además, cabe destacar que la medida es difícil de cumplir dada la inexistencia de este tipo de conexiones en zonas rurales donde, naturalmente, también hay colegios.

Las TIC en los servicios públicos y la protección digital del ciudadano, ¿pero cómo?

145 'smart cities' con el PP

En cuanto a la oferta de servicios públicos a los ciudadanos mediante el uso de nuevas tecnología, el programa de los de Génova incluye la transformación de las ciudades de más de 50.000 habitantes en smart cities y la transformación en islas inteligentes de los archipiélagos de Baleares y Canarias. El objetivo concreto de esta conversión, es mejorar mediante cuantificación la movilidad urbana, el medio ambiente y los servicios prestados desde la administración.

Se hace especial hincapié en la realización de todos los trámites administrativos a través de dispositivos móviles así como la coordinación de instituciones a la hora de compartir los desarrollos tecnológicos que pongan en marcha.

Por otro lado, se indica sin mayor concreción la adopción de «medidas legales para proteger la seguridad de los datos personales y la privacidad de los usuarios de internet» en coordinación con Europa y el proveer a padres y profesores herramientas que protejan a los menores en Internet. Necesitaríamos más datos, que no han sido ofrecidos, para juzgar correctamente.

Desarrollo de la economía digital con intervenciones directas

Finalmente, el programa electoral del Partido Popular se acerca al ámbito empresarial para prometer un plan centrado en pymes que generalice su presencia en plataformas de comercio electrónico, otro para la formación de trabajadores en competencias digital, un tercero para apoyar de forma integral a los emprendedores del mundo digital y un cuarto que impulse tecnologías de traducción automática. Se añade a este apartado, además, continuar alfabetizando digitalmente en colaboración con distintos sectores, sin ningún detalle más concreto.

El Partido Popular, más allá de referenciarnos las secciones del programa electoral relativas a los temas que nos ocupa, no ha ofrecido valoraciones concretas.

Partido Socialista Obrero Español

El Partido Socialista Obrero Español, en cuanto a la sociedad del conocimiento y en red, apunta que España tiene a día de hoy dos tareas básicas pendientes: «trasladar los beneficios de Internet a la vida cotidiana de la ciudadanía, impulsando un verdadero espacio económico y social digital» por un lado, y «disminuir la brecha digital social, generacional, económica, de género y geográfica –especialmente entre el ámbito rural y urbano–».

Pedro Sánchez, del PSOE, saludando en un mitin de campañaPedro Sánchez, del PSOE, saludando en un mitin de campaña / Fotografía de Emiliano García-Page Sánchez editada con licencia CC BY-SA 2.0

Estos retos fundamentales que el partido dirigido por Pedro Sánchez coloca sobre el horizonte, se materializan en una batería de propuestas concretas que podríamos clasificar en cuatro bloques:

Enseñar a la ciudadanía las bondades de las nuevas tecnologías

Del programa electoral del PSOE se desprende la vital importancia que para el partido tiene la educación y promoción de las nuevas tecnologías entre la población, especialmente la más ajena y con limitaciones a ellas.

Abogan por la puesta en marcha de una estrategia global para «potenciar el conocimiento en la sociedad red», con centros públicos en el ámbito urbano y rural en el que brindar el acceso a este conocimiento y el aprendizaje necesario para desenvolverse en él. Proponen planes de choque para reducir la brecha digital en colaboración con comunidades autónomas y el sector TIC, educar digitalmente a personas mayores y otros colectivos en riesgo de exclusión digital, así como promover la transformación digital del sistema educativo y el aprovechamiento de esta clase de recursos.

Intento de solución para el Canon AEDE o Tasa Google

Estas medidas tendrían salida con la creación de planes de educación digital en los ámbitos descritos, pero sin medidas concretas, plazos o dotaciones económicas. Al fin y al cabo, intenciones solamente.

Sin embargo, en este apartado merece especial atención un punto, el que establece la puesta en funcionamiento de «un plan soporte a la transformación y adaptación de los medios de comunicación». ¿El objetivo?

La consecución de un acuerdo entre agregadores de noticias y medios de comunicación, salvaguardando los derechos a la información de la ciudadanía.

Básicamente, intentar solucionar el gran embrollo causado por el Canon AEDE y la Tasa Google, aunque como vemos la propuesta carece de detalles concretos y no se especificaría si se optaría preferentemente sobre una derogación o una reforma, por ejemplo.

Las TIC en el ámbito público y el libre acceso a sus contenidos

El PSOE, en esta materia, defiende crear una estrategia denominada Plan para el Conocimiento Público, Accesible y Universal en Red, en el que se compartirá de forma libre, «en formatos libres y reutilizables», los estudios, libros, investigaciones y otros contenidos generados por la Administración General del Estado.

Del mismo modo, se impulsarán las colaboraciones de la administración con «espacios que generan, agregan y permiten el acceso al conocimiento libre, abierto, compartido y de calidad en la red», se promoverá el uso de fuentes abiertas en el ámbito público y se fomentará, mediante datos abiertos, la participación de la ciudadanía en asuntos que incuban al Estado.

Facilitación del acceso a las TIC e Internet

Finalmente, los socialistas proponen de cara a la nueva legislatura facilitar en colaboración con las comunidades autónomas el acceso a la red en todas las zonas rurales, donde ahora es una odisea disponer de una conexión en condiciones;  poner en marcha las medidas que sean necesarias para «ofrecer acceso en todo el territorio a banda ancha de calidad» garantizando una igualdad de oportunidades; y como último punto, promover un precio asequible de acceso a Internet que nos sitúe en la media de los países de la Unión Europea.

Creación de una ley de derechos digitales

Todas estas medidas propuestas por el PSOE, se fundamentan en gran medida en una ley que quieren aprobar, una que regule el desarrollo de lo que, ellos han llamado, «derechos digitales».

Esta legislación establecería el derecho a la formación digital, el derecho a la neutralidad de la red, el derecho a la privacidad y la protección de datos personales, el derecho a la seguridad y secreto absoluto de las comunicaciones electrónicas y los datos que circulan por la red, el derecho a la reparación y rectificación al honor en la red, el derecho al conocimiento, acceso y reutilización de los datos generados y en poder de las administraciones públicas, el derecho a la gestión del patrimonio y la huella digital y el derecho al olvido, que ya había comenzado a ser regulado.

Los socialistas, más allá de referenciarnos al programa electoral al igual que ha hecho el Partido Popular, no nos han ofrecido ninguna otra valoración sobre estas materias.

Ciudadanos

Ciudadanos, el partido político encabezado por Albert Rivera, aborda de una forma algo más escueta que la media de partidos las cuestiones referidas a nuevas tecnologías, telecomunicaciones y tecnologías de la información. E igualmente, como casi todos los partidos, no ahonda en compromisos concretos más allá de verbos vagos.

Albert Rivera, de Ciudadanos, en una conferenciaAlbert Rivera, de Ciudadanos, en una conferencia / Fotografía de Contando Estrelas editada con licencia CC BY-SA 2.0

Una frase para las telecomunicaciones y las TIC

En el gran pacto por las infraestructuras que propone Ciudadanos en su programa electoral, con planes nacionales hechos desde el consenso con al menos dos décadas de duración según apuntan, solamente se dedica una oración a las telecomunicaciones y tecnologías de la información:

En materia de redes de telecomunicaciones y TIC’s, abordando las actuaciones que promuevan el desarrollo y fácil accesibilidad a las mismas, y que supongan un crecimiento de los elementos colaborativos, así como una mayor transparencia en el acceso a la información.

Palabras más que vacías de contenido concreto que contrastan con lo importante que ha sido la tecnología en su nacimiento.

Especial atención al sector del videojuego

Estableciendo la cultura como columna vertebral de un país e incluyendo de forma acertada a los videojuegos dentro de ella, Ciudadanos sí detalla un poco qué medidas pretende acometer en esta industria.

La formación naranja indica que, siendo este sector uno de los que tiene mayor capacidad de crecimiento dentro del ámbito cultural, requiere del apoyo de la administración en su internacionalización a través de ferias y en la concentración de la actividad en centros de desarrollo tecnológico ya existentes.

A estas dos intenciones, se suma según Ciudadanos la necesidad de una mayor protección de los derechos, que se comprometen a realizar, y la elaboración de un catálogo de videojuegos hechos por españoles.

Ninguna de estas cuatro propuestas se detalla a nivel económico, de plazos o hechos concretos.

Creación de juzgados especializados en nuevas tecnologías

Por último, los de Albert Rivera abogan por la creación de juzgados especializados en nuevas tecnologías que sean dotados de los medios adecuados para perseguir, por ejemplo, la piratería.

Estas sedes judiciales estarían enmarcadas dentro de los juzgados de patentes y marcas, propiedad intelectual, competencia desleal y de la defensa de la competencia y la publicidad que propone en su reforma de composición de órganos jurisdiccionales.

Al igual que con el resto de partidos, Malavida se puso en contacto con Ciudadanos sin recibir respuestas, profundizaciones o valoraciones, a la hora de publicación de este artículo, sobre estas propuestas tecnológicas.

Podemos

Podemos, el partido político liderado por Pablo Iglesias, ha sido uno de los que ha respondido con mayor concreción a las cuestiones realizadas por este medio al respecto de su programa en materia de tecnología y, lo ha hecho, empezando por el principio: el acceso a la red.

Pablo Iglesias, candidato de Podemos, en un mitinPablo Iglesias, candidato de Podemos, en un mitin / Fotografía de Ministerio de Cultura de la Nación Argentina editada con licencia CC BY-SA 2.0

Acceso a Internet como derecho, políticas digitales y cultura abierta

La formación morada asegura entender Internet no como una infraestructura o una opción privada de consumo, sino como «una condición necesaria para el ejercicio de una ciudadanía libre y crítica». Esta es la razón por la cual en su programa de gobierno se busca garantizar el acceso universal y no discriminatorio a la red, mediante coinversión público-privada, así como se asegura la creación de la Secretaría de Estado de Cultura Digital dentro de un nuevo Ministerio de Cultura y Comunicación.

Del mismo modo, estos organismos de la administración pública serían los encargados según aseguran desde Podemos de poner en marcha lo que denominan un Plan Operativo de Fomento de la Cultura Digital. En la práctica, una estrategia que impulsaría modelos de negocio en los que el acceso libre y legal a las obras sea su razón de ser.

Así, la puesta en marcha de la Plataforma Pública de Cultura Abierta, abreviada como PLACA, pondrá a disposición de los ciudadanos contenidos libres de derechos y divulgará los fondos culturales públicos.

De nuevo, y como es habitual en los programas electorales, el compromiso se limita a esta palabras sin establecerse plazos de ejecución u otros pormenores decisivos a la hora de poner en marcha las iniciativas.

El software libre prioritario en la administración

Podemos, a través de la nueva Ley de Propiedad Intelectual que pretenden impulsar si alcanzan responsabilidades de gobierno, se compromete a «priorizar el software libre sobre el privativo en las administraciones públicas cuando existan herramientas libres equivalentes a las propietarias». Asimismo, asegurar que entidades de gestión de derechos «garanticen la posibilidad de la gestión colectiva a todos aquellos creadores que quieran ofrecer sus obras mediante licencias abiertas o libres».

Básicamente, llevar a cabo proyectos ya en marcha en algunas comunidades y administraciones regionales, donde prevalece la utilización de software libre al propietario, y dar la posibilidad garantizada a que los creadores puedan ofrecer sus obras mediante licencias no privativas con cierto control.

El ministro, por cierto, ya estaría decidido:

Adiós canon AEDE/Tasa Google y ley mordaza, hola a los memes legales y gestión directa de datos

En el escrito que el nuevo partido político ha remitido a Malavida, ha dedicado un elaborado párrafo a destacar que dentro de su compromiso digital, Podemos incluye la eliminación del canon AEDE o Tasa Google. Esa suerte de compensación que agregadores de enlaces como Google News o Menéame tendrían que abonar, según la legislación, a los autores de los contenidos a los que enlazan, por tanto, desaparecería al completo.

De la misma forma, dentro de esta nueva ley sobre propiedad intelectual que impulsarían, se ampararía legalmente la creación de memes y otra clase de parodias a partir de obras protegidas, siempre y cuando no tengan ánimo de lucro, que hasta ahora no se encuentran contempladas de forma explícita.

Los memes más legales que nunca

Por último, Podemos asegura que se plantean como prioridad «derogar la Ley de Seguridad Ciudadana o Ley Mordaza», estableciendo además «mecanismos que prohíban el bloqueo, discriminación, restricción o interferencia arbitraria de las actividades de los usuarios de Internet por parte de operadoras de red, proveedores de software y hardware».

La concreción de estas palabras se traduce, según nos indican, en una protección especial de datos de usuarios como los generados a través de aplicaciones de geolocalización y big data, así como en el fomento de herramientas que gestionen la cesión de información de los ciudadanos a los agentes que se aludían en el párrafo anterior: operadoras de red, proveedores de software y hardware.

Creación de la Agencia del Videojuego

Y como colofón a las políticas dedicadas a las nuevas tecnologías, sociedad en red y cultura digital, el grupo del candidato Pablo Iglesias aboga por la creación dentro de su Ministerio de Cultura y Comunicación de la Agencia del Videojuego.

Según aseguran, España, con su potencial de crecimiento en cuanto al desarrollo de videojuegos y con los apoyos adecuados de la administración, puede llegar a ser «un referente de producción de videojuegos en Europa, generando empleo estable y cualificado». Por ello, las políticas de esta agencia irían en conjunto con planes del Ministerio de Industria para fomentar y visibilizar a los estudios por un lado, y atraer inversión y potenciar la exportación a y de los videojuegos por otro.

Unidad Popular-Izquierda Unida

La confluencia de izquierdas liderada por Alberto Garzón y su partido, Izquierda Unida, reúne en su programa electoral una serie de propuestas del ámbito tecnológico encaminadas, sobre todo, a la promoción e impulso de proyectos de carácter abierto y libre.

Unidad Popular defiende el valor del código abierto, el software y el hardware libre y el desarrollo colaborativo entre empresas y usuarios para contener gasto y mejorar la seguridad de las herramientas electrónicas de la administración, así como apoyar la evolución tecnológica y facilitar su acceso a ella.

Alberto Garzón, cabeza de Unidad Popular, en una asamblea de Izquierda UnidaAlberto Garzón, cabeza de Unidad Popular, en una asamblea de Izquierda Unida / Fotografía de IU Andalucía editada con licencia CC BY-SA 2.0

Preferencia por el software y el hardware libre en la administración

Dentro del apartado de modelo sostenible de estado, esta coalición electoral asegura que la administración estatal deberá adoptar «preferiblemente» software libre o de código abierto, cuando no sea posible el primer caso, en todas las instituciones, incluidas las educativas.

El Estado, además, deberá velar por la distribución y difusión de los desarrollos propio de forma abierta y gratuita.

Unidad Popular también asegura que, de alcanzar el Gobierno, promoverá el desarrollo de hardware basado en arquitecturas abiertas. En esta propuesta se incluiría además el apoyo a proyectos con esta filosofía, poniéndose como ejemplo «soluciones industriales, creación de miembros prostéticos, generación de energía, vehículos no contaminantes, etcétera».

Garantizar la neutralidad de la red, aunque sin concreción

En el apartado reservado a los derechos sociales, la formación de Alberto Garzón aboga por garantizar la neutralidad de la red, aunque sin ninguna propuesta concreta, al tiempo que oponerse a la implantación de patentes de software que causasen perjuicio a desarrollos libres.

Todas estas medidas entrarían en su Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, que ya se comprometieron a crear en un acto de reconocimiento a la importancia de la ciencia y los científicos:

Reducción de la brecha digital, impulso de la alfabetización digital y obligatoriedad de estándares de accesibilidad

Las políticas que ayudarán a superar la brecha digital son las que más detalle merecen por parte de Unidad Popular.

Wifi gratis hasta 10 megas

Se asegura la promoción de un acceso público universal a wifi gratuito de hasta 10 Megabits, ampliables; promover la reducción de tarifas de las operadoras en un 25 % hasta equipararnos con los países de la OCDE  y priorizar el derecho al acceso a las infraestructuras de comunicaciones en régimen de concesión.

Las propuestas del ámbito más tecnológico terminan comprometiendo una intensificación de los programas de alfabetización digital, sirviendo las bibliotecas públicas como agentes de esa educación, y la obligatoriedad por parte de empresas, administraciones e instituciones de utilizar estándares de accesibilidad plena en sus páginas web y aplicaciones móviles

Unidad Popular, a esta hora, no ha respondido a las cuestiones planteadas por Malavida al respecto de estos asuntos.

Nuestras conclusiones

Tras haber analizado y desgranado las propuestas de corte techie de PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos e Unidad Popular-Izquierda Unida, llegamos a diferentes conclusiones sobre los programas.

En primer lugar la más obvia: la falta de concreción global. No es ninguna sorpresa, no es nada nuevo, no es ninguna novedad. Los programas electorales son principalmente instrumentos en los que volcar las ideas, las propuestas y promesas de los partidos políticos, pero tradicionalmente no aportan datos importantes sobre ellas. Ni plazos o dotaciones económicas, por ejemplo, que nos darían una idea de esos compromisos reales.

Queremos creer que estos números están en manos de los partidos, sería de inconscientes comprometerte a algo si no sabes que vas a poderlo hacer ni cómo, pero nos gustaría que también estuviese en manos de los electores.

Respecto al resto, destaca cómo los videojuegos se han metido en la agenda de los partidos de la denominada nueva política, como Ciudadanos y Podemos. Son más jóvenes, entienden mejor los nuevos movimientos, las nuevas formas de expresión y, al menos sobre el papel, se preocupan de ellos. Punto para ellos.

La brecha digital también está entre la nueva y la vieja política

Destacada también, comúnmente a la mayoría de los partidos, cómo la reducción de la brecha digital es una prioridad. Desgraciadamente esa brecha y el riesgo de exclusión digital están sumamente presentes en nuestro día a día y, hasta la fecha, partidos con responsabilidad como el PP y el PSOE poco han hecho para que dejen de estarlo. Esperemos que los que ostenten la responsabilidad nacional tras el 20D, adquieran ese compromiso de alfabetización digital y universalización del acceso con más ganas.

Por último, cabe poner el acento sobre derechos digitales, cultura de lo libre y preocupación por los impedimentos en forma de leyes que se les han puesto a las nuevas tecnología. El primer asunto es común a casi todos los partidos, aunque el PSOE quiere asegurarlos con una ley especial y partidos como Podemos y Unidad Popular concretan más un acceso universal a la red. El segundo, de nuevo, lo encontramos en las formaciones de nuevo cuño y en las más progresistas, pretendiendo complejas pero necesarios transformaciones de las administraciones hacia el camino del software libre. El último, una vez más, se circunscribe a los nuevos partidos junto con el PSOE. Retoques en el asunto Canon AEDE y Tasa Google, con la propuesta concreta de derogación de Podemos, y lo mismo con la denominada popularmente como ley mordaza. Y mención especial a Ciudadanos que, según nuestro trabajo, poco ha profundizado.

El 20D también se decide sobre políticas tecnológicas

En general, se observa notablemente como los partidos situados a la izquierda del espectro político y los más nuevos, como apuntábamos, abogan por una red más abierta, más libre y más universal, entendiéndola, en contraposición al PP que, principalmente, habla de infraestructuras y conexiones sin ahondar en preocupaciones reales de los que día a día vivimos en Internet. Esta es otra brecha digital, pero entre partidos e ideologías. 

Ahora, con todos estos datos sobre la mesa y el resto de propuestas en otros ámbitos, resta quedarnos con el partido que más nos guste y actuar en consecuencia. No hay mayor placer que llevar a cabo algo conociendo al máximo posible los detalles. El 20D se decide la España de los próximos cuatro años, también, en materia tecnológica.

Fotografía de Málaga Ahora editada con licencia CC BY-SA 2.0

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?