Internet en China

Hace más de una década, cuando el Internet en China estaba en sus orígenes y disponía de tan solo un par de millones de usuarios el gobierno del país dejó claro que ellos iban a intervenir y que habría un control político sobre todo lo que aconteciera en Internet y tuviese relación directa con los habitantes del país. Los expertos predijeron que este esfuerzo por parte de las autoridades chinas estaba condenado al fracaso, Internet es todo un mundo y nadie puede controlarlo. Ilusos. La realidad, varias décadas después, es un Internet sofocado por el control de un gobierno que es incapaz de darse cuenta de las ventajas sociales y económicas que supone disponer de un Internet libre para la sociedad.

Los avances en tecnología de comunicación plantean una amenaza inequívoca a los regímenes totalitarios en todo el mundo.

Rupert Murdoch

Pero por raro que parezca y a pesar de las percepciones que podamos tener, el Internet chino es uno de los más vibrantes e interesantes en cuanto a movimientos económicos y sociales. Unos 450 millones de usuarios se comunican, compran y entretienen gracias a los servicios de Internet disponibles en el país oriental. Las empresas que operan en este Internet mueven millones de euros al día y su valor económico supera a grandes empresas occidentales.

Internet, sociedad y China: tres conceptos que van de la mano

Hay dos factores que han hecho posible esta situación. Por un lado tenemos el tamaño de China y su población, al ser tan grande hace posible que prolifere un Internet autónomo que no necesite prácticamente de más sociedades externas. Por ejemplo, creas más fácil una comunidad y hay más puntos de vista y conocimientos con 100 personas que con 20 personas. Por otro lado, el gobierno centralizado y totalitario ha conseguido una vigilancia constante y nada tolerante.

Hay formas de saltarse estas restricciones nacionales, puedes conectarte por un VPN o cambiar los DNS, ya te contamos cómo hacerlo. Este tipo de fugas directamente se ignoran por parte del gobierno. Cuando las fugas llegan a ser importantes la cosa cambia, y lo que un hoy te funciona para acceder a Facebook desde China puede que mañana directamente ni exista.

WeChat en ChinaWeChat en China

Como en todo, los extremos no son buenos. Un control absoluto por parte de las autoridades puede provocar un enfurecimiento masivo en la sociedad, la opresión suele venir acompañada de revolución. Pero una libertad total —en el contexto de la sociedad china— puede provocar cambios demasiado radicales para la población que desestabilicen el país, y en su contexto histórico, es lo último que necesita ahora mismo China. Ante estos dos extremos, las autoridades se posicionan de forma moderada limitándose a monitorear constantemente para saber cuándo, cómo y cuánto hay que intervenir.

China como ejemplo para países en desarrollo o totalitarios

Mientras el universo paralelo de China está siendo inevitablemente influenciado por Occidente, lo contrario también ocurre. Vemos cómo en Cuba surge ahora las primeras conexiones decentes a Internet. En Rusia se busca tener acceso a prácticamente todos los datos y en India se exige a Facebook y a Google eliminar material despectivo de sus servidores.

Una versión nacional antes que una internacional

Facebook y Twitter son dos redes sociales que están prohibidas en China, y acceder a ellas es una ardua tarea. Mientras tanto, sus versiones chinas —Renren y Weibo respectivamente— florecen y crecen a ritmo increíble. Google cada día se ve más reducido en cuanto a búsquedas se refiere. Amazon e eBay tienen competidores nacionales demasiado grandes como para conseguir algo.

En el país oriental lo tienen claro, si no se puede controlar una multinacional mejor crear una versión nacional que se base en la misma idea pero que cumpla con los requisitos del gobierno. La experiencia de usuario nos puede parecer horrenda tras conocer las versiones occidentales, pero lo cierto es que estos servicios funcionan de manera increíble en el país asiático.

Baidu si echas en falta Google

Lo primero que necesitamos en Internet es un buen buscador, y ahí Google no tiene competencia, por lo menos en Occidente. Baidu es el primer servicio que nació para sustituir a uno occidental, y lo cierto es que lo ha hecho considerablemente bien. La base de datos que tiene es inmensa, pero nada de lo que hay en ella se le escapa a las autoridades Chinas y todo lo que hay en ella es más que suficiente para un habitante de China que respeta a su gobierno.

Cyber en ChinaCyber en China

Baidu cotiza en Nasdaq desde hace 10 años y a pesar de haberse internacionalizado no se usa fuera de China, no lo necesitan. Sus acciones cada día cotizan más alto para sorpresa de todos y desesperación de los directivos de Google que ven cómo están perdiendo un mercado de millones y millones de personas. ¿Qué puedes hacer ante un competidor tuyo que cuenta con la protección del gobierno?

Renren si echas en falta Facebook

Existen unas cuantas redes sociales en China que buscan imitar a Facebook, pero la que mejor lo consigue es desde luego Renren, con prácticamente las mismas herramientas y estructuras que la red social de Mark Zuckerberg. Con más de 160 millones de usuarios es el lugar por excelencia si echas en falta Facebook.

Weibo si echas en falta Twitter

Weibo es otro de los casos de éxito en Internet que se han producido en China. Con más de 500 millones de usuarios, Weibo busca ser el sustituto de Twitter, y vaya si lo consigue. Una vez más el funcionamiento y la idea es igual que en Twitter, aunque e servicio se ve vitaminado por herramientas extra.

Alibaba si echas en falta Amazon

Jack MaJack Ma

Alibaba es un caso curioso de alternativa china. Y es que a pesar de tener mismo propósito y origen que el resto, ha conseguido expandirse al resto del mundo de una forma espectacular. Sus acciones en bolsa crecen día a día y cada vez más usuarios de todo el mundo compran en esta tienda online. Tienen una ventaja importante, la mayoría de los productos que venden tienen como país de origen la propia China, y nadie mejor que ellos para gestionarlo a precios de risa.

Youku si echas en falta YouTube

YouTube es el portal por excelencia para reproducir y almacenar vídeos en la red, por lo menos para el resto del mundo. En China el portal por excelencia es Youku y se dedica a lo mismo, almacenar y reproducir vídeos subidos por los usuarios.

WeChat si echas en falta WhatsApp

Si que es cierto que WhatsApp se puede utilizar en China, pero a pesar de ellos la población ha decidido decantarse en los últimos años por WeChat. Con más de 500 millones de usuarios, la red de mensajería dispone de multitud de extras que no vemos en WhatsApp y enfocadas especialmente para el mercado asiático. Si ya de por sí en Occidente buscamos alternativas a WhatsApp, en China la cosa se multiplica exponencialmente.

Entonces, ¿es mejor o no es mejor?

La censura en China es un hecho. No es el único ejemplo, pero el país asiático seguramente sea el mejor a la hora de analizar las prácticas que se rozan la línea que separa la libertad de la opresión. Internet es una ventana al mundo y conseguir limitarlo sin defraudar a los usuarios es, como mínimo, admirable.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?