Terrorista armado

Los vídeos de YouTube pueden ser una forma genial de hacer publicidad o mostrar al mundo cualquier tipo de contenido. Los que nos dedicamos al mundo de Internet lo sabemos bien. Es cierto que la vida de estos contenidos no suele tener mucho recorrido y que pasan por su mejor momento en cuanto a visitas y popularidad el mismo día que aparecen en la red. Su capacidad de atracción decae con el tiempo (véanse los llamados virales), y es raro que vuelvan a tener grandes picos de visitas después de que pase un tiempo. Esto último fue lo que ocurrió con un vídeo llamado Black Flags of Islam and Imam Mahdi.

Este pico en sus visitas se produjo el pasado 18 de diciembre de 2015, cuando el vídeo contaba con un año de vida. Durante toda esta fecha recibió el 70% del tráfico de su mejor día. Ocho días después, un terrorista suicida afiliado al ISIS detonó un cinturón de explosivos en Bagmara (Bangladesh).

El vídeo recibió otro inesperado aluvión de visitas el 3 de enero de 2016. Una semana más tarde militantes del ISIS intentaron atacar desde barcos el puerto libio de Zueitina. La historia se repitió los días 21 de enero y 12 de febrero. La pieza en cuestión, que se puede ver a continuación, dura 26 minutos y en inglés hace un llamamiento a los "soldados de Alá" y promete "muerte tras muerte tras muerte". Según se recoge en Defense One, es su forma de enardecerse.

¿Hay conexiones entre el vídeo y los atentados?

Atendiendo a los picos de visitas que tuvo el vídeo en los días señalados, se podría pensar que o bien hay una relación muy evidente, o bien son casualidades. Evidentemente, todo el asunto de los atentados y el vídeo es demasiado turbio como para pensar que sólo es mera coincidencia.

Según se recoge, Scott T. Crino, un directivo de la empresa Predata, el vídeo tiene consecuencias que no nos imaginamos en los terroristas.

Cuando lo ven enloquecen. Así que, normalmente, hay grandes picos en este vídeo en particular justo antes de que algo pase (Scott T. Crino, directivo de Predata)

La labor de Predata es la de encontrar vínculos entre las interacciones online y eventos del mundo físico que están por ocurrir. Su labor ha estado enfocada fundamentalmente a intentar entender cómo las búsquedas más populares de Google reflejan lo que está pasando en el mundo.

Sin embargo, algunos datos podrían resultar ser armas de doble filo. Por ejemplo, supongamos que hay muchas búsquedas sobre cómo presentar los documentos para recibir una prestación de servicios sociales. Esto podría servirnos para saber la situación de desigualdad económica en la que se encuentran muchos ciudadanos, pero muchas búsquedas sobre remedios eficaces contra la gripe no dan estadísticas representativas sobre el número de personas que la tienen.

Placa conmemorativa de los atentados del 11S en Nueva YorkPlaca conmemorativa de los atentados del 11S en Nueva York

Así trabaja Predata

Predata funciona como Google Trends, por así decir. Miden el interés sobre un tema concreto, y después lo usan para predecir una situación de descontento. Esta situación se puede taducir en un ataque terrorista, una manifestación o algo que los gobiernos no hayan planeado.

El trabajo de la empresa no sólo comprende analizar el interés que determinados términos despiertan en las personas, sino que otros servicios como YouTube, Wikipedia o Disqus también sirven para tomar muestras para sus estudios derivadas de la interacción de los usuarios.

El caso concreto de Wikipedia es especial. Para la empresa, si se produce un buen número de intentos de modificar un artículo relacionado con una figura controvertida o un incidente particular, se puede acabar dando una situación no planeada.

El mejor ejemplo de esto son los nueve meses anteriores a los atentados de París. La página en francés del ISIS pasó por unos cuantos cambios importantes durante este tiempo. Esa señal, entre otras, llevó al equipo de Predata a determinar que habría un ataque terrorista en Francia seis semanas antes de que se produjeran, según se ha publicado.

La técnica usada por esta empresa de análisis tiene sus limitaciones. Por ejemplo, no se puede prever un evento del que todavía no se han generado muchos datos. No se puede predecir un ataque terrorista en un país que hasta ahora no lo había sufrido, o no se puede predecir una nueva revuelta popular contra leyes de las que todavía no se sabe nada.

Otros campos de trabajo de Predata

En contra de lo que pueda parecer, el trabajo de la empresa de análisis no se centra solo en predecir situaciones de descontento social, revueltas populares o ataques terroristas. No se trata de una compañía que trabaje en exclusiva para el gobierno estadounidense.

Es más, desde los cuarteles generales de Predata se han ocupado de cubrir otros casos de interés mundial, ya sea para apoyar una teoría o para desmontarla. Es el caso del colapso económico de Venezuela, que según la empresa no es para tanto:

Según artículo publicado en el blog de la empresa en Medium, las posibilidades de que el país entrase en recesión 30 días después de la elección del nuevo gobierno eran sólo del 20%.

Otro área de interés para la empresa fue el análisis de la campaña del Brexit, el referéndum sobre la salida de la Unión Europea de Gran Bretaña:

En su estudio reflexionaron sobre cuál de las dos opciones lo ganaría finalmente, y concluyeron que aunque en un principio la indignación antieuropeísta llevaba la delantera en el debate los partidarios de permanecer en la Unión recortaban terreno. No se han atrevido a hacer predicciones sobre el resultado por ahora, aunque aseguran que actualizarán la información de su estudio cuando tengan nuevos datos.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?