Gadgets que usan tu semen

Imagen promocional de la página web de iSperm
Los dispositivos inteligentes revolucionan el ámbito de las pruebas diagnósticas y dan lugar a inventos sorprendentes

La aplicación de la tecnología en el ámbito de la ciencia y la medicina ha llevado aparejada, desde sus orígenes, numerosas mejoras en los métodos de detección de enfermedades y pruebas diagnósticas en general. Unos logros que se han traducido no solo en la aparición de herramientas y máquinas más precisas y potentes –que llevan a cabo electrocardiogramas, radiografías, TACS, espirometrías y un largo etcétera-, sino también en el desarrollo de aplicaciones y gadgets de modesta apariencia pero inigualable utilidad. Es el caso de iSperm, un dispositivo capaz de medir la calidad del semen que se ha dado a conocer esta misma semana.

Así, este software –que viene de la mano de la empresa taiwanesa Aidmics y que puedes descargar aquí- analiza el esperma en un tiempo récord: 17 segundos (7 son los que emplea en grabar el vídeo que constituirá su materia prima y 10 los que tarda en llevar a cabo el análisis propiamente dicho). La aplicación ofrece datos sobre la motilidad (en biología, posibilidad de moverse espontánea e independientemente),  y la concentración de espermatozoides; un comportamiento que registra para su posterior seguimiento y elaboración de estadísticas.

Cómo funciona iSperm

Para conseguirlo se vale de la ayuda del iPad mini y de un pequeño microscopio que se adhiere a su cámara; una lente “de gran resolución óptica”, según sus creadores, que se introduce en la muestra para realizar la “captura”.  Aunque inicialmente el invento fue concebido para ganaderos, Aidmics ha solicitado la autorización de la Food and Drug Administration de los Estados Unidos para comercializarlo a modo de test de fertilidad masculino; un uso que podría resolver algunas dudas iniciales de aquellas parejas que intentan tener un bebé sin éxito y que revolucionaría el mercado de las app de ginecología virtual, previsiones y similares. Eso sí, se espera un precio de salida de unos 150 euros. 

Otros dispositivos que usan tu esperma 

Por supuesto, iSperm no es único en su especie, sino que existen otros gadgets cuyo funcionamiento está relacionado con el semen humano. Y no estamos hablando de las ya conocidas pulseras (Wankband) que se recargan con el movimiento de la masturbación, sino de artefactos como el polémico extractor de esperma  automático, una máquina de origen chino que pretende ayudar a los donantes a “acabar la faena”. El aparato cuenta con un tubo masajeador de silicona que se adapta a la altura y medidas del miembro del donante y permite regular la frecuencia, amplitud y temperatura que el sujeto requiera para alcanzar el clímax “sin manos”.

Al margen de los gadgets y las pruebas diagnósticas, la tecnología ha conseguido dar un paso más allá en este contexto; y ha llegado tan lejos que, incluso, ya es capaz de crear esperma artificial. Un descubrimiento por el que ha luchado el Laboratorio Kallinstem de Lyon y que no podíamos dejar de mencionar. Su hallazgo, cuyas pruebas en humanos se iniciarán en unos escasos dos años, se vale de una técnica que emplea material genético y que podría suponer la solución definitiva para los hombres estériles. Una maravilla, ¿verdad?

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?