DATABAR Oscar

Los últimos años de la década de los 70 y la primera mitad de los 80 fueron apasionantes en el mundo de la informática. Los desarrollos en el campo de los ordenadores personales permitieron que viésemos inventos muy curiosos. Además ponían la tecnología de las grandes universidades al alcance de cualquiera que se lo pudiera permitir, ya que en estos años un ordenador tenía precios que no eran para todos los bolsillos. Trasladándolo a precios de hoy estaríamos hablando de más de tres mil euros por un PC lo que, obviamente, no todas las economías pueden asumir. Una de estas máquinas primerizas fue el Texas Instruments TI-99/4.

Como tal este ordenador protagonizó un hecho muy significativo el día de su salida al mercado en 1979: fue la primera máquina con procesador de 16 bits en un momento en el que los 8 bits dominaban el mercado. El sistema contó con sus propios videojuegos —incluyendo un rip-off de Space Invaders conocido como TI Invaders— y, además, fue pionero en el sistema plug and play para conectar los periféricos. Se trató de una máquina muy avanzada para su época, ya que muchos de estos primeros ordenadores ni siquiera soñaban con una tecnología que hoy en día ya es algo común.

Hablando de periféricos, había uno en concreto que hacía que esta máquina sobresaliese por encima del resto. Estamos hablando del DATABAR Oscar, un lector de código de barras con una función muy especial: leyendo uno de estos códigos se conseguía “instalar” software en el TI-99/4, al que se conectaba a través del compartimento de cintas de cassette. El periférico no era muy caro según se dice en Mainbyte y funcionaba muy rápido, pero no consiguió despegar del todo y no estuvo mucho tiempo en circulación. Hoy en día se lo considera una especie de aparato “de culto”. 

Libros de software de DATABAR OscarLibros de software de DATABAR Oscar / Mainbyte (usada con permiso del autor)

Así era DATABAR Oscar

Este periférico se pensó originalmente para el TI-99/4, pero también era compatible con otras plataformas. Según el manual de DATABAR Oscar también se podía utilizar con los Atari 400, 600, 800, 1200XL y 1400XL; con los Commodore Pet y VIC 20/64 y los TRS 80.

Los códigos de barras que se leían con Oscar insertaban código BASIC directamente en el ordenador, con lo que para poder utilizar el lector se necesitaba tener un ordenador con capacidad para comprender el lenguaje de programación, con lo que si necesitaba un cartucho especial para ello era necesario insertarlo.

Una vez que el aparato logístico estaba preparado lo siguiente era colocar el código de barras en una posición que facilitase su lectura. Después se alineaba el lector con una plantilla plástica con ranuras que se colocaba encima del código y se pasaba de izquierda a derecha, con lo que el programa se cargaba directamente en el ordenador justo después de terminar con la lectura. Las instrucciones para cargar la interfaz que permitía usar DATABAR Oscar en cada máquina compatible venían detalladas en el manual, así como un extenso listado de mensajes de error y posibles soluciones.

Ejemplo de código de DATABAR OscarEjemplo de código de DATABAR Oscar / Mainbyte (usada con permiso del autor)

El software de DATABAR Oscar

El lector de código de barras contaba con una interesante librería de software a pesar de no llegar nunca a gozar del éxito comercial que sus creadores esperaban. Gracias a un usuario de Internet Archive conocido como Allan52 podemos consultar aquí todos los programas que se crearon para ser escaneados con este periférico tan particular.

En ella podemos encontrar catorce programas distintos que se podían escanear con Oscar. Sus temáticas son muy variadas: podemos encontrar desde un planificador para ejercicios de running, pasando por juegos como el 4 en raya, programas educativos, programas para controlar inversiones en bolsa e incluso cursos de programación en BASIC.

Algunos programas para DATABAR Oscar

Estos programas no contaban con discos de instalación, sino que se trataba de pequeños libros con una pequeña introducción y varias páginas de código de barras, que era lo que se debía escanear para después usarlo en el ordenador. Encima de cada uno de estos libros podemos leer la serie a la que pertenecían, que podemos desglosar tal como sigue:

  • Funware. Videojuegos para toda la familia.
  • Scienceware. Programas científicos y matemáticos.
  • Wordware. Programas dirigidos a enseñar cómo escribir distintos tipos de documentos o de proceso de textos.
  • Classware. Programas fundamentalmente educativos dirigidos a la escuela.
  • Legalware. Programas pensados para ofrecer una mejor ayuda y comprensión del funcionamiento de los estamentos legales.
  • Healthware. Programas orientados a cuestiones de salud personal.
  • Homeware. Programas apuntados a un uso dentro de la economía doméstica.
  • Genware. Programas pensados como cursos de programación en BASIC.

Cada familia estaba identificada por un código de colores. Por desgracia, estos programas no eran fáciles de escanear.

Dentro de los programas que se pueden encontrar en la librería de Internet Archive y que entran dentro de estas categorías tenemos el juego de memoria Oscar's Match, en el que el jugador debe encontrar las parejas de números que se esconden detrás de cada letra que aparece en la pantalla. Este título pertenece a la línea Funware.

Por otro lado y dentro de la familia Homeware tenemos a Financial Quiz. Se trata de un cuestionario que pretende ayudar a resolver nuestras dudas sobre la situación de la economía familiar, de forma que podamos tener controlado si hacemos un buen uso de nuestro dinero o no. El test también nos ofrece consejos para mejorar el rendimiento de nuestro dinero en el día a día.

Como parte de la línea educativa Classware podemos encontrar Math Challenge 1. A través de este programa los más pequeños de la casa podían mejorar sus habilidades en el campo de las matemáticas, algo para lo que nunca viene mal un refuerzo extra.

Enmarcado en la familia Healthware destacamos el programa Health Assesment. Funciona también como un cuestionario, con el que se pretende que construyamos una vida más saludable respondiendo a una serie de preguntas. También ofrece la posibilidad de planificar actividades para tener una vida más sana.

Saltando a otros terrenos y entrando de lleno en Legalware tenemos otro cuestionario sobre nuestro conocimiento legal llamado The Law and You. Con este programa se quiere concienciar al usuario de las leyes que se pueden transgredir en el transcurso de un día, así como hacer a los ciudadanos más conscientes del sistema legal.

Como representante de la línea Scienceware encontramos a Triangle Solutions. A través de este programa se pretende conseguir que el usuario tenga una mejor comprensión de las triangulaciones en el espacio, lo que podría ayudarle a medir distancias o construir distintas cosas por poner unos ejemplos.

Dentro de la línea Wordware vamos a destacar el programa Word Habits. Con este software se pretende analizar la velocidad de lectura y la capacidad de escritura del usuario de cara a un entorno profesional o legal. También ofrece consejos para que el usuario mejore en ambos aspectos.

Por último y como representante de Genware tenemos el programa Program In Basic, que ofrece un curso de programación en este lenguaje.

Tener que leer varias páginas de código de barras con un margen de error mínimo provocaba que hubiese que repetir la operación un número considerable de veces, lo que desesperaba a los usuarios. Por otra parte DATABAR Oscar, aunque era asequible, no lo era tanto como los soportes físicos de la época. Estos dos motivos provocaron que el aparato nunca llegase a despegar.

Como podéis comprobar, el DATABAR Oscar se trata de un periférico muy interesante que no se ha vuelto a ver a nivel doméstico. Evidentemente hoy en día una tecnología así para los ordenadores podría no tener mucho sentido, pero en la época suponía un punto de innovación importante. La dificultad que suponía escanear cada programa acabó dando al traste con este lector de códigos de barras tan especial, pero nos ha dejado un pequeño hito para la historia.

Mainbyte (usada con permiso del autor)

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?