Jugando a Fortnite en PC Windows

Quien más y quien menos ya habrá oído hablar de Fortnite, el auténtico bombazo de este 2018 en el mundo de los videojuegos. Todo el mundo habla o escribe de él, incluyendo medios generalistas, diarios deportivos e incluso se comentan sus últimas novedades en tertulias de barra de bar. Un fenómeno que está arrasando en PC, videoconsolas como PlayStation 4 y Xbox One, iPhone, que promete hacerlo pronto en Android, y cuyas partidas online emitidas a través de plataformas de streaming como Twitch cuentan sus espectadores por millones. ¿Pero qué es exactamente Fortnite y de dónde viene esta locura colectiva por este juego?

Fortnite es básicamente un videojuego de acción del género battle royale. En resumen, se trata de un shooter o juego de disparos en tercera persona en el que el objetivo del jugador es sobrevivir a toda costa en un entorno generado aleatoriamente para cada partida en la que participan un total de 100 jugadores con el mismo objetivo: ser el único superviviente en pie. Para ello, el usuario puede moverse libremente por la isla en la que aterriza en paracaídas al comienzo de la partida, por donde tendrá que hacerse con todos los recursos necesarios para defenderse y atacar a sus enemigos. Esos recursos incluyen armas de todo tipo y cualquier objeto y material imaginable, con la que podrá fabricarse o craftear (usando la jerga de Minecraft) sus propios utensilios.

Esta misma descripción te sonará de muchos otros juegos que se han lanzado últimamente. No es para menos, a lo largo de los últimos meses hemos sido testigos de un auténtico furor por los juegos battle royale. Parecía que PlayerUnknown’s Battlegrounds había cogido la delantera a todos sus competidores pero en un giro de los acontecimientos, Fortnite ha acabado comiéndole terreno y convirtiéndose en el máximo exponente de este género, gracias especialmente a adoptar un modelo free-to-play, contrariamente a PUBG que es de pago. Es una diferencia notable, aunque esta no es la única disparidad entre ambos títulos.

Las armas juegan un papel primordial en FortniteLas armas juegan un papel primordial en Fortnite / Nick Chester

Pues bien, aunque es ahora con este modo battle royale con el que Fortnite está arrasando entre los gamers de todo el mundo, esa concepción no fue la idea inicial con la que se desarrolló el juego. Sí, iba a ser un sandbox cooperativo de exploración y supervivencia, pero desarrollado como PvE (player versus environment - jugador contra el entorno) y no un PvP (player versus player - jugador contra jugador) como es el juego que está rompiendo todos los récords habidos y por haber. Ahora que ambos modos conviven dentro del mismo juego, aunque está claro cuál de los dos ha cosechado mayor éxito.

Así se ha gestado Fortnite, el juego battle royale número uno

Pero echemos un vistazo a su cronología para saber cómo hemos llegado a este estado de histeria por un simple videojuego y conocer de dónde viene. Para ello nos debemos remontar a 1991 cuando se ponen los primeros cimientos del que es actualmente Epic Games, el estudio de desarrollo detrás de Fortnite. Fue en ese año cuando Tim Sweeney, un joven desarrollador que por aquel entonces contaba con apenas 21 años fundaba Potomac Computer Systems, estableciendo su cuartel general en casa de sus padres en Potomac (Maryland). En octubre de ese mismo año, lanzó su primer videojuego llamado ZZT, un puzle de acción ya aventuras desarrollado para MS-DOS.

Unreal Engine, el motor gráfico de Epic Games

Instalación de Unreal TournamentInstalación de Unreal Tournament

En 1992, Sweeney cambia el nombre de la empresa a Epic MegaGames e incorpora a la misma otra figura de importancia capital para su desarrollo, Mark Rein, su actual vicepresidente y copropietario de los Carolina Hurricanes de la NHL. Durante los siguientes años tras la llegada de Rein, la compañía empieza a desarrollar la que es todavía a fecha de hoy su producto más popular, Unreal Engine, el motor gráfico para videojuegos de PC y consola que se ha consolidado como el más importante y exitoso de todos los tiempos (así lo atestigua el Libro Guinness de los Récords)

Trabajaron en la primera generación del motor entre 1995 y 1998, año en el cual se publicó el primer videojuego que hace uso de esta tecnología, Unreal, un shooter en primera persona que tuvo una gran acogida entre el público con varias nominaciones a mejor juego de acción del año y vendiéndose desde su lanzamiento más de un millón de copias en todo el mundo. El motor fue inicialmente concebido justamente para este tipo de juego, pero desde entonces y con el desarrollo de las siguientes generaciones (ya vamos por Unreal Engine 4) se ha empleado en multitud de géneros incluyendo juegos de lucha, MMORPGs y RPGs, e incluso películas.

Infinity Blade y Gears of War, los otros productos estrella de Epic

Marcus de Gears of War 4Marcus de Gears of War 4

Pero Unreal, y ahora Fortnite, no han sido los únicos éxitos a lo largo de estos casi 20 años desde que la compañía se trasladara a Carolina del Norte y adoptara su nombre actual de Epic Games. En su curriculum también cuenta con títulos de la talla de Infinity Blade, un juego de lucha con tintes de RPG publicado inicialmente en 2010 y que tiene el honor ser el primer juego para iPhone en usar el motor Unreal Engine, o la saga Gears of War, un shooter en tercera persona publicado por Microsoft y que a lo largo de sus doce años de existencia ha visto el lanzamiento de hasta cuatro secuelas (Gears of War 2, Gears of War 3, Gears of War Judgment y Gears of War 4).

Y justamente en el desarrollo de Gears of War entra una tercera figura importante para el amanecer de Fortnite. Cliff Bleszinski había aterrizado en Epic Games durante sus inicios en 1992 y había trabajado codo con codo con Sweeney en el desarrollo de Unreal, pero para Gears of War el ya exdirector de diseño de Epic se convirtió en el diseñador principal del proyecto. ¿Por qué mencionamos al bueno de Cliff? Porque fue precisamente él quien nos presentó Fortnite en 2011 durante los Spike Video Game Awards mediante un tráiler en vídeo. Poco sabíamos entonces que se les había ocurrido la idea tan solo tres semanas antes y que íbamos a tardar prácticamente seis años en disfrutar de este juegazo en todo su esplendor.

Seis años de desarrollo con constantes retrasos

Sobrevivir a los husks es la idea principal de FortniteSobrevivir a los husks es la idea principal de Fortnite / Nick Chester

Como mencionábamos unas líneas más arriba, ese juego que se presentaba en sociedad poco se parecía al videojuego actual que está arrasando. Nos introducía a un universo postapocalíptico en el que el 98% de la humanidad había desaparecido y los pocos supervivientes se encontraban en un mundo aterrador en el que debían sobrevivir al ataque de unos monstruos parecidos a zombis que caían sobre la faz de la tierra desde el cielo durante diferentes tormentas. Los jugadores debían colaborar para sobrevivir como fuera, recogiendo recursos y avanzando en la trama. El propio Sweeney se refería al Fortnite original como un cruce entre Minecraft y Left 4 Dead, combinando la gestión de recursos y la lucha por sobrevivir a los ataques de los zombis llamados husks. Y también dejaba claro que querían desarrollar algo totalmente diferente a su saga Gear of Wars, como así ha ocurrido.

Inicialmente, Fortnite iba a ser lanzado en 2013 pero pronto se dieron cuenta que se habían precipitado tanto en la presentación del tráiler cuando el juego aún estaba en paños como en el anuncio de una fecha de publicación, que acabaría retrasándose cuatro años más. La principal razón por esta demora es que el proyecto comenzó a gestarse con Unreal Engine 3 pero a medida que se avanzaba en el desarrollo vieron la oportunidad de introducir una serie de características totalmente innovadoras para las que necesitarían de Unreal Engine 4 que básicamente se creó para ayudar en el desarrollo de Fortnite. Obviamente trabajar con un motor gráfico totalmente nuevo implicó encontrarse con una serie de problemas técnicos que tardaron en solucionar y además el juego en sí se convirtió en un banco de pruebas para mejorar el motor.

Tencent cambia las reglas del juego

Repartir estopa en Fortnite es gratis ya que es free-to-playRepartir estopa en Fortnite es gratis ya que es free-to-play / Nick Chester

Poco después del anuncio del desarrollo de Fortnite, que por cierto se ha repartido entre diferentes estudios filiales de Epic Games por todo el mundo con un papel especialmente importante para los polacos de People Can Fly, ocurrió otro hecho muy significativo que tuvo su influencia en el producto final. La gigante china Tencent compró un 40% de Epic, ocupó unos cuantos puestos en su Junta Directiva, y ayudó a la empresa de Sweeney a virar su modelo de negocio hacia los juegos como servicio siguiendo algo parecido al paradigma SaaS, en contraposición con el concepto tradicional de videojuego, lo que sin duda contribuyó enormemente a su lanzamiento final como free-to-play y también a la marcha de Bleszinski de la compañía.

Seguía pasando el tiempo y no había noticias sobre una fecha oficial de lanzamiento, aunque en 2014 Fortnite ya era un prototipo muy funcional como ha reconocido Donald Mustard, Director Creativo de Epic Games y otro nombre propio que ha jugado un papel primordial en su desarrollo. A partir de ese momento se lanzaron una serie de versiones alpha para poder recibir el feedback necesario de diferentes jugadores y pulir sus defectos, y para 2015, justo después de su demonstración en el WWDC, entró en una beta cerrada con más de 50.000 gamers testeando el juego.

Fortnite Battle Royale se convierte en el juego del momento

Modo Battle Royale de FortniteModo Battle Royale de Fortnite / Nick Chester

Y así llegamos hasta junio de 2017 en la que la empresa finalmente anuncia que Fortnite estaría disponible para Windows, macOS, PS4 y Xbox One en 2018. Pero para no alargar más la espera, justo un mes después lanzaban un acceso anticipado de pago y en septiembre de 2017 llegó la joya de la corona, el modo battle royale, un spin-off del juego original cuya popularidad ha superado con creces cualquier expectativa que pudiéramos tener.

De hecho, en vista del éxito cosechado, Epic ha destinado un equipo de desarrollo independiente a este modo enfocado a mejorar el producto dejando de lado de cierta manera al modo original conocido como Save the World. Hasta tal punto que ya se habla de que el estudio está reduciendo sus esfuerzos por desarrollar y mantener esta modalidad PvE, dejándola algo de lado como ya ha hecho con otros proyectos paralelos que han quedado aparcados debido a la gloria alcanzada con Fortnite Battle Royale.

Y no es de extrañar teniendo en cuenta sus cifras: ya es el juego online que recibe más visualizaciones en Twitch, ya ha superado a PUBG en ingresos a pesar de ser gratuito, sus usuarios se cuentan por decenas de millones, el día de su lanzamiento se convirtió en aplicación móvil más descargada para iPhone en 13 países diferentes, y ya cuenta con más de 700.000 valoraciones en iTunes. Y todo ello a la espera del lanzamiento oficial de Fortnite Mobile para Android, momento en el que probablemente se desatará una locura sin precedentes.

Nick Chester

Todo sobre juegos para PC

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?