Internet Explorer

Internet Explorer tiene muchas distinciones en su haber. Entre ellas se encuentra ser uno de los navegadores más despreciados por los usuarios en favor de otras soluciones, aunque hubo una época en la que esto no fue así. Todos acudíamos a Internet Explorer como si se tratase de la forma "oficial" de navegar por Internet a pesar de que existían otras alternativas. Por ejemplo Netscape Navigator, con el que mantuvo una cruenta batalla durante los primeros años de las "browser wars" o "guerras de los navegadores". Finalmente todo el trabajo realizado en Netscape desembocaría en otro rival de Internet Explorer, pero esa historia ya la contamos en otra ocasión.

Como os decíamos hace unas líneas, en ocasiones Internet Explorer ha sido injustamente maltratado por parte de todo el mundo. De hecho su supuesto pobre rendimiento ya es una leyenda del mundo de la informática. Nosotros queremos que se haga justicia, y por eso mismo queremos rendirle a este navegador un sentido homenaje repasando su historia.

Un vistazo a la historia de Internet Explorer

Internet Explorer lo ha conocido todo: desde la más absoluta de las glorias, al más absoluto de los desprecios. Su historia es la de un impresionante auge y una no menos increíble caída. ¿Se podría atribuir esto último a un exceso de confianza? Podría ser una de las razones y, al mismo tiempo, también se puede atribuir al no lograr adaptarse a los nuevos tiempos.

Y sin embargo, en sus últimos años de vida (y con una renovada Microsoft detrás) se intentó lavarle la cara para lograr que volviera a ganarse el favor de los usuarios, aunque sin éxito.

De Mosaic a Internet Explorer

Mosaic BrowserMosaic Browser / Daewoo editada con licencia CC BY-SA 3.0

El proyecto de Internet Explorer echó a andar en el verano de 1994 de la mano de Thomas Reardon. Este ingeniero habría usado el código fuente del Mosaic de la empresa Spyglass, un antiguo navegador que tenía lazos formales con otro del mismo nombre que se usaba en el National Center for Supercomputing Applications (NCSA).

A finales de aquel 1994 Microsoft compró licencias de Mosaic para poder tener acceso a su código fuente y distribuir el navegador comercialmente, a cambio de una cantidad a pagar cada tres meses. A este pago le acompañaba un porcentaje de los ingresos de la empresa de Redmond por usar el programa en sistemas operativos que no fuesen Windows.

Con este arreglo se entregaron a la empresa de Redmond dos versiones de Spyglass: una creada usando como base el navegador del NCSA, y otra escrita desde cero, que sería la que acabaría convirtiéndose en su navegador al reutilizar Reardon su código fuente para su creación.

Internet Explorer 1.0 aparecía en 1995, y lo hacía de dos formas. En primer lugar en el addon para Windows 95 conocido como Microsoft Plus!, y en segundo lugar empaquetado con las versiones OEM del mismo sistema operativo. Pocos meses después de la llegada del primer navegador de Microsoft, la versión 1.5 desembarcaba en Windows NT.

En noviembre de 1995 Microsoft liberaría Internet Explorer 2.0, que también apareció para Macintosh y Windows 3.1. Entre otras cosas incluia soporte para SSL, cookies, VRML y grupos de noticias. Además, en aquellos años de expansión de Internet incluso se ofreció a los usuarios un kit de principiantes de Internet creado por los de Redmond. Dicho kit incorporaba la versión 2.0 del navegador entre otras cosas.

En agosto de 1996 llegaba un momento crucial para los primeros años de las browser wars, cuando Internet Explorer encontró la manera de estar en todos los ordenadores de usuarios de Windows. Microsoft decidió empaquetar Internet Explorer 3.0 con Windows 95, una estrategia destinada al éxito.

Esta tercera iteración incluía Internet Mail and News 1.0, así como la Libreta de Direcciones de Windows. También acercaba Internet Explorer a Netscape, debido al soporte para sus plugins NPAPI, ActiveX, soporte para las hojas de estilo CSS y una versión más o menos propia de JavaScript llamada JScript. Sería en este momento cuando se integraron NetMeeting y Windows Media Player en el navegador.

Los años de crecimiento y plenitud

Disco de instalación de Internet Explorer 4.0Disco de instalación de Internet Explorer 4.0 / Adam Zamora editada con licencia CC 2.0

La cuarta versión de Internet Explorer se haría esperar hasta septiembre de 1997. Su lanzamiento fue tan importante para Microsoft que hasta se llegó a alterar la última beta de Windows 98 para que el navegador se integrase mejor con el sistema operativo, si bien también se integró en la versión 2.5 de Windows 95 para OEMs.

Con Internet Explorer 4 llegaron unas cuantas novedades revolucionarias para la época. Por ejemplo se incluía la característica Active Desktop, que permitía ver contenido web directamente desde el escritorio y que cambiaba automáticamente conforme se actualizaba el contenido.

Otra novedad interesante fue la tecnología conocida como Active Channel, diseñada para obtener información automáticamente desde distintos sitios web. La tecnología estaba basada en un estándar XML conocido como Channel Definition Format o CDF, una especie de antepasado de los feeds RSS actuales.

Otro aspecto en el que Microsoft sorprendió a propios y extraños fue al permitir descargar esta versión de Internet gratuitamente. Soportaba Windows 95, 98 y NT, y soportaba DHTML. Outlook Express 4.0 llegaba integrado en el navegador, como reemplazo de Microsoft Internet Mail & News.

Internet Explorer 5 saltaba a la palestra en marzo de 1999 con interesantes novedades que evidenciaban un paso adelante en cómo Microsoft desarrollaba su navegador. Texto bidireccional, soporte directo para XML y XSLT y mejoras en el soporte para los niveles 1 y 2 de CSS.

Internet Explorer logró el soporte para el código CSS a partir de IE5Internet Explorer logró el soporte para el código CSS a partir de IE5

El lanzamiento de Internet Explorer 5 se dividió en tres etapas. En primer lugar se liberó una previa para desarrolladores en junio de 1998, con una beta pública en noviembre del mismo año. Finalmente en marzo de 1999 se liberó la versión final. Esta iteración fue la última que soportaba Windows 3.1 y Windows NT.

Es precisamente en 1999 cuando empieza una etapa de plenitud absoluta para Internet Explorer. En este año conseguía tener una cuota de mercado del 75,31%, aunque no sería su dato de cuota más alto tal y como veremos más adelante.

En julio de 2000 aparecía Internet Explorer 5.5, lanzado para Windows Me. En esta versión se corregían muchos errores y se implementaban distintos parches de seguridad. Esta sería la última vez que veríamos el modo de compatibilidad en el navegador de Microsoft, que permitía a Internet Explorer 4 funcionar junto con versiones superiores.

En este 2000 la cuota de mercado de Internet Explorer volvía a crecer exponencialmente y se situaba en torno al 84%. En esta época tanto el empaquetado del navegador con el sistema operativo, además de que por entonces no tenía mucha competencia.

Internet Explorer 6 apareció el 27 de agosto de 2001, con un énfasis especial en la privacidad y la seguridad, que ya por entonces se habían convertido en prioridades de los usuarios. En este mismo año la cuota de mercado del navegador de Microsoft superaba el 90%, evidenciando más aún el dominio del navegador de Microsoft en el mercado.

El final del ascenso y el inicio de la caída

Pantalla de información de Internet Explorer 6Pantalla de información de Internet Explorer 6 / guibro@ymail.com editada con licencia CC 2.0

Entre 2002 y 2003, Internet Explorer alcanzaría su máxima popularidad. En estos años conseguiría controlar casi el 95% de la cuota de mercado de navegadores. A partir de aquí comenzaría una caída de la que no ha llegado a recuperarse nunca, pero a eso ya llegaremos luego.

Después del lanzamiento de Internet Explorer 6 en 2001, la empresa de Redmond tendría el proyecto en suspenso durante varios años. No sería hasta 2006 que no aparecería una nueva versión, que ya no se distribuiría de forma separada al sistema operativo y que evolucionaría junto a él. Esto mismo lo confirmó en mayo de 2003 Brian Countryman, Program Manager de Internet Explorer, durante una charla online con medios y empleados. De esta manera se esperaba que el sistema y el navegador pudiesen avanzar en sincronía.

A lo largo de todo 2003 se hicieron trabajos de cara a introducir nuevas características en Internet Explorer y actualizarlo para la llegada de Windows Vista. Entre las nuevas características se incluyeron un gestor de descargas, un bloqueador de pop-ups, un gestor de add-ons y una herramienta para limpiar el historial de navegación. A excepción del gestor de descargas (que finalmente sería descartado), todas ellas aparecieron en distintas builds de Internet Explorer.

Muchas de estas nuevas funciones llegarían junto con Windows XP Service Pack 2 en 2004. Además de ellas se incluyeron unos cuantos parches relacionados con la seguridad, nuevas restricciones a la ejecución de código y elementos de la interfaz de usuario dirigidos a protegerlo mejor del malware. Uno de estos elementos fue la llamada "information bar", con la que se pretendía reducir las posibilidades de que un usuario instalase o permitiese la ejecución de código malicioso en su ordenador.

A partir de 2004 empezó el declive de Internet Explorer. Comparado con el sorprendente dominio del año anterior, en este año descendía hasta casi el 92% de la cuota de mercado. De este momento en adelante la bajada sería mucho más exponencial, comenzando por 2005. En ese 2005 Microsoft anunció que se dejarían de soportar las versiones de Macintosh, animando a los usuarios a usar alternativas como Safari.

Los años de declive y muerte de un navegador

Beta de Internet Explorer 9Beta de Internet Explorer 9 / mynetx editada con licencia CC 2.0

Desde 2006 a 2009 la cuota de mercado de Internet Explorer fue en una bajada paulatina, pero constante. Desde Microsoft pensaron que la política adoptada en 2003 de desarrollar el navegador para que su ciclo vital estuviese mucho más sincronizado con el del sistema operativo tenía algo que ver, de modo que revirtieron esos planes para Internet Explorer 7, lanzado en octubre de 2006 (a la par que Firefox 2.0).

Esta versión recibió un lavado de cara y fue renombrada como Windows Internet Explorer, como parte de la campaña de rebranding iniciada con Windows Vista. Fue incluida como parte de este nuevo sistema operativo, y se podía conseguir mediante descarga para Windows XP SP2 y Windows Server 2003 SP1.

Con la llegada de esta versión Internet Explorer dejó de funcionar como explorador de archivos, como parte de una serie de medidas de seguridad que desde Microsoft estaban intentando adoptar para atender a las demandas de los usuarios. La primera vulnerabilidad de Internet Explorer 7 fue notificada a Microsoft sólo seis días después de su lanzamiento.

Internet Explorer 11 en Windows 10Internet Explorer 11 en Windows 10

La versión 8.0 vería la luz den 2009, con un soporte mejorado para los estándares web que superaba ampliamente al de sus predecesores. También fue la primera versión que pasaba el test Acid2. La cuota de mercado de Internet Explorer había caído hasta el 66,92% para ese entonces.

En 2010 se liberaba Internet Explorer 9, que sería el primer intento serio de Microsoft de recortarle seguidores al Chrome de Google. El producto de Mountain View era más simple, rápido y soportaba nuevas tecnologías (como HTML5), así que había que cambiar de estrategia para intentar recuperar algo de terreno. Se intentó que Internet Explorer 9 adoptase estos avances, cosa que hizo en parte.

Es a partir de este año cuando la cuota bajó del 50%, y a pesar de sus intentos de volver a glorias pasadas con Internet Explorer 10 y 11, ya nada volvería a ser lo mismo. En 2012 se descontinuó su desarrollo, pero el proyecto iba a renacer bajo otra apariencia con la llegada de Windows 10.

Internet Explorer ahora se llama Microsoft Edge

Microsoft Edge, el sustituto de Internet ExplorerMicrosoft Edge, el sustituto de Internet Explorer

Con esto no queremos decir que haga poco tiempo que se haya producido el cambio de denominación. El 30 de septiembre de 2014, Microsoft anunciaba en un evento para los medios de comunicación la que según ellos sería "la última versión de Windows". Nos referimos a Windows 10. A partir de aquí la empresa de Redmond pensaba en plantear el nuevo sistema operativo más como un servicio que irá recibiendo mejoras de forma continua.

Con el anuncio del nuevo sistema operativo se habló de un sucesor para Internet Explorer conocido a priori como Project Spartan. Esto significaba que el navegador de Microsoft, como tal, desaparecería después de casi 20 años (si bien Microsoft se guardó esto hasta que se produjo el lanzamiento de Windows 10).

Los primeros en ver a este nuevo Project Spartan en acción fueron los que se inscribieron en el programa Insider y recibieron las primeras versiones de Windows 10. En la misma fecha en la que se iba a lanzar la nueva interfaz, una página en la web de Microsoft anunciaba que este proyecto sería conocido finalmente como Microsoft Edge.

Con Microsoft Edge la empresa de Redmond volvía de nuevo al antiguo modelo de desarrollo de Internet Explorer, centrado en el sistema operativo y en que avanzase junto a él. Es más, Microsoft Edge no puede conseguirse para otro sistema que no sea Windows 10: las versiones antiguas de Windows están "atascadas" en Internet Explorer.

Ahora Microsoft Edge es quien está escribiendo la historia de los navegadores de Microsoft, y habrá que ver cómo lo trata el tiempo hasta que podamos decir con seguridad si ha sido un acierto, o una equivocación.

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?