Las aplicaciones de salud y sus garantías

Las aplicaciones de salud y sus garantías
En un mundo lleno de opciones en las tiendas de aplicaciones, las aplicaciones de salud no son menos, pero ¿son oportunas o cuanto menos, seguras?

La salud es un espacio que está haciéndose un hueco cada vez mayor dentro de nuestra evolución en aplicaciones y wearables. Estamos pasando de la eSalud, un espacio donde se usan las tecnologías de la información y comunicación para mantener y compartir información de salud, como ocurre en los centros de salud, a la mSalud, que es el uso de los smartphones para proporcionar información o servicios de salud.

El problema con el que se encuentra el usuario se divide en tres preocupaciones:

  • ¿Dónde buscar la aplicación?
  • ¿Qué aplicación se ajusta a mis necesidades?
  • ¿Qué garantías me ofrece?

Las aplicaciones de salud se multiplican cada día y solemos pensar que el mero hecho de que aparezcan en las tiendas oficiales tienen un carácter médico, nada más lejos de la realidad. Un ejemplo que está muy de moda es el del seguimiento del estado de la piel para evitar un cáncer, en este caso 3 de cada 4 aplicaciones estudiadas clasificaban incorrectamente más del 30 por ciento de los melanomas.

Otro ejemplo es que en una revisión de 47 aplicaciones para iOS con el objetivo de dejar de fumar, estas mostraron una muy baja coincidencia con las recomendaciones de las guías de practica clínica de deshabituación tabáquica.

Es por esto que resulta importante que las aplicaciones tengan algún tipo de distintivo concreto, ya que pese a que existe una legislación sobre productos sanitarios, no se la tiene en cuenta. El paso adelante lo ha dado la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía con una estrategia de calidad y seguridad para aplicaciones móviles de salud, el pasar el proceso de validación le otorga a la aplicación el distintivo de AppSaludable.

Este Distintivo AppSaludable es el primer sello español que reconoce la calidad y seguridad de las apps de salud. Es un distintivo gratuito y abierto a todas las aplicaciones de iniciativas públicas y privadas, tanto españolas como de cualquier otro país. Puedes consultar la Guía de recomendaciones o solicitar el distintivo para estar en su catálogo

Porqué usar aplicaciones de salud

La hoja de ruta de las aplicaciones médicas persiguen tres objetivos muy importante para ambos, médicos y pacientes:

  1. Empoderamiento del paciente e individualización, permitir que el paciente no dependa tanto del seguimiento médico y pueda tener cierto grado de independencia, dependiendo obviamente de la enfermedad.
  2. Personalización de los sistemas de salud, tener en cuenta que cada uno tiene una idiosincracia particular y se expresa de manera diferente, para unos 37,8 grados puede ser fiebre y para otros puede ser normal.
  3. Mejora de la interacción del paciente y el médico, el médico accede a información precisa que le ayuda en el seguimiento y diagnóstico del paciente. 

Es importante recordar que ninguna aplicación sustituye a un médico, por mucho que los odiemos por que nos hacen daño y nos aterrorizan con su instrumental (agujas, agujas más grandes).

En este contexto nace un ecosistema de servicios móviles de salud que unifica el acceso tanto a pacientes como a usuarios y que se llama mSSPA (perteneciente al Sistema Sanitario Público de Andalucía) y en el que encontramos un catálogo de aplicaciones categorizadas por áreas de interés para los usuarios.

Las aplicaciones de salud y sus garantías - imagen 2

Basándonos en ella y en la European Directory of Health Apps 2012-2013, comenzaremos a realizar una revisión de estas aplicaciones según las enfermedades que traten y siguiendo un orden de mayor a menor repercusión en la sociedad española.

Fuentes | CalidadSaludAppPonencia de Javier Ferrero en SADECA 2014

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?