Li-Fi: Qué es y cómo funciona el sucesor del wifi

A través de los LED funciona la tecnología Li-Fi
Li-Fi, también conocida como 'visible light communication', es una tecnología que nos permite conectarnos a Internet a través de la luz que pueda proveernos una lámpara o una farola, por ejemplo. Descubrimos qué es, sus ventajas y dispositivos compatibles

En nuestro vocabulario una marca comercial como Wi-Fi se ha instalado de tal manera que hasta ha terminado convirtiéndose en nombre común, siendo recogida incluso por el diccionario de la Real Academia Española. La marca ha dado nombre a la tecnología que certifica y esta, más que presente en nuestro día a día, se ha hecho imprescindible.

Sin embargo, puede que los días del wifi como método para conectarse a Internet de forma inalámbrica comiencen a estar contados y en no mucho tiempo lo olvidemos y quede relegado. ¿El culpable? Una nueva tecnología llamada a revolucionar las comunicaciones: el Li-Fi, acceso a Internet mediante la luz. Sí, tal y como lees.

Cómo funciona Li-Fi: Internet a través de la luz

Cuando hablamos de Li-Fi, también denominada visible light communication, hablamos de un sistema mediante el cual es posible establecer comunicaciones a través de la luz. Esto es, dicho llanamente, disponer de conexión a Internet con la iluminación que te proporciona una lámpara, poder trasmitir datos mediante esa claridad sin más requerimiento que un solo LED.

La búsqueda de esta posibilidad lleva tiempo intentándose. La luz casi siempre ha estado ahí y el anhelo de poder transmitir información mediante ella se ha investigado en numerosas ocasiones.

Internet mediante luz, eso es Li-Fi

La base de todo es, mediante moduladores, encender y apagar repetidamente una fuente lumínica. Los parpadeos que se producen, a grandes velocidades imperceptibles para el ojo humano, pueden ser interpretados por un receptor y transformados a ceros y unos y, por tanto, información. Algo muy similar a lo que sucede con los infrarrojos de nuestro mando a distancia y el televisor que consigue controlar.

La tecnología comenzó con lámparas convencionales, con velocidades bastante discretas, pero fue la popularización de los LED y sus favorables características para realizar esos parpadeos lo que hicieron que el Li-Fi pudiese ser una realidad de la mano del profesor de la Universidad de Edimburgo, Harald Haas. Él fue quien, en 2011, mostró en público el primer dispositivo capaz de comunicarse mediante la luz de forma óptima, acuñó el nombre de Li-Fi para la tecnología y puso en marcha un empresa dispuesta a explorarla y explotarla, pureLiFi.

Li-Fi vs wifi: ventajas y desventajas

Una de las razones por las que las investigaciones sobre el Li-Fi se han intensificado en los últimos tiempos tiene que ver con los importantes beneficios que esta tecnología podría traer a un sinfín de ámbitos y las múltiples posibilidades que presenta, tanto por sí sola como en comparación con la tecnología wifi, por ejemplo.

Esencialmente, la sencilla idea de poder ofrecer conexión a Internet a través de la luz brinda la posibilidad en oficinas, comercios, aeropuertos o incluso calles de desplegar conexiones y puntos de acceso sin grandes desembolsos ni complicaciones. Simplemente bastaría incluir un emisor LED en el gran número de luminarias de las que disponen y hacer uso de dispositivos con tecnologías power line communications, capaces de transmitir datos mediante las líneas de energía eléctrica.

Adiós a cables extra y a las interferencias

De este modo podrían abaratarse costes al no tener que realizar cableados extra ni situar puntos de acceso en determinadas áreas, así como evitarse problemas relacionados con la saturación del espectro electromagnético. Adiós a las interferencias creadas en bloques de vivienda por la falta de canales libres a la hora de establecer redes wifi o al modo vuelo en los aviones, al poder disfrutar de Internet mediante una tecnología que no interfiere en los aparatos de las aeronaves.

Maraña de cables en torno a un routerMaraña de cables en torno a un router

Igualmente, respecto al wifi, en cuanto a seguridad Li-Fi también ganaría. El principal inconveniente de esta tecnología, tener reducido su alcance al propio haz de luz que proporcione el o los emisores LED, es también su gran virtud. Y es que podríamos ampliar o reducir la cobertura que proporcionamos de forma bien tangible y asegurarnos que nadie, fuera del área iluminada, puede interceptar la conexión. Descifrar claves Li-Fi como las de wifi queda descartado a no ser que uno se encuentre justo debajo de la luz.

Por último, cabe destacar otra de las razones por las cuales esta tecnología está cobrando y cobrará tanto protagonismo en el futuro: las grandes velocidades que alcanza. Si las primitivas pruebas que se hicieron en sus inicios lograron velocidades de unos pocos Kbps con luces convencionales, en su demostración de 2011 Harald Haas con un solo emisor LED consiguió 10 Mbps. En aquella charla TED, el profesor aseguró que pronto se podría llegar hasta los 500 Mbps y aquel mismo verano, el Fraunhofer Institute de Berlín, incrementó la estimación hasta los 800.

La realidad a día de hoy, fuera del laboratorio, es que se ha conseguido una velocidad de transmisión de 1 GB por segundo por la compañía estonia Velmenni y que la Universidad de Oxford estima, de acuerdo a sus pruebas, que pronto podrían alcanzarse los 22.

Qué dispositivos serán compatibles con Li-Fi

La visible light communication se espera que sea compatible con todo tipo de dispositivos, desde teléfonos móviles inteligentes a tabletas, desde electrodomésticos a maquinaria industrial, desde máquinas de vending a ordenadores.

El potencial de esta tecnología podemos encontrarlo en la habitación en la que puedes estar ahora mismo. Mira a tu alrededor. ¿Ves lámparas dándote luz? Pues con ellas contactándote a Internet podrías olvidar conexiones por cable o tener un router wifi.

Un iPad con teclado siendo utilizado en un espacio público con luz artificialUn iPad con teclado siendo utilizado en un espacio público con luz artificial

¿Te imaginas lo costoso que debe ser llevar red a una alargada terminal como la T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas? Modificando sus luces y con un pequeño añadido al sistema de red eléctrica no habría que hacer nada más.

Y lo mismo en pequeños, medianos o grandes comercios, que podrían aprovecharlo además para promocionar productos concretos en determinadas áreas con determinadas luces, en estadios de fútbol, calles u oficinas. Como decimos, las posibilidades son infinitas.

Adaptadores Li-Fi ya en marcha

Y una empresa salida de los estudios de Harald Haas en la universidad, pureLiFi, ha presentado de su mano uno de los primeros prototipos que además de conectar a Internet mediante la luz también proporciona energía.

El adaptador Li-Fi, como podríamos llamarlo, fue explicado por el profesor en otra charla TED el pasado septiembre y básicamente, con la ayuda de placas solares, sería capaz de alimentarse eléctricamente, transmitir ese energía para cargar la batería de un smartphone y, al mismo tiempo, proporcionar conexión a Internet mediante Li-Fi.

Este prototipo, sumado a otros que se centran en ofrecer las bondades de la tecnología Li-Fi de todas las formas posibles, abren el camino a que en pocos años nos olvidemos del wifi para tener enlace con la red de redes con solamente encender la luz. El futuro, sin duda, de las comunicaciones a corta distancia.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?