Lumia 830: Cámara PureView para el Windows Phone más delgado - imagen 23

Windows Phone es el eterno outsider, el tercero en discordia de un mercado, el de los sistemas operativos móviles, dominado por los dos gigantes Android e iOS, que promete luchar por cerrar el hueco que le separa de éstos, a pesar de que las últimas cifras reflejan que esa distancia no hace más que agrandarse, sobre todo en Europa. Pero siempre está bien conocer a fondo al que intenta convertirse en uno de los grandes animadores de ese mercado, y por eso hoy os ofrecemos un análisis detallado del Nokia Lumia 830, el que presume de ser el Windows Phone 8.1 más fino del mercado.

Lee también nuestra review del Nokia Lumia 735

Desde Nokia les gusta acuñar este dispositivo como el teléfono insignia de la marca finlandesa con un precio de gama media. Lo cierto es que este smartphone se encuentra entre dos aguas, con características que a priori son superiores al del Lumia 735, pero sin acercarse al 930. Conozcamos un poco más a fondo el Lumia 830 de Nokia.

Especificaciones técnicas

Nokia Lumia 830
Sistema Operativo Windows Phone 8.1
Memoria RAM 1 GB
Memoria Interna 16 GB ampliable a 128 GB mediante Micro SD
Almacenamiento en la nube 15 GB gratuitos mediante OneDrive
Pantalla 5" IPS LCD (1280x720)
Procesador Qualcomm Snapdragon 400 a 1,2 GHz Quad-core
Cámara Principal 10 Mpx Zeiss con Estabilización Óptica de Imagen / Grabación de vídeo 1080 @ 30fps)
Cámara Secundaria 0,9 Mpx
Dimensiones 139,4 x 70,7 x 8,5 mm
Peso 150 gramos
Conectividad NFC, A-GPS/GLONASS, microUSB, Bluetooth 4.0
Batería Extraíble de 2.220 mAh con soporte para carga inalámbrica (estándar Qi)
Colores Carcasa intercambiable trasera en colores naranja, verde, blanco y negro

Diseño

El Nokia Lumia 830 presume de ser uno de los teléfonos Windows Phone más delgados que hay en el mercado. Sus dimensiones exactas son de 139,4 x 70,7 x 8,5 mm y pesa 150 gramos. Como se puede observar, su grosor en su punto máximo es bastante inferior a otros teléfonos de la gama Lumia.

A primera vista, destaca su marco de aluminio que rodea el dispositivo, por lo que la carcasa trasera de plástico del Lumia 830, como bien indica su nombre, se ciñe solamente a la parte de detrás, a diferencia del Lumia 735, en el que la carcasa invadía los laterales e incluso una pequeña fracción del frontal del teléfono. Es de agradecer este cambio, ya que el marco de aluminio confiere una sensación de mayor robustez y elegancia a este smartphone. Aunque hay que reconocer que la combinación del marco de aluminio con la carcasa de plástico, disponible en naranja, verde, blanco y negro, le resta algo de uniformidad a su aspecto, algo que sí tenía el Lumia 735.

Nokia Lumia 830, el Windows Phone 8.1 más fino

Sobre el lateral derecho del marco de aluminio se sitúan tres botones, también en aluminio, de arriba a abajo, el de volumen, el de bloqueo/apagado/encendido y un tercer botón que nos da acceso directo a la cámara del Lumia 830 a la vez que sirve de botón de disparo dedicado una vez dentro de la aplicación de la cámara, como ya explicaremos en la sección correspondiente. En la parte superior del marco encontramos la entrada de audio típica de 3,5 mm y la entrada miniUSB para la carga del teléfono y transferencias de datos con un ordenador. Nos sorprende particularmente la disposición de ambas conexiones en el mismo borde, quizás demasiado acostumbrados a encontrarlos en lados opuestos, pero al fin y al cabo no supone ningún problema de manejabilidad del teléfono, a diferencia del botón de bloqueo, cuya ubicación quizás no sea la más accesible de todas.

También hay que destacar la presencia de botones de navegación físicos en la parte inferior del teléfono, en lugar de los botones on-screen a los que nos habíamos habituado últimamente. Esto conlleva dos consecuencias más que obvias; para poder albergar estos botones físicos, el dispositivo tiene que ser algo más grande de lo que sus 5 pulgadas de pantalla podría inicialmente suponer, y que estos botones siempre permanecen estáticos sobre el mismo borde del teléfono, independientemente que estemos manejándolo en modo horizontal o vertical. De la misma manera, también permanecen fijos en la misma posición los típicos iconos de batería, redes Wi-Fi o la hora, aunque con una pequeña diferencia; al rotar nuestro Lumia 830 noventa grados, estos iconos giran en el mismo sentido aunque sin moverse del sitio.

Si abrimos la carcasa del Lumia 830, muy fácil de quitar y poner gracias a sus 14 mini-enganches, lo que más llama la atención es la placa de carga inalámbrica adherida a la cara interior de la carcasa trasera. La batería es totalmente extraíble, y aquí en las entrañas del teléfono es donde encontramos las ranuras para la tarjeta nanoSIM y tarjeta microSD del Lumia 830.

Pantalla

El Lumia 830 incorpora una pantalla IPS LCD de 5 pulgadas, con una resolución 1280 x 780. Según los datos oficiales de Microsoft, estos números arrojan una densidad de píxeles de 296 ppp. Quizás podríamos pensar que se trata de una cifra algo pobre comparado con teléfonos prémium de gama más alta, pero suficiente para el segmento donde se quiere mover este terminal.

Echamos de menos una pantalla OLED como la que incorporan otros teléfonos de la gama Lumia, pero la tecnología ClearBlack de Nokia nos ofrece un contraste más que digno, con una nitidez y colores correctos, así que para ser una pantalla LCD no está nada mal. En cuanto a la pantalla táctil, su tecnología Super Sensitive Touch nos proporciona una sensibilidad muy alta, y el Corning Gorilla Glass 3 con el que viene protegida la pantalla, hace que su display sea altamente resistente a ralladuras.

Nokia Lumia 830, el Windows Phone 8.1 más fino - imagen 6

El ajuste automático del brillo del Lumia 830 nos permite usar el dispositivo en exteriores sin más problemas, pero si queremos modificar esta configuración manualmente tenemos tres niveles de brillo posibles donde elegir: bajo, medio y alto.

Procesador y memoria

El Lumia 830 viene equipado con un procesador Qualcomm Snapdragon 400 a 1,2 GHz, se trata de un procesador de cuatro núcleos bastante común en teléfonos de gama media. Este Snapdragon 400 es más que suficiente para ejecutar todas nuestras aplicaciones sin más problemas, por lo que no tenemos nada que objetar al procesador elegido por Nokia como cerebro del Lumia 830.

Además, cabe destacar que el Lumia 830 incorpora 1 GB de memoria RAM y por defecto viene con un espacio de almacenamiento interno de 16 GB, aunque éste es fácilmente ampliable hasta 128 GB mediante tarjeta microSD. Espacio para nuestras aplicaciones desde luego que no va a faltar.

Software

El sistema operativo de este teléfono Nokia es Windows Phone 8.1. Como usuarios habituales de otros sistemas operativos móviles, hemos empezado a trastear con el Lumia 830 como niños ilusionados por un juguete nuevo y la verdad es que no nos ha defraudado para nada. Tener todas nuestras aplicaciones organizadas en el homescreen como Tiles o baldosas resulta extremadamente funcional. Los Tiles vienen a ser accesos directos a nuestras apps en forma de botones cuadrados, cuya ubicación y tamaño podemos variar a nuestro antojo. También podemos anclar o desanclar programas de nuestra pantalla de inicio, e incluso agruparlas por carpetas con un simple gesto. Todo muy fácil e intuitivo, aunque si no nos acaba de convencer esta forma de organización típica de los sistemas operativos Microsoft más modernos, con un simple swipe llegamos a una lista de todas nuestras aplicaciones ordenadas de manera alfabética.

Nokia Lumia 830, el Windows Phone 8.1 más fino - imagen 4

Entre las aplicaciones instaladas de fábrica en el Lumia 830 destacan varias de carácter social como Facebook o Skype. Además, como no podía ser de otra manera, trae un popurrí de aplicaciones imprescindibles en cualquier dispositivo con soporte de Microsoft (Office, OneDrive, OneNote o Outlook), apps nativas de la gama Lumia (Beamer, Cinemagraph, Creative Studio y Storyteller) y aplicaciones propias de Nokia, como sus diferentes aplicaciones HERE o Nokia Camera. La presencia de esta última aplicación resulta algo sorprendente, pues el Lumia ya cuenta con su propia aplicación de cámara, por lo que nos encontramos con dos apps fotográficas instaladas en el dispositivo.

Aunque poco a poco Windows Phone está avanzando mucho en cuanto a las aplicaciones disponibles para este sistema operativo, seguimos echando de menos ciertas apps que se nos han hecho imprescindibles en nuestros dispositivos Android e iOS. Esto obviamente no es culpa del Lumia 830, sino del escaso interés de muchos desarrolladores oficiales por adentrarse en este sector. De la misma manera, acostumbrados al excelente funcionamento de la App Store de Apple y Google Play, el uso de la tienda de aplicaciones puede resultar algo frustrante al realizar una búsqueda, cuyos resultados suelen arrojar decenas de aplicaciones no oficiales mezcladas entre las oficiales, haciendo complicada la elección adecuada.

Muchos usuarios se quejan de que el Lumia 830 no es un teléfono apropiado para juegos, afirmando que las transiciones pueden ser algo lentas y que a veces el audio de los juegos parece que se ralentice. Nosotros no hemos tenido ningún problema con los diferentes juegos que hemos probado, entre ellos el Asphalt 8: Airborne y el FIFA 15 Ultimate Team, aunque sí es cierto que tras un tiempo prolongado de juego, el dispositivo puede llegar a sobrecalentarse.

Autonomía

La batería del Lumia 830 es de características idénticas a la de su hermano pequeño, el Lumia 735, del que os hablábamos hace poco. Se trata de una batería de Li-ion de 2.200 mAh, recargable mediante cable USB o mediante tecnología de carga inalámbrica que sigue el estándar Qi, por lo que también podemos cargar la batería de nuestro Lumia mediante inducción electromagnética, colocándolo sobre el cargador inalámbrico que lamentablemente se vende separado del teléfono.

Nokia Lumia 830, el Windows Phone 8.1 más fino - imagen 7

Al tratarse de la misma batería, pero ahora aplicada a una pantalla ligeramente más grande, os podéis imaginar que la autonomía del Lumia 830 no es tan buena como la del 735, pero aún así da para bastante. Con un uso normal del Lumia 830 suele ser necesario cargar su batería cada 48 horas, quizás con una frecuencia algo superior si nos gusta reproducir vídeos de YouTube a todo trapo durante gran parte del día.

Cámara

Si en su momento os contamos que el Lumia 735 era un smartphone claramente orientado hacia los selfies y las videollamadas, en el caso del 830 pasa totalmente al contrario. El equipo de Nokia ha puesto todos sus esfuerzos en la cámara trasera del dispositivo, dejando algo de lado la frontal, la que se usa para los autorretratos que tan de moda se han puesto últimamente, con una cámara de 0,9 Mpx que produce selfies bastante ordinarios.

El caso de la cámara principal es totalmente diferente. El Lumia 830 nos ofrece un sensor de 10 Mpx, óptica Carl Zeiss, con una lente de f/2.2, una distancia focal de 26 mm y un tamaño de 1/3,4 pulgadas, algo menos potente y más pequeño que los Lumia de gama más alta, pero suficiente para capturar muy buenas fotos, incluso en condiciones lumínicas poco óptimas. Cabe destacar que esta cámara de la gama PureView de Nokia incorpora estabilización de imagen óptica, algo que por ejemplo, no encontramos en el iPhone 6, mientras que el 6 Plus sí lo incluye. Esta OIS, unido a un procesado de imagen bastante decente, nos proporciona imágenes muy nítidas incluso con poca luz. Hemos notado que los objetos en movimiento pueden aparecer algo desenfocados, pero no se trata de nada demasiado importante.

Nokia Lumia 830, el Windows Phone 8.1 más fino - imagen 3Misma imagen tomada de día y de noche Lumia 830: Cámara PureView para el Windows Phone más delgado - imagen 21Foto paisajística en modo automático Nokia Lumia 830, el Windows Phone 8.1 más fino - imagen 22Foto paisajística con el modo Cielo Nublado Nokia Lumia 830, el Windows Phone 8.1 más fino - imagen 21Primer plano tomado con el Lumia 830 Nokia Lumia 830, el Windows Phone 8.1 más fino - imagen 20Macro con el Lumia 830

Puede que el tiempo de espera necesario para poder disparar dos fotos seguidas sea algo elevado, pero la cámara del Lumia 830 incorpora un modo ráfaga que soluciona este problema, aunque si hacemos uso de él, no podremos capturar imágenes a la máxima resolución ofrecida por la cámara de este dispositivo.

Otro de los aspectos más positivos del Lumia 830 en cuanto a su cámara es la posibilidad de utilizar un botón de disparo físico. Podemos hacer fotos como en todos los smartphones, pulsando sobre la pantalla del dispositivo, o si somos más de cámaras fotográficas tradicionales podremos hacer uso del botón habilitado para tal efecto en la parte superior derecha del teléfono si lo sujetamos en modo horizontal. Gracias a este botón tendremos la sensación de estar utilizando una cámara de verdad, pues pulsando un poco lograremos enfocar la imagen para luego capturarla apretando el botón del todo.

Nokia Lumia 830, el Windows Phone 8.1 más fino - imagen 2

Por último, hay que señalar que el Lumia 830 permite grabar vídeo 1080p a 30 frames por segundo, dando lugar a vídeos de bastante calidad y con un audio más que aceptable gracias a sus tres micrófonos.

Accesorios

Podemos encontrar múltiples accesorios que complementen nuestra experiencia con el Lumia 830, todos ellos con un denominador común: su naturaleza wireless. Entre ellos encontramos placas de carga inalámbrica de todos los tipos y formas, auriculares también inalámbricos y, además, altavoces inalámbricos. Gracias a la generosidad de Nokia, hemos podido probar uno de estos altavoces que funcionan sin cables, concretamente el bautizado como Nokia Portable Wireless Speaker, cuyas dimensiones son 38 mm de alto y 84 mm de diámetro.

Lumia 830: Cámara PureView para el Windows Phone más delgado - imagen 20

El altavoz en cuestión se puede conectar a nuestro Lumia 830 por Bluetooth, acoplando ambos dispositivos mediante NFC, simplemente acercando nuestro teléfono al altavoz. Como no podía ser de otra manera, reproduce sonidos de manera nítida y clara, y según las especificaciones oficiales se logra una potencia de sonido de 95dB a medio metro de distancia. Incorpora una batería de 1020 mAh lo que nos da hasta 15 horas de reproducción musical, la verdad es que no está nada mal.

Conclusiones

Intentando mantener la máxima objetividad posible, el Nokia Lumia 830 en general es un muy buen teléfono, no flaquea demasiado en ningún aspecto y cuenta con varios puntos fuertes que pueden convertirlo en un smartphone más que decente. Entre ellos, una gran cámara con la que podemos realizar fotos de calidad incluso en condiciones de luz poco óptimas. Si algún usuario de Android o iPhone está pensando en pasarse a Windows Phone, este es sin duda un buen dispositivo para comenzar su andadura en el sistema operativo móvil de Microsoft.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?