Antiguo teléfono Motorola

Es curioso ver como objetos que en un pasado podían parecer incluso ridículos o exclusivos para un reducido número de usuarios se convierten en la actualidad en algo indispensable para la mayoría. Ya pasó con el invento del ratón, allá por el año 1961, creado por un visionario llamado Douglas Engelbart, el cual quería que un ordenador sirviera para algo más que cálculos matemáticos; no siendo hasta 1981 cuando se lanzó la primera computadora con ratón incluido, de la mano de Xerox… Y miremos hoy en día el uso que le damos a dicha herramienta.

En el caso de los móviles, la evolución hasta los smartphones (pequeños ordenadores táctiles al uso) nos ha llevado por más de 40 años de tipos de líneas, servicios, modelos y tamaños de móviles, los cuales no han llegado a conectar con la mayoría del público hasta hace apenas 20 ya que no se les veía utilidad para un usuario de a pie, su precio no estaba al alcance de todo el mundo y sus diseños resultaban bastante aparatosos.

Evolución de la telefonía móvil

Antes de dar un repaso cronológico por dicha evolución, deberemos echar la vista atrás unos cuantos años más, ya que la telefonía móvil, aunque tiene el hito de la famosa llamada realizada por Martin Cooper, directivo de Motorola, a Joel Engel, rival en Bell Labs en el año 1973, fue utilizada vía radiofrecuencia desde 1946 para su uso comercial y muchos años antes ya se utilizó en la guerra, como veremos a continuación. Es por ello que, antes de meternos de lleno en la primera generación de telefonía móvil denominada celular, daremos un breve repaso a su predecesora, la radiotelefonía móvil.

Radio Telefonía Móvil

Ya en la Primera y Segunda Guerra Mundial se utilizaron sistemas de comunicación, los cuales emitían en frecuencias AM y FM posteriormente. Eran los primeros walkie-talkies, con un alcance de entre 1,6 y 4,8 kilómetros. Estos dispositivos sirvieron de gran ayuda para la organización táctica de tropas, aunque resultaban bastante pesados y escasos de autonomía, y se podían efectuar pocas comunicaciones simultáneas.

Radio teléfono en la primera Guerra MundialRadio teléfono en la primera Guerra Mundial / Bundesarchiv, Bild 146-1970-038-68 editada con licencia CC 3.0

En 1946 se lanzó el primer servicio de telefonía móvil comercial (MTS, de las siglas Mobile Telephone System), por parte de la empresa Bell System y gestionado por AT&T. Estos aparatos pesaban unos 36 kilos y solían instalarse en vehículos, pero no estaban al alcance de muchos dado que el coste de las cuotas mensuales rondaba los 30 dólares de la época, con un añadido por llamada, lo que sólo estaba al alcance de funcionarios, altos cargos o prensa.

Cuando en 1948 los laboratorios Bell implementaron el transistor, llegó la revolución, al poder ubicar en un simple maletín lo que antes ocupaba todo el maletero de un coche. Sin embargo el sistema solo evolucionó a partir de los años 60. Rusia no se quedó atrás, consiguiendo crear varios modelos de telefonía y llegando incluso a presentar el APN, un móvil que cabía en la palma de la mano, con un peso de unos 70 gramos. Sin embargo el estado prefirió centrarse en la telefonía móvil para conductores optando por Altay en 1963.

Toda esta evolución estaba basada en la radiofrecuencia, con el problema de que cada teléfono era un emisor de alta frecuencia, limitado por el ancho de espectro de cada línea, lo cual únicamente permitía la conexión entre unas 44 personas simultáneamente en una ciudad.

Teléfono para coche Motorola TLD-1100 año 1964Teléfono para coche Motorola TLD-1100 año 1964

El salto a la telefonía celular (Primera generación)

La limitación de la telefonía móvil en los años 60, debido al tipo de transmisión, fue materia de estudio y lucha entre compañías, ya que desde el año 1947 se tenía el concepto de la red de celdas, consistente en la división de una determinada zona geográfica en celdas con un transmisor en cada una de las mismas, de manera que al pasar de un sector a otro de una zona la comunicación siguiera fluyendo entre los interlocutores. El concepto estaba ahí, pero no fue hasta 1973 cuando Martin Cooper, directivo de Motorola, marcó un antes y un después con su primera llamada desde el DynaTAC 8000X a su mayor rival, Joel Engel, de los Bell Labs de AT&T.

Red de celdasRed de celdas

Cabe destacar que aunque el despegue de los móviles portátiles, tal y como los conocemos actualmente, tuvo su origen en Motorola como comentábamos en líneas anteriores, las líneas móviles en vehículos eran ya una realidad. En España ya se usaban en 1976, teniendo acceso a los mismos altos cargos y gente de poder de la época, aunque con uso limitado a Madrid y Barcelona. Eran los denominados TAV (Teléfono automático en vehículos). La comercialización del DynaTAC 8000X no tuvo lugar hasta 1984: un móvil con tecnología 1G que pesaba 1 kilo. Anteriormente, en 1981, ya se había lanzado una tecnología llamada NTM (Nordic Mobile Telephony) por parte de Ericsson que estaba basada aún en canales de radio analógicos con frecuencia FM.

Motorola DynaTAC 8000XMotorola DynaTAC 8000X / Rosenfeld Media editada con licencia CC 2.0

Coincidiendo con el mundial de futbol de España, en 1982, la CTNE (Compañía Telefónica Nacional de España) lanzó su sistema de telefonía celular denominado TMA-450 (Telefonía Móvil Automática), basado en la tecnología NTM de 450Mhz. Fue un rotundo éxito y sentó las bases de la creciente evolución de la telefonía móvil. En España, los primeros móviles que llegaron fueron para el presidente Adolfo Suárez y otro para el Rey, concretamente unos Nokia, con un valor de unas 700.000 pesetas. El monarca siempre estuvo muy interesado en las novedades de la telefonía móvil, de hecho Motorola y Nokia le iban haciendo llegar cada uno de los últimos modelos que salían al mercado.

Saltamos a 1986, año del mundial de fútbol de México, de la entrada de España y Portugal en la Unión Europea, del lanzamiento de la soviética estación espacial MIR y del famoso acercamiento del cometa Halley a la Tierra… En este mismo año se pondría en marcha la tecnología NTM 900 de la mano de Ericsson. Aparte, aparecieron nuevos sistemas como AMPS (Advanced Mobile Phone System) y TACS (Total Access Comunication System). Estos sistemas abrieron las puertas a la siguiente generación móvil, tal y como detallaremos a continuación. Algunos aún recordaremos cuando en España Telefónica lanzó su marca Moviline, adaptando el sistema TACS y acercándonos al futuro de la telefonía móvil. El nicho de mercado estaba centrado aún en el mundo empresarial. Para los usuarios de “a pie”, esta tecnología quedaba tan distante como innecesaria en aquella época.

Telefonía al alcance de todos (Segunda generación)

Llegamos a la década de los 90, años marcados por los grandes éxitos discotequeros, la cercanía de los juegos olímpicos en Barcelona y un sentimiento de evolución tecnológica a pasos agigantados. En el mundo de la telefonía móvil se daba un nuevo paso hacia la digitalización de las comunicaciones, buscando una mejor calidad, una mayor portabilidad y un buen servicio a un precio asequible para el mayor número de personas posible. Aparecen así nuevos estándares de comunicación móvil, tales como D-AMPS (Estados Unidos), Personal Digital Cellular (Japón), cdmaOne (Estados Unidos y Asia) y GSM. Necesitaríamos otro artículo para tratar únicamente los estándares, pero como muchos sabréis, de los aquí nombrados el que más se ha extendido ha sido el GSM, al permitir la aparición de diferentes proveedores de servicio de telefonía y el cambio de uno a otro mediante una tarjeta SIM fácilmente.

El hito que produjo la evolución de esta nueva generación fue la implementación de acceso múltiple por división de tiempo (TDMA) y acceso múltiple por división de código (CDMA), convirtiendo las redes AMPS (Sistema avanzado de telefonía móvil) existentes en D-AMPS (Sistema avanzado de telefonía móvil digital), gracias a la migración de la señal analógica a digital sin tener que reinvertir en cambio de antenas, cableados, torres... De este modo se dio la Multiplexión, permitiendo un mayor número de usuarios simultáneos, así como una mayor capacidad operativa.

Aún en esta época se hacía extraño ver a gente fuera del mundo empresarial utilizando un móvil… Personalmente recuerdo que me llegaba a parecer ridículo el hecho de ver a una persona transportando un ladrillo de los de antes, sin recibir apenas llamadas y dándoselas de importante realizando alguna que otra, al tiempo que se dejaba una buena cantidad de dinero en cuotas de servicio. Pero los tiempos cambian como decíamos al principio de este artículo, convirtiendo cosas que pueden parecer ridículas en imprescindibles para el día a día…

Las características más destacables de esta segunda generación fueron: el roaming, facilitador de itinerancia internacional en comunicaciones, la aparición del SMS para mensajes cortos de texto, el MMS (2.5G) para mensajes multimedia, y el sistema WAP para acceso a Internet, pero un Internet muy diferente del que podemos ver actualmente con el sistema 4G, en parte porque en un principio las pantallas eran monocromáticas y sólo permitían texto y alguna pequeña imagen pixelada, y por otra parte porque el Internet de los 90 distaba mucho también de lo que conocemos hoy en día.

Alcatel One Touch EasyAlcatel One Touch Easy / Bjoertvedt editada con licencia CC 3.0

Echando la vista atrás, pese a ser muchos los años de distancia desde los inicios de este sistema de comunicación, podemos observar una evolución vertiginosa y una lucha por llevar el contacto entre personas a un nivel de comodidad y calidad espectaculares. Para conseguir una mejor calidad, y de cara a dar el salto a la tecnología 3G todavía no desarrollada lo suficiente en la época, se incrementó a 2.5G, permitiendo dar mayores prestaciones entre las que destacaban el EMS (sistema de mensajería mejorado, con capacidad de incluir iconos y melodías, equivalente a 3 o 4 SMS) y el MMS citado anteriormente, implementando el sistema GPRS que permitía unas mayores velocidades de transferencia de datos así como el EDGE (Enhaced Data rates for GSM Evolution), con una mayor tasa de transferencia.

Fue a partir del 98 aproximadamente cuando se empezaron a comprar más móviles para usuarios domésticos, en gran parte por la proliferación de los famosos packs de prepago. Aquel Alcatel One Touch Easy, que si mal no recuerdo costaba 15.000 pesetas, con 15.000 de saldo, más una promoción con 5.000 adicionales si hacías no se qué acción… La verdad es que a partir de aquellos años se comenzaron a ver cada vez más y más móviles por todos lados.

En el año 1999 Nokia lanzaba su famoso Nokia 3210, un teléfono enfocado a la gente joven, el cual ofrecía un atractivo diseño, 3 juegos incluidos, carcasas intercambiables, tonos de llamada personalizables y la posibilidad de incluir imágenes en los SMS... Todo a un precio muy competitivo, lo cual se transformó en un rotundo éxito sin precedentes. Pero fue a finales del año 2000 cuando Nokia rizó el rizo, ofreciendo una versión mejorada de su predecesor, el Nokia 3310. Este móvil incluía un cronómetro o una calculadora, un juego más que su versión anterior, nuevas carcasas intercambiables y la posibilidad de enviar mensajes SMS tres veces más grandes en tamaño que los SMS estándar de la época. Tal fue el éxito cosechado que se llegaron a vender más de 100 millones de unidades. Actualmente sigue siendo un móvil cotizado, ya que su funcionalidad se sigue manteniendo y la duración de su batería es mítica; de hecho, en este 2017 se ha relanzado dicho modelo, con la funcionalidad de su predecesor, pero con pantalla a color y cámara de 2 megapíxeles.

Antiguo Nokia 3310Antiguo Nokia 3310 / Aman Firdaus editada con licencia CC 2.0

3G, el camino hacia los datos móviles (Tercera generación)

Y llegamos a 2001, año del nacimiento del 3G con capacidad para transmitir datos a gran velocidad, posibilitando conexiones a Internet, videoconferencias, televisión y descarga de archivos gracias al UMTS (Universal Mobile Telecommunication System), con velocidades que llegaban a los 7,2 Mb/s, dependiendo de la localización. Uno de los problemas que encontraron los primeros usuarios de esta tecnología fue la falta de cobertura inicial, aparte del alto precio que había que pagar por el uso de datos. En este año se lanzó el Nokia 5510, un teléfono con una forma peculiar, dotado de características muy similares al 3310, pero que tenia la capacidad de almacenar hasta 64mb de archivos MP3 para su reproducción. Disponía de una pantalla central, a los laterales de la cual se disponía todo un teclado QWERTY, ideal para mandar mensajes, escribir notas, etc. 

En 2002 comenzaron a llegar los teléfonos con pantalla a color, los cuales convivían con los típicos de pantalla monocromo, pero un año antes asistimos también al anuncio de uno de los primeros móviles con cámara en Europa, el Nokia 7650. En Japón ya pudieron disfrutar del J-SH04 y su cámara de 110.000 pixeles. La mayoría de estos móviles, pese a estar presente la tecnología 3G, no la soportaban. De hecho, el primer iPhone presentado por Apple en 2007 aún no poseía dicha tecnología, habiendo móviles del fabricante nórdico con esta prestación años antes. La evolución y co-habitación de diferentes móviles híbridos, con diseños innovadores, cámaras, implementación de tecnología 3G, sin 3G y demás tuvo su auge hasta 2009, año en el cual se presentaba oficialmente la tecnología 4G con la que comenzó la era de los smartphones tal y como veremos en las siguientes líneas.

iPhone 3GiPhone 3G / Junpei Abe editada con licencia CC 2.0

Smartphones, conexión sin límites 4G (Cuarta generación)

Sólo hace 10 años de la presentación del iPhone, el teléfono táctil de Apple que revolucionó la forma de ver la comunicación móvil. Desde ese momento, la evolución de estos dispositivos ha ido a un ritmo vertiginoso, haciendo que la inmensa mayoría de la población mundial disponga de uno o varios teléfonos pero con un cambio muy importante con respecto al primer uso que se daba de los mismos, ya que la comunicación verbal está siendo suplida por las comunicaciones multimedia, aplicaciones para chat, fotos, vídeos, etc.

Se han dejado de lado los botones para dar lugar a pantallas táctiles de más de 4 pulgadas, capaces de acercar al usuario todo tipo de funcionalidades acordes a sus necesidades cotidianas. Pero este salto tiene una historia que se remonta a 1992, cuando se empezaron a conocer los PDA de la época (poco o nada utilizados hoy en día) y cuando apareció el Ericsson GS88, que ya disponía de funciones de correo electrónico, navegación web, teclado QWERTY físico, modo avión, puerto infrarrojo y conexión a PC, entre otras cosas. Con la llegada de Windows Pocket PC en el 2000 y los HTC, todo fue cambiando. El usuario quería más funcionalidades, poder realizar más tareas con un simple dispositivo, disponer de mayor movilidad… Y así fueron llegando los Palm, BlackBerry y la guerra de sistemas operativos, de los cuales podemos destacar actualmente Android e iOS y en menor medida Windows Phone.

Los móviles HTC por ejemplo tuvieron gran repercusión en el mercado. Esta compañía china comenzó trabajando en la sombra (en cierto modo), ya que fabricó varios PDA (predecesores de los smartphones) para otras marcas, entre ellos el conocido Compaq iPaq H3100. El declive de los PDA tras la fusión de los mismos con la tecnología móvil les hizo dar el salto a la fabricación de su primer teléfono inteligente, el HTC Wallaby, aunque aún seguían escondidos bajo nombres como T-Mobile MDA, Dopod 686, Siemens 5X56, QTek 1010 y O2 XDA. Poco a poco fueron descubriendo su marca propia, evolucionando con móviles basados en Windows Phone, para centrarse en la fabricación de dispositivos Android tras el boom de este sistema operativo.

Apple siguió con la evolución de su iPhone:  iPhone 3G (con tecnología 3G claro) en 2008, seguidamente del iPhone 3GS en 2009, iPhone 4 en 2010, iPhone 4S en 2011… Y así año tras año con un nuevo lanzamiento, mejorando las prestaciones, compactando su tamaño, reforzando su calidad fotográfica y sistema operativo, hasta llegar al 2016, con el lanzamiento del iPhone 7.

Samsung fue todo un referente en lo que a smarphones se refiere, consiguiendo por estos tiempos actuales una gran cuota de mercado. Sus modelos Galaxy, con pantallas cada vez más grandes, y su actual modelo Edge, con pantalla sin bordes, unido a su precio competitivo, han colocado a la compañía como un referente en lo que a móviles se refiere, pese a su problema con el Galaxy Note 7, cuando numerosos usuarios vieron como ardían sus terminales por fallos en las baterias.

Nokia se centró más en el sistema Windows, perdiendo un gran número de adeptos en el mercado debido en gran medida al auge y libertades obtenidas con el sistema Android. Actualmente están comenzando a lanzar modelos con Android, los cuales se comienzan a vender a ritmo vertiginoso, lo cual hace pensar en un posible retorno al cuadrilatero de la compañia.

Chica con smartphoneChica con smartphone

El 3G fue dando paso al 4G mientras esta evolución tenía lugar, ya que se necesitaban mayores tasas de transferencia de datos para navegar, descargar apps y realizar todo aquello que hoy en día vemos como cotidiano y factible sin preguntarnos cuánto ha llovido para llegar al punto en el cual nos encontramos hoy. Basado en el protocolo IP, con 4G disponemos de una convergencia entre redes de cable e inalámbricas, consiguiendo velocidades de hasta 50 Mbps en España, en el mejor de los casos con fluctuaciones de 10-15 Mbps.

Llegados a este punto, la llegada de las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram...), programas de mensajeria como WhatsApp, aplicaciones cada vez más potentes y todo un mundo de posibilidades, como la realidad aumentada, han conseguido dar un giro de 360 grados a la concepción inicial de la telefonía móvil, utilizándose actualmente más como un ordenador portátil.

¿5G? Realidad posible en 3 años

Aún se están terminando de desplegar las capacidades 4G al 100%, pero ya se está trabajando y fijando fechas para comenzar a desplegar el 5G a partir del 2020. Podemos preguntarnos, ¿y qué más podemos esperar? Pues bien, si ahora podemos llegar a velocidades medidas en megas, con el 5G se están llegando a dar velocidades en Gigas, esperando que cada usuario de esta tecnología pueda conectar a velocidades de vértigo, lo cual abre las puertas a un sinfín de posibilidades no sólo a nivel móvil; de hecho, se está empezando a afirmar que en 10 años dejarán de existir los smartphones…

¿Qué nos deparará el futuro? En breve lo veremos, de hecho, cada día es un nuevo futuro…

Más tecnología y reviews de gadgets

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?