Wallpaper de Vivaldi

Parece ser que a los grandes dominadores de la guerra de los navegadores les espera algo de competencia a lo largo de los próximos meses. Si Microsoft confirmó su nuevo Spartan Browser la semana pasada durante el evento Windows 10: The Next Chapter, hoy hemos sabido que el ex CEO de Opera, Jon von Tetzchner, acaba de sacar al mercado un nuevo navegador bajo el nombre de Vivaldi.

El navegador de momento se está lanzando desde hoy como una Tech Preview, disponible tanto para Windows, Linux y Mac, y como es de suponer en cualquier versión previa, aún le queda un largo camino por recorrer y muchas funcionalidades pendientes de implementar para convertirse en un navegador completo.

Aun así, los responsables de Vivaldi se muestran confiados en que este browser logrará hacerse un hueco en el mercado, gracias a su potencia y la oferta de características diferenciadoras respecto a los demás navegadores, y así lo han manifestado en declaraciones a The Next Web.

Creemos que la gente necesita un navegador más potente para sacar mayor provecho de su navegación. La mayoría de navegadores en el mercado actual ofrecen características similares y no se diferencian de los demás.

Características más destacadas de Vivaldi

No hemos querido dejar pasar la oportunidad de probar de primera mano y analizar las características más llamativas de este nuevo navegador. Permitidnos que os dejemos con las seis estaciones de este Vivaldi muy particular.

Interfaz Speed Dial

Speed Dial de Vivaldi

La primera característica destacada es que Vivaldi nos muestra la típica interfaz Speed Dial con la que tenemos acceso a nuestras páginas favoritas en forma de miniatura al abrir una pestaña nueva. Evidentemente, resulta muy útil para acceder a aquellas webs que visitamos con mayor frecuencia.

Pestañas que adoptan el color de la web

Pestañas con diferentes colores en Vivaldi

Otra de las características que más nos han gustado de Vivaldi es que muestra las pestañas abiertas con el color más representativo de la web que se visita. Distinguir pestañas por su color verde, azul o rojo nos facilita la identificación de cada una de ellas de un simple vistazo. Gran parte de la barra de navegación también adopta este mismo color.

Agrupación de múltiples pestañas en una sola

Las pestañas se pueden agrupar en Vivaldi

Vivaldi también nos permite agrupar varias pestañas en una sola para así ahorrar espacio mientras navegamos y no sobrecargar la barra de pestañas. Resulta muy útil para combinar webs de temática similar que tenemos abiertas simultáneamente.

Notas directamente en el navegador

Posibilidad de tomar notas directamente en Vivaldi

En el margen izquierdo de la ventana del navegador el usuario tiene acceso a una serie de iconos (marcadores, contactos, mail, descargas...). Un quinto botón nos ofrece la posibilidad de tomar notas relacionadas con la página que visitamos directamente en el navegador, y además nos permite adjuntar una captura de la web para futuras referencias.

Efectos fácilmente accesibles

Efecto sepia en Vivaldi

En la parte inferior del navegador aparece un menú desplegable desde donde podemos personalizar de manera rápida la forma de visualizar los contenidos mostrados en el navegador: filtros de color (sepia, blanco y negro, escala de grises), efectos de texto, efectos 3D, posibilidad de eliminar transiciones, etc. No es excesivamente útil, pero le da un toque divertido y personal al navegador.

Quick Commands

Quick Commands en Vivaldi

Una de las características más llamativas de Vivaldi es la posibilidad de hacer uso de la herramienta Quick Commands, con un funcionamiento similar a Spotlight en Mac OS X, que nos permite realizar búsquedas o ejecutar comandos de manera rápida utilizando el teclado en lugar del ratón.

Algunas mejoras necesarias

Obviamente, para un navegador en un estado tan poco avanzado de desarrollo (a pesar que los responsables del mismo llevan desde 2013 trabajando en él), aún quedan muchos detalles por pulir que resumimos a continuación.

El navegador reabre tal como se cierra

Lo que para unos puede ser una ventaja (si cerramos el navegador por equivocación o simplemente porque pensamos que habíamos acabado nuestra consulta) puede acabar siendo una característica algo incómoda, sobre todo si compartimos ordenador con otras personas. Si cerramos Vivaldi sin más, el siguiente usuario en abrir el navegador se encontrará con el browser tal como lo dejamos con todas nuestras pestañas abiertas. Un ligero problema para nuestra privacidad.

No hay extensiones

De momento, en este Technical Preview se echa en falta la posibilidad de añadir extensiones que incrementen la funcionalidades del navegador por defecto. Los desarrolladores han prometido mejorar este aspecto a lo largo de los próximos meses, pero de momento los usuarios que habitualmente utilicen extensiones tendrán que apañarse sin ellas.

Cliente de correo aún sin implementar

Cliente de correo integrado de Vivaldi

Aunque quizás el soporte para email no parezca algo demasiado necesario, los desarrolladores han contemplado la posibilidad de añadir esta característica a Vivaldi, y así se constata con el icono para tal propósito que aparece en la barra lateral derecho, a pesar de todavía no estar activo en esta Tech Preview.

Falta una barra de marcadores

A pesar de tener un acceso directo a los marcadores en el menú lateral de la izquierda, los usuarios de esta Tech Preview quizás echen de menos la presencia de la típica barra de marcadores desde donde poder acceder a sus páginas favoritas, aunque quizás sea un problema menor con la presencia de Speed Dial.

Enorme consumo de recursos

Habrá que ver si los desarrolladores de Vivaldi pueden corregir este problema en futuras versiones, pero sorprende la gran cantidad memoria utilizada por este navegador en comparación con otros programas de las mismas características. Para comprobar los recursos consumidos hemos abierto la misma página web en cuatro navegadores diferentes y estos son los resultados:

Vivaldi consume muchos recursos

¿Y cuál es el rendimiento de Vivaldi respecto a otros navegadores?

Hemos decidido someter a Vivaldi a un benchmark de navegadores para ver cómo rinde en comparación con los navegadores más populares del momento. En concreto, hemos utilizado el test de Peacekeeper con el que hemos podido hacer el navegador pasar por diversas pruebas:

  • Comprobación de la ejecución de juegos en 2D.
  • Pruebas de JavaScript.
  • Creación y renderización de imágenes bitmap y formas en 2D.
  • Manipulaciones de texto.
  • Capacidad de renderizar y modificar elementos HTML.
  • Pruebas físicas, que incluyen la velocidad de actualización de DOM y métodos matemáticos.
  • Capacidad para mostrar imágenes en el reproductor de vídeo HTML 5.
  • Posibilidad de reproducir vídeos HTML 5 codificados con los códecs Theora y WebM.
  • Manipulación de varias imágenes simultáneamente.
La puntuación del benchmark de Vivaldi

Los resultados arrojados para Vivaldi dieron una puntuación media de unos 3000 puntos, ya que realizamos el test varias veces para evitar posibles fluctuaciones, con un 6 sobre 7 en capacidades HTML 5. Google Chrome 40 ofrece resultados similares pero con la puntuación máxima en términos de HTML, mientras que Firefox 35 no llega a una puntuación de 1800, aunque posee un 7/7 en capacidades HTML 5. Lo mismo ocurre con Internet Explorer 11, aunque en este caso sus prestaciones HTML 5 bajan hasta 5 sobre 7. Por lo tanto, Vivaldi obtiene puntuaciones muy altas, aunque debe mejorar ciertos aspectos relacionados con el HTML 5.

Como veis, tenemos un nuevo navegador en el mercado que promete dar mucha guerra a los grandes, con características muy reseñables, pero también con evidentes mejoras que implementar antes de producir una versión final. Obtiene buenas puntuaciones de benchmark comparados con sus rivales, pero a nivel de consumo de recursos ahora mismo es una de las peores opciones.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?