Yo soy Root

Como usuario de Android puede que hayas escuchado la palabra root, que te estés planteando rootear tu móvil o que ya dispongas de derechos de superusuario en tu teléfono o tableta. De una forma u otra, ¿sabemos realmente qué significa rootear un Android? Ciertos fabricantes como Samsung, Huawei o Sony ya personalizan los sistemas operativos de sus dispositivos Android e incluyen todo tipo de opciones para que los usuarios puedan adaptarlos a sus usos y gustos. Sin embargo, este proceso permite meter mano al sistema operativo de tabletas y teléfonos Android y eludir los límites impuestos a nivel de hardware por el fabricante del dispositivo o por el operador del que se ha obtenido.

¿Qué significa rootear un Android?

Rootear un teléfono Android quiere decir convertirse en superusuario con acceso completo al conjunto del sistema Android del dispositivo, más o menos como el papel de Administrador en un PC Windows. Así, se tiene derecho a hacer modificaciones interesantes en el dispositivo como desinstalar aplicaciones por defecto, explorar los archivos internos del teléfono, restringir los permisos de una aplicación o reducir el consumo de la batería.

Proceso de root en AndroidProceso de root en Android

Cuando se habla del root del teléfono, se suele nombrar igualmente otras dos manipulaciones: flashear una ROM personalizada y desbloquear el bootloader. Como estas modificaciones suelen hacerse a la vez, podría ser interesante diferenciarlas. Estas son las diferencias entre los procesos:

  • Desbloquear el bootloader. El bootloader es el programa que ejecuta el código necesario para arrancar el sistema operativo del teléfono. Desbloquear el bootloader no significa directamente rootear el teléfono, pero suele ser la primera etapa para conseguir los permisos de superusuario o flashear una ROM.
  • Flashear una ROM personalizada. Una ROM personalizada es una versión modificada de Android que contrasta con la versión de Android desarrollada por Google sin modificaciones o la personalizada por el fabricante del dispositivo. No hace falta rootear el teléfono para instalar una nueva ROM pero la mayoría de ROMs personalizadas únicamente funcionan con root.

El proceso de root de un teléfono o tableta Android se puede realizar directamente desde el dispositivo mediante ciertas aplicaciones como Towelroot, ‎KingoRoot o Framaroot o conectándolo a un PC e instalando algún programa del tipo KingRoot PC o Mobogenie.

¿Por qué rootear un Android?

Existen muchas razones por las cuales los usuarios pueden querer obtener acceso root a su smartphone. El root es la única manera de obtener un control total del teléfono. Al conseguir los permisos de superusuario se podrán realizar cambios en el sistema que pueden considerarse grandes ventajas una vez se sabe de su existencia:

Andy liberado de sus cadenasAndy liberado de sus cadenas
  1. Suprimir las aplicaciones preinstaladas o el bloatware. La gigante surcoreana Samsung, por ejemplo, es la reina de las aplicaciones preinstaladas. Algunas de ellas pueden ser buenas y útiles pero, si el usuario no las utiliza, está desperdiciando memoria. Sin embargo, aunque lo intente no las podrá desinstalar sin más porque el fabricante cuenta con que se empleen. Si se es root, el usuario podrá eliminarlas como cualquier otra aplicación descargada a posteriori.
  2. Aumentar la autonomía de la batería. Existen todo tipo de aplicaciones que permiten gestionar la batería para que dure más mediante permisos root forzando al procesador a funcionar algo más rápido de lo habitual o disminuyendo la velocidad de los procesos cuando esté apagada la pantalla.
  3. Encontrar fotos eliminadas de Android. El root permite recuperar fotos eliminadas del dispositivo Android. Existen aplicaciones únicamente compatibles con permisos de superusuario capaces de lanzar una búsqueda, mostrar al usuario una vista previa de cada foto y recuperar las que éste seleccione.
  4. Flashear nuevas ROMs. Si uno se aburre de su versión de Android sin modificaciones, se puede instalar una ROM modificada que cambie totalmente el sistema a nivel estético e incluya nuevas opciones como barras de notificaciones, control por gestos o packs de iconos tipo Material Design. Además, la mayoría de los fabricantes dejan de proponer actualizaciones de sistema para sus modelos más viejos y es una forma de seguir actualizando ese smartphone incombustible del que uno no es capaz de desprenderse.
  5. Guardar absolutamente toda la información. Si se es root, los backups o copias de seguridad pueden incluir mucha más información: los datos de todas las aplicaciones, las preferencias de usuario y las personalizaciones realizadas y sobre todo imágenes del sistema que permitan recuperar un teléfono tal y como era si necesita restaurar los valores de fábrica tras un error.

Estas son únicamente algunas de las opciones prácticamente imposibles de ejecutar en un sistema Android sin root, hay muchas más. Sin embargo también hay que considerar si estas ventajas valen la pena.

Groot es un pro rootGroot es un pro root

¿Qué riesgos implica rootear un teléfono?

Primero hablábamos de las ventajas pero, también hay desventajas y riesgos al querer convertirse en superusuario.

  • Invalida la garantía del fabricante: para la mayoría de los fabricantes de dispositivos Android, la garantía se anula una vez el teléfono ha sido rooteado, incluso si lo requerido se encuentre dentro de los términos y los tiempos establecidos.
  • Hay más riesgo en cuanto a seguridad: el root permite emplear más aplicaciones, lo que facilita también el uso del acceso por una aplicación peligrosa que busque conseguir datos personales.
  • Adiós a las actualizaciones OTA: el usuario ya no podrá disfrutar de las actualizaciones OTA oficiales del fabricante del dispositivo en un aparato rooteado sin tener que flashear la ROM por su cuenta.
  • El smartphone podría quedar inservible: hoy en día las probabilidades son escasas ya que este proceso ha sido mejorado y perfeccionado pero siempre cabe la posibilidad de que el dispositivo deje de funcionar por completo.

Tras todo esto, sólo queda decir que ha quedado patente que el proceso de root no es un mero trámite y que implica grandes consecuencias, además de sus interesantes ventajas. El usuario de Android tendrá que meditar bien antes de dar el paso y considerar si va a saber lidiar con el proceso correctamente y sobre todo, si las ventajas que le va a aportar le van a ser realmente útiles para el tipo de uso que le da habitualmente a su dispositivo.

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?