Reacciones internacionales a la batalla entre Google y la prensa alemana

Reacciones internacionales a la batalla entre Google y la prensa alemana - imagen 2
Recogemos las reacciones de diversos medios al anuncio de Google sobre la retirada de contenidos e imágenes de los resultados de búsqueda en Alemania

La pasada semana asistimos a un nuevo episodio del enfrentamiento entre Google y la prensa tradicional a cuenta de los enlaces que aparecen en Google News mostrando parte de su contenido. Para quienes no estén muy puestos en la materia, Alemania aprobó en 2013 una ley de propiedad intelectual que ha servido ahora a sus medios de comunicación (asociados en una misma plataforma) para reclamar el 11% de los beneficios directos e indirectos que genera el uso de su información en la sección News del buscador. Google ha rechazado la petición, respondiendo con la eliminación a partir del 9 de octubre de las imágenes y los snippets de texto que hasta ahora mostraba, a no ser que cada medio de forma individual solicite lo contrario.

El jueves sabremos los primeras consecuencias que tiene para la prensa alemana la decisión de Google, y durante los próximos meses descubriremos cómo se resuelve el caso en nuestro país. Pero ¿cómo se ve el conflicto en el resto del mundo? ¿A quién se le ve el plumero editorial? Un recorrido por las opiniones públicas de todos los afectados permite trazar a la perfección el camino del dinero.

Las primeras reacciones al combate Google vs. Prensa Alemana

Como no podía ser de otra manera, las primeras reacciones al anuncio de Google Alemania sobre la retirada de contenidos e imágenes de sus resultados de búsqueda han venido por parte de VG Media, la asociación de medios que está reclamando a Google el pago en cuestión, y desde donde no se duda en comparar la medida con un soborno:

Google está discriminando a aquellos medios que se quejaron, pero siguen mostrando los snippets y miniaturas de otras publicaciones. Están intentando aplicar una medida de presión económica.

Según el blog de tecnología creado por Mike Masnick, Techdirt, las declaraciones de VG Media en respuesta a la retirada de snippets suenan a una simple excusa que se podría traducir por:

Hemos fracasado intentando crear nuestro propio modelo de negocio, así que la empresa que sí lo hizo debería darnos dinero.

El mismo Techdirt ha sido uno de los medios más críticos con la asociación de editores alemanes cuando en su día decidió reclamarle un porcentaje de sus beneficios a Google. No dudó en calificar tal acción como un intento ridículo y cínico por parte de algunos diarios alemanes para exigirle a Google un pago por enviar tráfico a través de Google News. Ahora, con la reacción de Google a las quejas de los periódicos alemanes, Techdirt no duda de que estos mismos diarios volverán llorando con el rabo entre las piernas:

Google simplemente ha retirado de su índice las publicaciones que se han quejado, pero esas mismas publicaciones no tardarán en asustarse y suplicar que les vuelvan a admitir, demostrando su gran hipocresía.

El Wall Street Journal hace énfasis en la larga lucha que Google está librando en Europa, con medios de países como Alemania, Francia y España, y que esta medida no es más que la última batalla de una guerra mucho más extensa. Sin tomar demasiado partido en su exposición sobre el tema, el WSJ declara que:

Los periódicos argumentan que Google está debilitando sus marcas y desviando sus ingresos por publicidad al convertirse en la página de inicio de sus contenidos. Por el contrario, Google declara que estas quejas son tonterías, ya que a cambio la empresa de Mountain View redirige enormes cantidades de lectores.

Por su parte, el Financial Times centra su seguimiento de la noticia en el hecho de que es el grupo editorial Axel Springer, responsable de publicar el Bild, el más afectado por la medida tomada por Google, recordando que el CEO de este grupo, Mathias Döpfner, siempre ha estado a la vanguardia de la lucha contra el monopolio de Google en Europa, y que en abril éste ya remitió una carta abierta a Eric Schmidt en los siguientes términos:

Tenemos miedo de Google. Tengo que decirlo de manera clara y sincera porque ninguno de mis colegas se atreven a decirlo en público.

El portal de noticias neoyorquino, Business Insider, también aprovecha esta carta enviada por Mathias Döpfner para ponerle título a su artículo sobre el tema:

Las publicaciones alemanas que “tienen miedo” de Google ya tienen exactamente lo que querían.

Reacciones al conflicto de Google y la prensa en Alemania - imagen 3Mathias Döpfner, CEO del grupo editorial Axel Springer

No hemos querido dejar pasar la oportunidad de saber cómo la agencia de prensa más antigua del mundo, Agence France-Presse, ha enfocado el tema. La agencia francesa, con sede en París, ha centrado su seguimiento del tema en las declaraciones de Philipp Justus, el responsable de Google en Alemania, que se mostraba decepcionado con los medios alemanes:

Lamentamos muchísimo estas medidas legales, porque cada editor siempre ha podido decidir si quería que mostráramos su contenido y cómo iba a mostrarse en nuestros servicios.

También recoge las palabras de Justus afirmando que Google beneficia a los medios alemanes mucho más de lo que les perjudica:

Cada mes llevamos más de 500 millones de clics a sitios de noticias alemanes, y a lo largo de los tres últimos años hemos repartido más de mil millones de Euros entre nuestros socios publicitarios alemanes.

Desde Argentina, concretamente desde el diario Infobae.com, se ha querido relacionar todo el tema de la denuncia de los medios alemanes y la consiguiente retirada de contenidos por parte de Google dentro de un contexto mucho más amplio que afecta al gigante de Mountain View en Europa:

Se inscribe en un movimiento más amplio de editores europeos, que acusan a Google de abuso de posición dominante y quieren hacer pagar a la empresa norteamericana por la utilización de sus contenidos.

El portal de noticias tecnológicas, The Next Web, se ha tomado con ironía las quejas de los editores alemanas, y se muestra incrédulo ante el hecho de que estas publicaciones prefieren desaparecer de Google antes que cejar en sus demandas:

La mayoría de publicaciones se emocionan cuando ven sus artículos aparecer arriba en los resultados de búsqueda de Google, pero VG Media no es una de esas publicaciones.

El enfoque del prestigioso blog de tecnología Endgadget es cuanto menos sorprendente, ya que según este medio, la medida de Google en Alemania responde a un intento de pacificar a los editores alemanes, y no lo entienden como una provocación o un castigo a estas publicaciones, tal lo como ven muchos otras portales de actualidad tecnológica. Seguramente no hayan podido leer las declaraciones de VG Media en las que consideran la medida de Google como una extorsión.

Google recorta su servicio de noticias Google para pacificar a las publicaciones alemanas.

Como se puede observar, las reacciones no se han hecho esperar y eso que todavía no se ha producido la retirada de los contenidos. Lo previsible es que a partir del jueves día 9, muchos más medios y expertos den a conocer su opinión sobre el tema. De momento, podemos leer el parecer sobre el caso de Google en Alemania de Enrique Dans en su blog personal, aunque suponemos que a partir de la entrada en vigor de este medida, las reacciones de la prensa internacional serán bastante más críticas, como la fueron en su día con el Canon AEDE en España.

El caso de España

La Tasa Google, como se conoce a este tipo de leyes, ha dado para mucho en España, donde la Reforma de la Ley de Propiedad Intelectual ha sido bautizada como Canon AEDE, y se encuentra en pleno proceso de tramitación en las Cortes. Aquí, la ley en trámites abre la puerta a una compensación económica por parte de los "prestadores de servicios electrónicos de agregación de contenidos de fragmentos no significativos de contenidos, divulgados en publicaciones periódicas o en sitios web de actualización periódica y que tengan una finalidad informativa, de creación de opinión pública o de entretenimiento (...)".

A lo difícil que resulta saber qué páginas exactamente tendrán que pagar atendiendo a la definición, se añade el carácter irrenunciable del derecho de los medios que son enlazados a cobrar esa compensación, aunque no quieran. De la recaudación se encargarán los organismos de protección de derechos de autor, que repartirán el dinero conforme a baremos desconocidos por el momento y entre sus miembros. Como se puede ver, se trata de un tema que ha suscitado mucha polémica, y sobre el que grandes expertos como Julio Alonso han querido opinar.

Imagen de onnola editada con licencia CC 2.0

Relacionados

Opiniones de los usuarios

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?