Samsung Gear S2: ¿el mejor smartwatch? Lo analizamos

Samsung Gear S2 Classic
Dentro del camino que todavía les queda por recorrer a los smartwatches, se puede decir que Samsung Gear S2 es el que más cerca está de ajustarse a este concepto. Te contamos cómo con la última generación de los relojes inteligentes del gigante coreano

El de los wearables es un terreno de la tecnología de consumo al que todavía le queda mucho camino para que deje de ser discutido. Los productos que se integran en esta categoría todavía no han terminado de despegar como dispositivos independientes y autónomos, puesto que en la mayor parte de los casos para poder utilizarse de una forma completa necesitan estar vinculados en mayor o menor medida a otro aparato (el teléfono móvil en la gran parte de los casos). No obstante las marcas se están esforzando para que esto no sea así, para que sus productos cada vez más puedan alcanzar esa independencia que les haga tener valor por sí mismo. Un ejemplo de este caso es el Samsung Gear S2, el decidido intento de la multinacional coreana por acabar con los obstáculos que imponen las limitaciones técnicas de los wearables y en concreto de los relojes inteligentes.

Especificaciones técnicas y precio de Samsung Gear S2

El smartwatch de Samsung viene en dos versiones, Gear S2 y Gear S2 Classic (aunque en algunos países existe un Gear S2 3G). Dichas diferencias se ven materializadas en su apariencia estética: uno diseño más deportivo como es el del Gear S2 a secas y uno más clásico, más formal, como es el caso del Classic. Independientemente de la estética (que es cosa de la correa y de la gama de colores entre los que se puede elegir), cuenta con las siguientes características técnicas que podemos observar en la siguiente tabla.

Samsung Gear S2 se asemeja mucho al concepto 'clásico' de relojSamsung Gear S2 se asemeja mucho al concepto 'clásico' de reloj
Dimensiones y peso

42,3x49,8x11,4 mm y 47 gramos la versión Sport y 39,9x43,6x11,4 mm y 42 gramos la versión Classic

Esfera 1,2 pulgadas circular Super AMOLED Gorilla Glass 3 y resolución de 360x360 píxeles
Procesador Exynos 3250 1GHz
Memoria RAM 512 MB
Memoria interna 4GB (no ampliable)
Sistema operativo Tizen for wearables
Batería No extraíble de 250 mAh en versión Sport

En cuanto al precio, dependerá de la configuración que hayamos escogido y de sus accesorios:

  • A partir de 349€ para Samsung Gear S2 (en la tienda oficial Samsung).
  • A partir de 379€ para Samsung Gear S2 Classic (en la tienda oficial Samsung).

Diseño

Para el diseño del reloj se ha optado por una pantalla de 1,2 pulgadas y una esfera que se ha unido a las correas con suavidad, dando la sensación de reloj en vez de pegote demasiado tecnológico en la muñeca. Estas correas pueden sustituirse sin problema, dado que en ellas no se encuentra ningún elemento electrónico que sea necesario para el correcto funcionamiento del reloj.

El Gear S2 Classic está fabricado en materiales cerámicosEl Gear S2 Classic está fabricado en materiales cerámicos

Respecto a los materiales utilizados varían de una versión a otra: el Classic, que es el que tenemos entre manos, el cuerpo es cerámico mientras que en la versión deportiva se trata de acero inoxidable. El dispositivo consigue un certificado IP68 que garantiza su resistencia al polvo y a las salpicaduras de agua.

La pantalla Super AMOLED y protegida por Gorilla Glass 3 está integrada en una esfera redonda que le hace parecer más normal. En muchos fabricantes es habitual ver diseños cuadrados que no ayudan a la aceptación del smartwatch como un dispositivo de uso cotidiano. Su resolución es de 360x360 píxeles en un tamaño de 1,2 pulgadas. Mención especial en este apartado merece el bisel giratorio pero que se convierte en un gran aliado para interactuar con él y en un acierto por parte de Samsung.

El diseño del Gear S2 hace que no chirríe en lo estéticoEl diseño del Gear S2 hace que no chirríe en lo estético

Software, interacción con el teléfono y rendimiento

Samsung no ha implementado en el Gear S2 Android Wear sino que ha optado por Tizen. A pesar de ello el reloj es compatible con diferentes teléfonos móviles más allá de los Samsung gracias a la app Gear S2, aunque nosotros lo hemos probado con el Samsung Galaxy S6 Edge+.

El mejor acompañante para el S2 es la serie S de smartphones SamsungEl mejor acompañante para el S2 es la serie S de smartphones Samsung

La interfaz del reloj queda dividida en tres pantallas a las que accederemos en función de cómo movamos el bisel: si lo dejamos fijo nos mostrará la esfera con la hora, que podremos elegir en formato digital o analógico. En cambio, si desplazamos el bisel en sentido de las agujas del reloj accederemos al menú de aplicaciones, contactos y funciones como reconocimiento de voz; en el sentido opuesto llegamos al menú de notificaciones. Este desplazamiento se puede hacer también con el dedo sobre la esfera, sin necesidad de mover el bisel (aunque éste sea quizá algo más preciso).

Una de sus grandes virtudes es que funciona muy bien como visor de notificaciones. Es sencillo controlar de qué aplicaciones queremos recibir avisos y además consultarlas de forma agrupada desde la pantalla de notificaciones. En algunos casos es posible responder mensajes, aunque sea un tanto engorroso hacerlo desde una pantalla de 1,2 pulgadas. En el caso de acceder a una notificación que ocupe más tamaño del ofrecido por la pantalla, el bisel nos ayudará a desplazarnos por ella moviéndolo a derecha e izquierda.

El deloj de Samsung proporciona un excelente centro de notificacionesEl deloj de Samsung proporciona un excelente centro de notificaciones

Además de los gestos táctiles o a través del bisel giratorio, cuenta con teclado y soporte para comandos de voz. Se trata de un teclado similar al de los teléfonos móviles de antaño (esos en los que cada número tenía asociadas unas letras del alfabeto y en función de las veces que pulsases aparecían una u otra). En cuanto a la voz, permite dictar respuestas en mensajes o utilizar frases preparadas.

Podremos utilizar el reloj con algunas de las apps más populares y de uso más habitual, como Gmail, WhatsApp o Spotify. A la reproducción de música, por cierto, Samsung ha optado por darle un lugar preferencial entre las funciones. De hecho encontraremos el reproductor (compatible con Spotify o Google Music entre otros) en las principales funciones del reloj accesibles desplazando la esfera hacia la derecha junto a las apps de salud y deporte.

La música ocupa un lugar importante en el Gear S2La música ocupa un lugar importante en el Gear S2

La app Gear S2 se convertirá en el centro de control del reloj desde el teléfono móvil (al que se conecta mediante Bluetooth) y desde el que instalaremos las diferentes aplicaciones y esferas o manejaremos otras funciones como ajustes, localización o transferencia de música y fotos. La gestión del reloj desde el teléfono se lleva a cabo desde ella y que podemos encontrar en Google Play. Controlaremos básicamente las siguientes funciones:

  • Esferas de reloj.
  • Notificaciones.
  • Diseño y distribución de las aplicaciones en el reloj.
  • Envío de contenido (música e imágenes).
  • Ajustes.
  • Localización del reloj.
  • Obtención de nuevas aplicaciones.

Esta aplicación ofrece una gestión del reloj bastante sencilla e intuitiva. El usuario podrá encontrar fácilmente cualquiera de las funciones básicas que necesita para administrar el reloj. En el caso de las apps, que es una de las más socorridas, estas se ofrecen organizadas por categorías (esferas, salud, estilo de vida, redes sociales…), por propia recomendación de Samsung o por el top de descargas.

La app Gear sirve para administrar aplicaciones, esferas y  funciones del reloj desde el teléfonoLa app Gear sirve para administrar aplicaciones, esferas y funciones del reloj desde el teléfono

Bastará con acceder a cada una de las secciones y elegir la que se desee (gratuitas o de pago). Existen más de un millar de aplicaciones y, a pesar de que algunas no están disponibles para todos los países, pensamos que no son un número nada desdeñable para sacar un buen partido a este gadget. Es importante mencionar que este es el primero de los Gear que no es únicamente compatible con teléfonos Samsung, en lo que es una clara apuesta de esta firma por expandir su wearable más allá de sus usuarios.

Las aplicaciones en el Gear S2 se pueden organizar a gusto del usuarioLas aplicaciones en el Gear S2 se pueden organizar a gusto del usuario

En lo que respecta a lo que encontramos de serie en el teléfono, lo que podríamos llamar el bloatware, encontramos diferentes aplicaciones y funciones dedicadas en el terminal:

Samsung Health ocupa un lugar predominante y son diferentes las funciones dedicadas al estado físico y a la monitorización de la salud. No en vano cuenta con diferentes sensores para controlar el movimiento o las frecuencia cardiaca y presión arterial.

Una de las principales utilidades del Samsung Gear S2 se encuentra en el apartado de saludUna de las principales utilidades del Samsung Gear S2 se encuentra en el apartado de salud

La de la reproducción musical, como comentábamos antes, también se encuentra en un lugar destacado así como aspectos más esperables como calendario o la consulta de la meteorología. Es también compatible con Samsung Pay, pero necesitarás un teléfono que sí sea compatible con este estándar de pago contactless.

Un aspecto criticable se encuentra en la sincronización con el teléfono. No es todo lo ágil que cabría esperar y tener que restaurar valores de fábrica cuando necesitas volver a sincronizarlo con el teléfono (como ha sido el caso) es un inconveniente. Además, en caso de querer conectarlo a una red WiFi es necesario hacerlo manualmente ya que no almacena las redes. Esto se termina haciéndose pesado.

Autonomía de la batería

La batería del reloj está en 250 mAh lo que le otorga unos dos o tres días de uso normal, aunque depende mucho de si lo conectamos a una red WiFi o lo mantenemos con Bluetooth. Evidentemente también influirán aspectos como el brillo de la esfera.

La batería de 250mAh del Gear S2 se carga a través de un plugLa batería de 250mAh del Gear S2 se carga a través de un plug

Para alargar su duración podemos optar por el modo de ahorro de energía que limita el consumo estableciendo una escala de grises para su esfera, apagando conexiones WiFi y restringiendo las notificaciones. Evidentemente todo dependerá del uso que se le dé, pero debería aguantar sin problema un día o día y medio con un uso más o menos intenso. Para cargarlo cuenta con un plug con conexión USB al que se agarra mediante un imán.

Opinión

La experiencia de uso con el smartwatch de Samsung ha sido en general buena y no hay grandes pegas que sacarle. Se acerca bastante a lo que debería ser la idea ideal, valga la redundancia, de un reloj inteligente aunque podemos pensar que todavía le falta un poco para ser ese gadget objeto de deseo. Pero hablamos como concepto. No en vano lo que tenemos entre las manos es el posiblemente el reloj que más se aproxime a las funciones que debe cumplir uno de estos dispositivos... pero claro, lo que ya conocemos todos: demasiada dependencia del teléfono móvil para muchas operaciones.

El Gear S2 es posiblemente de lo mejor del segmento junto a las criaturas de Motorola y Apple. si alguien está pensando en darse el capricho de regalarse uno de estos wearables y está buscando lo mejor de la oferta, sin duda con éste tiene muchas posibilidades de quedar satisfecho.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?