Security Hole

Que la seguridad informática y los hackers son algo que cada vez está más introducido en nuestra sociedad es un tema que ya hemos tocado muchas veces. La cultura popular ha aceptado el universo en el que se mueven estos elementos con los brazos abiertos: películas, series de televisión y videojuegos no han podido escaparse a su encanto. Precisamente de videojuegos vamos a hablar en ese artículo, ya que tardaba en aparecer algo que aprovechase este tirón para colar algo con una trama relacionada. Bienvenidos al mundo de Security Hole, el juego donde nos convertiremos en hackers que tienen que ir sorteando barreras para llegar al final.

Este videojuego ha sido desarrollado por el estudio ruso AnRaEl —que lo define como "un juego cyberpunk"— y ha sido lanzado para Windows, OS X, Linux, SteamOS y Android. En un principio Security Hole nació como resultado de una forma de intentar conseguir encontrar una mecánica de juego fácil de implementar que pudiese llegar a todos los públicos. Esa era la idea base de su creador Andrey Demskiy, que finalmente ha parido un curioso puzle que usa el hacking como telón de fondo.

Antes de continuar vale la pena señalar que Security Hole ha ganado varios premios en su país de origen, lo que de cara al mundo indie doméstico le da bastante credibilidad. Ahora nos toca a nosotros decidir si realmente el juego puede vivir a la altura de las expectativas que crea.

Security Hole quiere poner a prueba tu mente

Antes de entrar en detalles vale la pena señalar que Security Hole es un puzle por encima de todo. Tramas aparte y a pesar de contar con una historia que intenta transmitir al jugador, esto es un juego de habilidad diseñado para poner sus capacidades mentales y su inteligencia a prueba. Y como no podría ser de otra manera, la dificultad se incrementa de manera exponencial. Me estoy adelantando, empecemos por el principio.

En Security Hole básicamente te encarnarás a ti mismo. Una inteligencia artificial se pierde en la web tras pegarse una buena temporada saltando entre servidores, con lo que recurrirá a ti y a tu ordenador para volver al lugar de donde vino. Lo primero que sabremos de ella —porque, además, se nos presenta a esta IA como un ente de género femenino— es que escapa de alguien o algo, no nos especifica qué. Tendremos que ocultarla en nuestro disco duro, así que ¿cómo lo haremos? Pues hackeando nuestras propias medidas de seguridad, por supuesto. A partir de ahí nos veremos envueltos en una trama que puede significar el fin de la raza humana, que por supuesto tendremos que evitar.

Una vez hayamos entablado contacto con esta IA entraremos en un tutorial que nos enseñará qué debemos hacer para superar cada fase. Por así decirlo, contaremos con una pieza poliédrica cuya forma irá cambiando para saltar los controles del sistema operativo. Esta pieza funciona como una especie de virus al que tendremos que ayudar a cruzar por diversas barreras. Al principio tendremos que esconder a SyBry, la IA que se quiere quedar a vivir en nuestro disco duro, saltando estos obstáculos. Más adelante tendremos que ayudarla a llegar al final de la aventura.

Esta es SyBry, la IA a la que protegemosEsta es SyBry, la IA a la que protegemos

Así se juega a Security Hole

Quedándonos con el asunto de la pieza formada por poliedros de la que acabamos de hablar, lo que tendremos que hacer será rotarla para que encaje en las aberturas de seguridad del sistema —de ahí el título del juego—. Conforme pasemos cada una de ellas la pieza irá aumentando de tamaño e irá aumentando su forma, con lo que cada vez será más difícil dar con la posición adecuada para que pueda entrar por donde nosotros le indiquemos.

Aparte de esto, entre niveles nos encontraremos con pequeños interludios que nos harán buscar una coincidencia entre una pieza en blanco y sin volumen en el centro de la pantalla y cuatro piezas definidas que la rodean. Es la forma que tiene Security Hole de decir que estamos crackeando una contraseña —aunque es más sencillo hacerlo de esta manera, por supuesto—.

Las mecánicas no pueden ser más simples y, si bien pueden ser repetitivas, no llegan a provocar un cansancio excesivo. De hecho se nota bastante que el juego, donde mejor puede funcionar, es en el mercado móvil. Aunque yo he utilizado un mando para mi prueba del juego, se nota bastante que ha sido diseñado para controles táctiles. Probablemente la experiencia en un dispositivo Android sea mejor que en un PC, aunque la mía no ha sido mala en absoluto.

Uno de los interludios entre nivelesUno de los interludios entre niveles

Security Hole en general es correcto, pero mejorable

El gameplay en sí no está mal, pero tiene otros aspectos en los que el juego es mejorable. Por culpa de alguna decisión no tomada con la suficiente convicción el aspecto de Security Hole sufre un poco, y eso le resta puntos en el apartado visual. Es un diseño correcto, pero otros títulos indie cuidan muchísimo este apartado. Me viene a la cabeza el caso de Limbo, por ejemplo. Por otra parte, que los diálogos entre el jugador y SyBry transcurran en una terminal de Linux me ha parecido un detalle muy interesante.

La historia en sí está bien planteada, si bien la forma en que se despliega el guion no acaba de cuadrar. Está bien que el dev quiera dejar puntos abiertos en la trama para sugerir al jugador la necesidad de avanzar con ella, pero los cortes se podrían haber planteado haciendo que tuvieran algo más de coherencia. Aún así, es complicado hacer un buen storytelling. Más complicado es cuando hay un equipo de personas reducido trabajando en un único proyecto. En cualquier caso y como ya he dicho, anima al jugador a avanzar con lo que cumple con su propósito.

La forma adecuada de enfrentarse a Security Hole es la de invertir tiempo en un buen juego de puzles que engancha lo suyo y que ofrece retos interesantes a nuestra mente. Ahora bien, por lo que he podido probar no está dirigido a los jugadores más hardcore. El público que más y mejor lo disfrutará probablemente será el casual, que busca algún desafío ocasional sin implicarse demasiado con las tramas.

No obstante, si lo que quieres es un buen juego de habilidad que te ponga tus capacidades mentales a prueba y crees que puede ser un buen candidato entonces puedes comprar Security Hole en Steam.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?