Spartan: impresiones y comparativa con los principales navegadores

Logotipo Flat Design de Spartan
La nueva build 10049 Windows 10 viene acompañada de la gran novedad, el navegador Spartan. Ya lo hemos probado y te contamos nuestras impresiones y lo comparamos con IE11, Chrome y Firefox

El navegador Spartan que Microsoft presentó en enero ya está disponible en la nueva actualización de Windows 10. Aunque sigue en fase de desarrollo, su activación demuestra que la empresa ya pretende recopilar las primeras impresiones para la elaboración de la versión final con las peticiones y las observaciones de los usuarios del programa Insider. El navegador Spartan dispone de un motor y una interfaz nuevos y de funciones que crean una experiencia de uso totalmente diferente a la de Internet Explorer, que no quiere decir mejor, al menos por el momento.

Microsoft pretende reinventar la navegación

Windows 10 build 10049 da acceso al navegador Spartan con un icono flat design colocado en la barra de taras. Como se trata de una primera versión, ciertas de las nuevas funciones aún no están activas y los cuelgues no están para nada descartados.

Llegan novedades, pero no todas

La interfaz del nuevo navegador tiene un diseño plano y cuadrado, puede que incluso algo aburrido por su color gris apagado. Incluye nuevos menús contextuales y nuevas funciones como un bolígrafo que permite escribir sobre las webs y compartir la información. Una opción que puede parecer atractiva pero no sabemos hasta qué punto puede ser útil para un uso continuado. La opción de compartir la información es compatible con la mensajería y con las redes sociales como Facebook o Twitter.

Un diseño plano y de líneas rectasUn diseño plano y de líneas rectas

Spartan está, como se esperaba, optimizado para dispositivos táctiles de forma que se pueda insertar texto de diferentes maneras según el dispositivo que se utilice (PC, tableta o smartphone), una función indispensable para que Microsoft consiga el mayor de sus objetivos: crear un sistema operativo universal.

El navegador integra su asistente Cortana que analiza la navegación del usuario y la página en uso. Con él, se puede, por ejemplo, apuntar una dirección para buscar un itinerario, encontrar la definición de una palabra seleccionada o extraer el contenido de varias fuentes como la Wikipedia. Eso en teoría porque en España aún no tenemos la suerte de poder probarlo.

La nueva revelación de Microsoft introduce también otra opción nada revolucionaria: un modo lectura inspirado en el de Safari y una lista de lectura en la que se encontrarán los artículos o los archivos PDF que el usuario haya guardado previamente. Aunque no sea una idea original de Microsoft, el resultado al transformar una web es más que satisfactorio y la lectura muy agradable.

El modo lectura y la edición de notas de SpartanEl modo lectura y la edición de notas de Spartan

Comparativa de Spartan, Internet Explorer 11, Mozilla Firefox y Google Chrome

Hemos comparado el nuevo Spartan con los grandes navegadores actuales: su predecesor Internet Explorer 11, Mozilla Firefox y Google Chrome.

Spartan pierde contra todos, incluso contra su padre

Los hemos sometido los cuatro a un benchmark que analiza el rendimiento de cada uno. La herramienta utilizada, Future Peacekeeper, se encarga de analizar la velocidad y en el funcionamiento de JavaScript, la capacidad de renderización de HTML y de mostrar imágenes y vídeo en HTML5, además de comprobar la ejecución de juegos o la mamipulación de varias imágenes de forma simultánea.

De los cuatro, Project Spartan, como podemos observar, remite los peores resultados. Tenemos que considerar que las puntuaciones actuales de los navegadores superan los 3000 puntos en este tipo de análisis, pero en este caso, se han realizado desde un ordenador de pruebas con la build de Windows 10, una versión beta que no tiene la misma capacidad de mover software. Aún así, aunque los resultados absolutos no son reales, la comparativa sí lo es ya que los cuatro navegadores se encuentran bajo las mismas condiciones. El objetivo de Microsoft con este proyecto no es otro que enterrar y aplastar su navegador IE y, como vemos, la primera versión de Spartan no consigue ni siquiera igualarlo.

Resultados de Google Chrome y Mozilla FirefoxResultados de Google Chrome y Mozilla Firefox
Resultados de Project Spartan e Internet ExplorerResultados de Project Spartan e Internet Explorer

Un consumo de memoria decepcionante

Aquí tenemos el consumo de memoria RAM que nos muestra el Administrador de Tareas de Windows. Para la prueba, hemos abierto los cuatro navegadores simultáneamente primero con una sola pestaña y a continuación con 10 pestañas en cada uno (un número habitual en un usuario medio), con las mismas páginas web en cada caso. Como podemos ver, en la build 10049 de Windows 10, Firefox aplasta a todos los demás cuando se le demanda más rendimiento, pero con un solo proceso se queda por la cola.

Viendo los datos en conjunto, la conclusión es la siguiente: Firefox es el adecuado para mover procesos grandes pero Internet Explorer y Google Chrome son mucho rápidos para búsquedas simples. El newbie, no destaca en ningún caso. No consigue sorprender: el rendimiento de su padre es muy superior, y estamos hablando de un navegador con una lista de quejas infinita por parte de los usuarios. Pero volvemos a repetir que no hay que olvidar que es una primera versión de prueba.

Navegador Memoria con una pestaña Memoria con 10 pestañas
Project Spartan 164MB 567MB
Google Chrome 89MB 400MB
Mozilla Firefox 115MB 217MB
Internet Explorer 84MB 497MB

Espacio de navegación desperdiciado

Según el porcentaje de pantalla que ocupe el navegador, podrá mostrar más o menos información a la vez. Cargando la misma web en los cuatro navegadores sin zoom en ningún caso y con las barras predeterminadas, este es el resultado.

El gran perdedor en esta prueba es Firefox con sus pestañas innecesariamente grandes pero, lo realmente sorprendente, es que Microsoft en lugar de disminuir el espacio que ocupa su nuevo proyecto Spartan, lo ha aumentado considerablemente. El objetivo del usuario no es mirar las barras, sino todo el contenido posible de un vistazo: un punto menos para el novato. Además, hay que añadir que el gris apagado y el exceso de simplicidad de sus líneas no ayuda a que sea más agradable a la vista.

Tamaño de las cabeceras de cada navegadorTamaño de las cabeceras de cada navegador

Spartan sigue muy lejos de la ansiada meta

A primera vista, se aprecia un navegador con la intención de proponer cambios radicales en cuanto a Internet Explorer aunque de momento su rendimiento y el uso de memoria RAM pueda asustar a cualquiera. Se puede ver el esfuerzo por parte de Microsoft por alejarse de su navegador histórico e intentar combatir contra los navegadores Google Chrome y Mozilla Firefox pero diferente no significa mejor. Aún con estas cifras, hay que considerar que sigue siendo una primera versión inestable y que su comportamiento extraño necesita más que un simple pulido.

Está muy lejos de convertirse en el navegador habitual de todos los usuarios pero Microsoft lo intentará actualización tras actualización. En nuestra opinión, el primer paso puede no haber sido lo suficientemente firme. La fundación Mozilla y el gigante Google están a años luz de temblar.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?