The Music Selfie Experiment: tu cara me suena de algo

Portada de The Music Selfie Experiment
The Music Selfie Experiment es un desarrollo llevado a cabo por The Lincoln Motor Company que analiza nuestros rasgos faciales para dotar a nuestra cara de una melodía única. Hemos querido conocer cómo funciona y probarlo en persona

Ahora que los dichosos selfies están tan de moda, debéis saber que tienen más utilidad que simplemente decorar vuestros perfiles sociales con postureos delante del espejo del baño.

The Lincoln Motor Company, esa empresa que se dedica a fabricar coches de lujo, está trabajando en un experimento que seguro que dará mucho que hablar.

De momento, ha lanzado una aplicación online, llamada The Music Selfie Experiment, que analiza los rasgos faciales de cada persona que sube su foto y produce una melodía acorde con esas características.

De esta manera, se pasa de selfie a sonido con una melodía exclusiva para cada persona, tan única que se podría comparar con nuestra huella dactilar.

¿En qué se basa The Music Selfie Experiment?

Según The Music Selfie Experiment cada zona de nuestro rostro está íntimamente relacionado con un instrumento musical, y su forma y disposición afectan a cómo sonará cada uno de ellos. Lincoln nos da la explicación sobre cada relación uno-a-uno, aunque lo cierto es que las razones pueden sonar un poco cursis.

Rasgos biométricos que analiza The Music Selfie ExperimentRasgos biométricos que analiza The Music Selfie Experiment
  • Mentón – Bajo: el mentón es la base de nuestra cara y por lo tanto también debe ser la de nuestra melodía.
  • Labios – Guitarra: ambos elementos son potentes herramientas de comunicación que evocan muchos sentimientos.
  • Nariz – Percusión: la nariz es el centro de nuestro rostro, mientras que la percusión debe ser el núcleo de nuestros arreglos musicales.
  • Ojos – Teclado: ambos elementos son tan íntimos como reveladores, tanto en las notas como durante los silencios.
  • Cejas – Sonido ambiente: son equiparables ya que con las cejas somos capaces de transmitir una serie de expresiones que contextualizan o ambientan nuestras comunicaciones.
  • Mejillas – Sintetizador: un ligero cambio en nuestras mejillas denota un cambio de humor, de la misma manera que una modificación en la sintetización cambia la dinámica del sonido.
  • Contorno – Metal y Cuerda: ambos añaden distinción y personalidad tanto a la cara, como a la composición.

¿Cómo funciona The Music Selfie Experiment?

Usar este aplicación online es tremendamente sencillo. Uno sólo tiene que acceder a la web y sacarse un foto con la webcam o subir una que ya tenga en su galería.

La aplicación nos ofrece una previsualización con el alineamiento de nuestros rasgos biométricos con los que va a proceder a crear nuestra melodía personalizada. Tenemos la posibilidad de modificar ese alineamiento, pero no suele ser necesario. Si la aplicación se equivoca, igual es hora de darte cuenta que tu cara no es tan agraciada como pensabas.

Alineamiento automático de The Music Selfie ExperimentAlineamiento automático de The Music Selfie Experiment

Una vez confirmado, la aplicación empieza a analizar tu biometría facial y te ofrece una melodía totalmente personalizada, que luego podrás compartir en tus redes sociales o guardarte en formato MP3. Nunca sabes cuándo vas a querer volver a escuchar cómo suena tu cara.

Probamos The Music Selfie Experiment en Malavida

Como no podía ser de otra manera, hemos querido analizar los rostros de algunos de los redactores para ver cuál de ellos suena mejor. Como siempre, la música es cuestión de gustos, así que dejaremos que el jurado popular lo decida.

Irene

Una canción muy digna de película ochentera

Vanessa

Melodía lenta pero que pronto adquiere un buen ritmo

Elies

Acordes de piano que desembocan en una melodía sugerente

Héctor

Un guitarreo inicial muy propio de Fito

Antony

¡Woodstock ha vuelto!

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?