Hackeando la policía en Watch Dogs 2

El próximo 15 de noviembre se lanzará uno de los juegos más esperados y que están llamados a ser uno de los títulos del año. Se trata de Watch Dogs 2, título que combina la acción y la aventura para ofrecernos una historia emocionante protagonizada por un grupo de hackers y donde nada se ha dejado al azar: desde la trama del propio relato, que nos conduce a un contexto que si bien tiene tintes peliculeros no nos resulta en absoluto extraño, a la ambientación y a las localizaciones; la Bahía de San Francisco es el lugar elegido para el transcurso de la acción con una espectacular recreación de la misma.

Hasta ahora hemos podido admirar diferentes tráileres, con los que se nos hace la boca agua pensando en las horas de diversión que nos augura este juego que llega de la mano de Ubisoft.

ctOS 2.0: las grandes corporaciones nos controlan en la sombra

Éste es el contexto en el que nos sitúa Watch Dogs 2 y que aunque nos plantea una historia de ficción no nos resulta extraña en absoluto. Vemos cómo en Silicon Valley los talentos de hoy lejos de ese espíritu soñador e innovador del que hicieron gala los pioneros de la cuna de la revolución informática, se han vendido a los intereses de grandes empresas que en connivencia con los poderes políticos tratan de controlar cada movimiento de la población para mantenerla sumisa y manipulada. Para ello han desarrollado ctOS 2.0, el software mediante el cual se lleva a cabo esta tarea.

Pero no han contado con Marcus Holloway, un joven de extraordinario talento en lo que a habilidades en la informática y capaz de hackear cualquier cosa que sea hackeable, desde un coche de radio control a un dron. Esas serán sus armas para intentar acabar con ctOS 2.0 y con quienes lo controlan. Y tampoco han contado con DedSec, un conocido grupo de hackers con el que colabora Marcus y que se ha marcado como objetivo acabar con el sistema operativo puesto al servicio de estos criminales.

Los diferentes tráileres del juego nos introducen en la historia que promete ser trepidante y que ofrece al jugador diferentes formas de resolver sus problemas y acabar con ctOS 2.0: desde utilizar nuestras habilidades y talento aplicado a la informática y al hackeo de sistemas para conseguir nuestro propósito sin derramar ni una sola gota de sangre, a utilizar métodos expeditivos mediante los cuales nos quitaremos de nuestro camino a todo aquel que suponga un obstáculo.

Todo con una ambientación y gráficos espectaculares en los que perfectamente (aunque con algún que otro cliché) aparecen representados los malos, los ingenieros informáticos que se venden, nuestros héroes o el mundo que les rodea.

La Bahía de San Francisco como espacio de juego

Estamos ya acostumbrados a los juegos de mundos abiertos en los que podemos movernos libremente por ellos, en buena medida gracias a la saga Grand Theft Auto. Lo que ocurre es que la recreación que se ha hecho en el juego de la Bahía de San Francisco merece una mención especial.

El condado de Marin, la ciudad portuaria de Oakland en la parte este de la bahía, Silicon Valley en la parte sur y, por supuesto, San Francisco: las calles Lombard y Market, Union Square, Golden Gate, el edificio de la Transamerica… todos y cada uno de los lugares icónicos de la ciudad y del área que la rodea que es referente tecnológico y cultural mundial desde la segunda mitad del siglo XX hasta nuestros días.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?