Web Personals: así nació en 1993 la primera página de citas online

El amor también puede surgir online con webs como Web Personals
Hace casi 25 años surgió la primera web de citas online. Andrew Conru, todo un visionario, fue el creador de Web Personals, un sitio pionero en el mundo de Internet, sentando las bases de muchas webs posteriores cuyo objetivo es encontrar el amor en línea

Andrew Conru es un visionario. El creador de la primera página web de citas. Web Personals fue una de las aventuras más importantes de este estudiante de Stanford, e hizo historia. Desde el año 1993, momento de la creación de la página web de citas, hasta bien entrado 1995, momento en el que Match.com lo superó, Andrew Conru fue la única persona que decidió utilizar la todavía en pañales World Wide Web para entrar en contacto, virtual, con otras personas con los mismos intereses y gustos. En una entrevista reciente a Motherboard, Conru ha explicado los problemas de crear este tipo de páginas, tan normalizadas ahora, hace casi veinticinco años.

Internet Media Services fue el primero de los grandes trabajos de Conru por la World Wide Web, una empresa dedicada a la creación de páginas web. Pero fue Web Personals, más tarde, cuando realmente se topó con el éxito. En una época en la que cada casi página web era pionera, su intento se convirtió en la más importante, y única página de encuentros y citas. Tras su paso por la Universidad de Stanford, lugar del que han salido innumerables programadores y gente importante en empresas como Yahoo o Google, Conru fue ayudante en la página web de su departamento de Stanford como diseñador. Allí investigaba y tomó contacto real con ese mundo, el de Internet.

Esos trabajos le inspiraron para poner en marcha los sucesivos servicios online que ha ido creando a lo largo de los años. Un año después de salir de la universidad, en 1993, creó su sitio de citas, el primero de todos, dirigido por un grupo de estudiantes graduados de Stanford. Como podéis comprobar a través de Way Back Machine en el siguiente enlace, era un web simple y minimalista, por llamarla de alguna manera, aunque se agradece que no siguiera la estética de la mayoría de sitios de la época.

¿Por qué ligamos por Internet? Porque le rompieron el corazón a Conru

La idea de crear un sitio de citas por Internet nació tras una ruptura. Necesitaba darle un impulso a su vida sentimental tras dejar una relación. No deja de ser curioso que el creador de este tipo de páginas web haya estado saliendo durante más de veinte años con chicas en línea y nunca se haya casado. Es como si lo que para miles de personas en el mundo ha sido un éxito a él no le haya servido de nada. 

Todavía estoy solo, es la ironía de todo esto.

Asegura que nunca ha sido un fanfarrón y no suele decir que era el dueño de la empresa, de Web Personals o ahora de Friend Finder y todavía se altera cuando se le llama, como tantas veces se ha hecho, “el ingeniero del amor”. Asegura que está soltero y que ha tenido muchas citas durante más de veinte años pero que hoy en día, a partir de los cuarenta años, es mucho más difícil. Se fijó en los métodos de citas de aquella época.

Era mediante anuncios en los periódicos y, esto sí va a sonar a muchos cuarentones, examinar cintas VHS de personas que previamente han descrito sus gustos y características. Esta manera de “ver” a la posible cita antes de quedar con ella físicamente, fue el motivo por el que ideó la página web, pues le parecía un sistema muy manual.

Cómo era Web Personals, la primera web de citas por Internet

Era una página web estática que mostraba fotografías de gran tamaño y una página de texto entera en cada perfil. Conru no duda en recalcar que es así como siguen viéndose todas las páginas web de citas de la actualidad. Tardó apenas dos meses en construir la web y la escribió en C++. Además, tenía la capacidad de rastrear a los usuarios de una página a otra, un antecedente a las cookies de hoy en día dentro de su propia web, para afinar gustos y parecidos entre personas. Era una ingeniería muy buena para la época, pues entonces apenas eran páginas web estáticas que no cambiaban y todo usuario veía exactamente lo mismo en la pantalla. Construir una página que tuviese mínimos cambios dependiendo la persona que la estaba utilizando fue una novedad.

En la primera cita online es muy importante la compatibilidadEn la primera cita online es muy importante la compatibilidad / [Jenny Donwing] editada con licencia CC 2.0

Conru recordaba que era una época en la que la gente no estaba acostumbrada a citas online, por lo que los usuario que decían probar, eran vistos como bichos raros, como perdedores, añade. Al año y medio el sitio web contaba con 120.000 suscriptores, de los cuales, asegura Conru, la mitad prácticamente eran correos electrónicos “.edu”, o sea, estudiantes o trabajadores universitarios. Siguió siendo la página web de citas más grande hasta la explosión de Match.com dos años más tarde, en 1995.

Conru: El rey del intercambio de parejas online

No todo su trabajo quedó eclipsado por sus primeras incursiones en el mundo de la World Wide Web, Internet Media Services y Web Personals. Andrew Conru tiene un extenso currículo que llama la atención y es parte importante de muchas páginas web desde los noventa hasta hoy. Ha sido CEO desde 1996 hasta 2007 de Friend Finder Network página web de contactos con más de 260 millones de usuarios registrados, red de webs que ahora preside y que fundó directamente con más de treinta empleados.

Las páginas de citas, una constante en 2016Las páginas de citas, una constante en 2016 / [Don Hankins] editada con licencia CC 2.0

Friend Finder es una gran red de webs de citas, desde citas sin distinción hasta otras como Jewish Friend Finder o Asia Friend Finder. La que más llama la atención es Adult Friend Finder, una gran red centrada en el intercambio de parejas y las citas sexuales. Asegura que fue difícil contratar a gente debido a que al principio apenas tenían dinero y la gente huía de los contenidos para adultos. Es por ello que decidieron eliminar esa palabra para siempre.

La mayoría de las personas eran reacias a trabajar en una empresa con contenido para adultos. Prohibimos la palabra "porno" en la oficina y la cambiamos por "contenido para adultos". Así era más fácil contratar a gente, pero sigue siendo un reto, la verdad.

Pese a lo que pueda parecer, este programador no crea únicamente webs centradas en los encuentros y las citas. Su currículo es impresionante y también ha participado en muchos otros proyectos. Es fundador de la Fundación Compute.org y socio de Social Venture Partners Seattle. Además también ha estado presente en compañías centradas en la creación de vídeo online, servicios de guías de restaurantes Dine.com, páginas de alojamiento web. Todo un personaje.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?