Actualizar a Windows 8.1 a través de Windows Store

Como muchos ya sabéis, Microsoft ha decidido no ofrecer actualizaciones a su joven sistema operativo Windows 8 si no se dispone de la última versión. Esta actualización es gratuita y puede realizarse directamente a través de la Windows Store.

Crear una imagen del sistema

Ya os adelantamos que los usuarios que no dispusieran de la última versión de su nuevo sistema operativo dirían adiós a las actualizaciones. Según parece, la actualización a Windows 8.1 es un proceso simple y seguro pero, aún así, algunos usuarios pueden tener problemas. Para curarse en salud, es mejor empezar por crear una imagen del sistema mediante el asistente de Windows 8 que puedes encontrar en la siguiente ruta:

Configuración > Panel de control > Todos los elementos del Panel de Control > Recuperación > Crear una unidad de recuperación.
Descargar el instalador de Windows 8.1

El segundo paso a seguir cuando la copia de seguridad esté lista es descargar el instalador de Windows 8.1. Accede a la Windows Store desde la interfaz Modern UI y, a continuación, al menú de descarga de Windows 8.1. Si no encuentras el fichero, podrás acceder directamente a la web de descarga accediendo a la ruta "ms-windows-store:WindowsUpgrade" desde el navegador Internet Explorer.

Windows 8.1 en Windows Store
Proceso de actualización

La operación de descarga se iniciará al hacer clic en el botón Descargar. Una vez puesta marcha, la barra irá mostrando el transcurso del proceso. Según la velocidad de Internet que tengas contratada, la descarga será más o menos rápida ya que el archivo pesa casi 4GB. Al completarse la descarga, un mensaje de aviso pedirá que reinicies el sistema.

El ordenador tardará mucho en reiniciar ya que durante este proceso se aplicará la nueva configuración para Windows 8.1 y se reconfigurarán dispositivos y drivers. Aunque el proceso sea largo, no tendrás que intervenir hasta que veas aparecer la pantalla para aceptar los términos de Microsoft que es el primer paso del asistente de configuración.

El asistente de Windows pedirá la contraseña de tu cuenta de Microsoft que tendrás que validar mediante un código enviado al móvil o con otra cuenta de correo, configurarás las opciones de seguridad y de sincronización, y por último, deberás aceptar el uso de OneDrive o desactivarlo.

A continuación el sistema instalará él solo todas la aplicaciones disponibles por defecto en Windows 8.1 como el cliente de correo, el navegador Internet Explorer, el Skype o el widget del Tiempo, además de las aplicaciones de Salud y de Cocina. Al final del proceso, te encontrarás en el nuevo menú Inicio.

Modern UI de Windows 8.1
El último empujón

Antes de empezar a toquetear el nuevo sistema y a cotillear las novedades convendría comprobar las actualizaciones de la Windows Store ya que algunas de las aplicaciones que vienen por defecto en la interfaz Modern UI se han actualizado tras la salida de Windows 8.1. Sabemos que este proceso llega a ser muy tedioso pero esta es la última espera que tendrás que padecer antes de disfrutar de un sistema renovado y totalmente al día.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?