Goma de borrar

En pleno año 2016 a nadie debería escapársele que nuestra vida privada ya no lo es tanto. Las redes sociales han acabado por crear una especie de cajón de sastre en el que todo lo que nos pasa y lo que hacemos, tanto si al resto del mundo le importa como si no, tiene cabida. Esto da para que recordemos momentos que nos hacen sentir tremendamente bien -aquel viaje con el/la pariente/a a Francia, por decir algo-, pero ¿qué pasa con aquellos estados tan ridículos que hemos escrito en Facebook alguna vez? ¿Se pueden eliminar? Y si es así, ¿cómo hacerlo?

Con respecto a si se puede eliminar algo totalmente de las redes sociales, como no podría ser de otra manera, la respuesta es bastante poco aclaratoria. Según se recoge en TechWorm, Benham Dayanim, un abogado de Washington D.C. especializado en privacidad y ciberseguridad, dice que "si algo se elimina o no es algo que no está bajo el control del usuario".

Un ejemplo que sirve muy bien para ilustrar esto sería eliminar una fotografía de las redes sociales. Por la razón que sea, no queremos ver más esa imagen y nos disponemos a borrarla. Cuando lo hacemos, desaparece de nuestro perfil y por nuestra parte el asunto está más que finiquitado. Sin embargo, una copia de respaldo de la imagen se queda en los servidores de la red social durante un tiempo indefinido. Y lo que es peor, en caso de que hubiese una brecha de seguridad este pedazo de información personal podría acabar en manos de hackers.

La realidad es muy cruda: no hay forma de evitar que esto ocurra. ¿Por qué? Porque cuando te registras en una red social das tu permiso para que puedan mantener tus datos en sus servidores tanto tiempo como quieran.

¿Dónde dice que se pueden quedar con tus datos?

Todos nos hemos leído los términos y condiciones de un servicio antes de aceptarlo, ¿verdad? Por supuesto que no. Para la gran mayoría de los usuarios, los términos y condiciones es ese paso que saltas para poderte registrar ya. Es un error muy común el no leerlos, ya que por norma general estaremos accediendo a algo con lo que normalmente no estaríamos de acuerdo. Y encima es todo legal, porque los aceptas de forma expresa.

A continuación vamos a repasar los epígrafes en los que se explicita cómo las empresas de Internet se quedan con tus datos.

Condiciones de servicio de GoogleCondiciones de servicio de Google

Gmail, aunque borres tus correos en tu cuenta permanecen en sus servidores

El cliente de webmail de Google avisa de que, aunque borres los correos electrónicos que hayas enviado en tu cuenta, las copias de sus servidores podrían quedarse ahí: "Gmail puede no borrar inmediatamente las copias residuales de nuestros servidores activos".

Facebook, se queda con tus datos y comercia con ellos

Facebook tiene la reputación de ser la red social más invasiva con diferencia. Se ha acusado en muchas ocasiones a la web creada por Mark Zuckerberg de cargarse por la vía rápida la privacidad online de los usuarios. En sus términos y condiciones de servicio se puede leer que mantendrán los datos del usuario "tanto tiempo como sea necesario para ofrecer productos y servicios a ti y a otros".

Condiciones de servicio de FacebookCondiciones de servicio de Facebook

Twitter, el problema son los motores de búsqueda

Twitter no hace ningún comentario específico sobre qué hace cuando borras un tuit, pero sí dice que "los motores de búsqueda y otras terceras partes pueden retener copias de tu información pública, como tu perfil de usuario y tuits públicos, incluso aunque hayas borrado la información de Twitter o desactivado tu cuenta".

Snapchat guarda copias de seguridad de tus snaps temporalmente

Cuando ves un snap se borra automáticamente de los servidores de la empresa, al menos en la mayoría de casos. Snapchat "no puede garantizar que los mensajes se borrarán dentro de una línea temporal específica" y dice que tu snap "puede permanecer como copia de respaldo durante un período de tiempo limitado".

Condiciones de servicio de SnapchatCondiciones de servicio de Snapchat

Instagram guarda copias de seguridad

La red social destinada a publicar fotos de platos suculentos y de gatitos dice en sus términos y condiciones que retendrá la información del usuario "durante un tiempo comercialmente razonable por motivos de copia de seguridad, archivo y/o auditoría".

Como ya comentamos al principio del artículo, todo esto es un poco vago y fangoso. La tendencia común es que las empresas puedan recuperar tus datos en circunstancias especiales, como por ejemplo si lo piden agencias de la ley o por citación judicial.

¿Cómo puedes borrar tus datos de Internet?

Parece imposible, pero se puede hacer. Ya sea un artículo, un post en un foro o una foto, si lo has subido a Internet puede eliminarse. No es un proceso fácil, pero insistimos: puedes eliminarlo de la faz de la red. Los chicos de Abine publicaron una guía muy completa sobre cómo hacerlo, cuyos pasos vamos a repasar a continuación.

El borrado de datos debería estar protegido por las leyes de privacidadEl borrado de datos debería estar protegido por las leyes de privacidad

Algunas normas que debes saber

En primer lugar el borrado debe hacerse desde la fuente original antes de que Google se dé cuenta. Tienes que eliminar lo que publicaste desde su sitio original para que desaparezca de los resultados de búsqueda de la Gran G.

En segundo lugar, las webs no tienen por qué borrar nada. La mayoría de lo que se intenta borrar son cosas que se publicaron muy atrás en el tiempo, pero como ya hemos comentado una vez publicas algo pierdes los derechos que tengas sobre ello. Piensa muy bien lo que compartes, ya que podría quedarse en Internet para siempre. Las razones para obligar a una web a borrar algo deben ser muy poderosas, no vale que no te guste cómo has salido en una foto o que a alguien no le guste algo que has publicado.

Por último, la persistencia es clave a la hora de borrar algo de Internet. El borrado depende en un 80% de lo dedicado a ello que estés dispuesto a estar.

Sede de Google en CaliforniaSede de Google en California

Encuentra a alguien con quien hablar

Esto puede aplicarse a una persona o a un departamento de la web que quieres que borre tus datos. Tienes que ponerte en contacto con quien esté a cargo de gestionar la web en la que lo publicaste. Si tienes una cuenta registrada con ellos, mejor todavía. La mayoría de webs tienen formularios a los que puedes acudir para solicitar un borrado de datos, pero tienes más posibilidades de conseguirlo si hablas con un ser humano. Por eso mismo es importante buscar un número de teléfono al que llamar para exponer tus reclamaciones.

Envía correos electrónicos si no puedes hablar con nadie

Si no puedes hacerte con un número de teléfono al que llamar busca una cuenta de correo personal. Si no puedes encontrarlo, la mayoría de sitios web tienen un formato estándar para las cuentas de correo de los empleados. Trabajando un poco podrías deducir un nombre concreto, que debería seguir la fórmula nombredelapersona@empresa.com.

Condiciones de servicio de TwitterCondiciones de servicio de Twitter

Expón bien por qué quieres que borren una publicación

No existen razones legales para retirar un contenido. Sólo conseguirás que se haga si actúas de manera elocuente y respetuosa. Si eliminan lo que les pides piensa que lo harán como un favor a tu persona, de modo que te conviene dirigirte a ellos correctamente y en buenos términos.

Es una buena idea que escribas tu petición de antemano para tener claro lo que vas a exponer. Intenta que cumpla con todos estos puntos:

  • Comienza detallando brevemente quién eres y por qué estás contactando con ellos. Agradéceles su tiempo y verifica que se trata de la persona con la que tienes que hablar para retirar el contenido. Si no lo es, estás malgastando el tiempo de ambos. Pídeles que te pongan en contacto con la persona adecuada con un número de teléfono, un nombre y una dirección de correo electrónico personal.
  • Ofrece una descripción concisa de qué quieres eliminar y de cómo termino en Internet.
  • Di por qué es importante para ti que se retire este contenido. Humanízate a ti mismo y a tu situación, pero no seas dramático aunque se trate de contenido sensible. Lo que quieres es que se identifiquen contigo, que empaticen contigo. Algunas buenas razones para convencerles pueden ser que el contenido perjudica tu reputación, te dificulta tu vida diaria o es emocionalmente traumático para ti.
  • Una vez que hayas presentado tus razones, vuelve a mencionar que te gustaría que borrasen dicho contenido. A partir de ahí tendrás que esperar hasta que te respondan.

Si te dicen que no, tendrás que ofrecer alternativas. Si la web tiene políticas contra eliminar contenido excepto en circunstancias extraordinarias podrían considerar varias cosas: bloquear el contenido para que no sea indexado por los motores de búsqueda, eliminar tu nombre o anonimizar tu identidad y añadir una edición breve que presente una actualización que clarifique la situación o que se dirija a lo que te preocupa.

Solicitud para la retirada de datos en GoogleSolicitud para la retirada de datos en Google

Recuerda terminar la exposición agradeciendo su tiempo y consideración para contigo. Debes tener en cuenta que leyéndolo te están concediendo un tiempo precioso -hablamos de personas y empresas con una carga de trabajo altísima-, y es importante que te asegures de que sepan que aprecias su labor. Tampoco es mala idea que te ofrezcas a entregar cualquier información adicional que les pueda ser de ayuda. Por último, revisa el texto en busca de faltas de ortografía. Puede parecer una tontería, pero estas cosas importan.

Si consigues hablar con alguien, toma nota de su nombre y guarda un registro de vuestras comunicaciones en caso de que tengas que repetir intentos de borrado de contenido. Y si alguien no quiere prestarte atención, prueba con otra persona.

Usa la herramienta de borrado de URLs de Google

Borrador de URLs de GoogleBorrador de URLs de Google

Si ves una publicación tuya que crees que debería ser actualizada, puedes usar la herramienta de borrado de URLs de Google para que desaparezca de los motores de búsqueda. Para utilizarla necesitarás una cuenta de usuario de Google, y sólo tendrás que pegar la URL que quieres borrar y pulsar el botón de Solicitar eliminación para ello.

Reporta las ilegalidades a los motores de búsqueda

Si crees que algo del contenido que quieres eliminar está infringiendo alguna ley, debes saber que los motores de búsqueda cuentan con formularios legales que debes rellenar para ello. Generalmente, Google y otras webs suelen eliminar contenido que tiene que ver con:

  • Copyright o marcas establecidas.
  • Amenazas violentas contra otra persona.
  • Pornografía infantil y contenido obsceno.
  • Spam.
  • Hacerse pasar por otra persona.
  • Borrados de contenido por orden judicial.
  • Virus y malware.
  • Información confidencial.
  • Cyberbullying.
  • Otras actividades ilegales.

Si algo se pone peligrosamente legal, busca un abogado

Hasta ahora hemos intentado no tener que llegar hasta la participación de los abogados, pero en ocasiones hace falta recurrir a un equipo legal. Esto normalmente se reserva para contenidos realmente difamatorios, que deben cumplir varios requisitos para ser considerados como tales:

  • Hay una declaración o hechos falsos, no una opinión.
  • Se ha compartido de forma pública con al menos una persona.
  • Si la difamación es de interés público, se debe considerar al menos una negligencia por parte de quien lo publicó.
  • Se debe tener en cuenta los daños a la reputación de la persona.

Si cumple todos estos requisitos, entonces ya tienes una base para un caso legal. Esperamos que no haga falta llegar a tanto.

Ahora ya sabes qué tienes que hacer para borrar tus datos de Internet, así que esperamos que tengas suerte a la hora de conseguirlo.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?