Cómo crear un USB booteable con imágenes de disco

Memoria USB
Crear un pendrive de arranque para instalar un sistema operativo es muy fácil si sabes cómo hacerlo. En este artículo te contamos los pasos que tienes que dar

Hoy en día eso de grabar una imagen ISO de un sistema operativo en un CD o un DVD se ha quedado bastante obsoleto. Cada vez resulta más raro oír que alguien compra una bobina de CDs o DVDs para quemar una imagen de un sistema operativo o para almacenar datos. Lo más común ahora es guardar imágenes ISO en un USB booteable, cuando no guardar datos susceptibles en la nube. Las razones para crear un USB booteable son muy amplias, pero hay una en especial que destaca por encima del resto: a la hora de instalar o probar un sistema operativo son muchísimo más rápidas que un CD.

En este artículo te vamos a dar las herramientas necesarias para que puedas crear con éxito un USB booteable con garantías. Verás que el proceso es muy fácil de seguir y que no reviste ninguna dificultad, sólo sigue lo que te indicaremos y verás cómo es coser y cantar.

Qué es un USB Booteable y para qué sirve

A grandes rasgos, podemos definir un USB booteable como una unidad de arranque de un sistema operativo que no tiene por qué ser el mismo que hay instalado en nuestro ordenador. Para poder arrancar desde él habrá que entrar en el apartado Boot de nuestra BIOS —UEFI en los equipos más modernos—, y de esta manera podremos ejecutar el sistema operativo que está en el pendrive USB y no el de la máquina en que lo ejecutamos.

Solo hace falta uno de estos y una imagen ISO para instalar un nuevo SOSolo hace falta uno de estos y una imagen ISO para instalar un nuevo SO

En cuanto a qué sirve, se puede utilizar un USB booteable para probar o instalar un sistema operativo como función principal. También se puede utilizar para ejecutar distribuciones Linux de rescate o diagnóstico informático como Knoppix para, por ejemplo, recuperar datos de usuario de un ordenador que no funciona del todo bien.

Entre los sistemas operativos que vas a poder instalar hay bastantes distribuciones Linux y sistemas Windows. Dicho de otra manera, podremos instalar desde Ubuntu, pasando por Linux Mint, Arch Linux, Debian y OpenSUSE a Windows 7, Windows 8 y Windows 10.

Elementos necesarios para un pendrive autoejecutable

En primer lugar necesitaremos un pendrive USB de al menos 4 GB de capacidad. Ten en cuenta que la mayoría de distribuciones Linux ya pesan al menos casi 1 GB, con lo que algo de menor capacidad no es recomendable en absoluto. Si por el contrario queremos tener un USB booteable con varias imágenes de instalación, en ese caso necesitaremos un pendrive de al menos 8 GB de capacidad.

Las imágenes ISO antes se quemaban en CDs y DVDsLas imágenes ISO antes se quemaban en CDs y DVDs

Lo siguiente que necesitaremos es un programa para descomprimir la imagen ISO en el pendrive. Hay bastantes de donde elegir. Si sólo queremos crear un USB booteable con un único sistema operativo podemos usar Unetbootin, Universal USB Installer o LinuxLive USB Creator. Si lo que queremos es crear un USB para tener múltiples sistemas operativos en un único lugar tendremos que usar YUMI.

En este artículo vamos a usar Unetbootin y YUMI. ¿Por qué Unetbootin? Porque es fácil de utilizar y sus USB booteables funcionan muy bien con BIOS UEFI más modernas. Y además, admite la creación de USBs booteables de Windows 10.

Crear una memoria USB de arranque en 4 pasos

Ahora verás que tal y como decíamos antes crear un USB booteable no es nada difícil. De hecho, vamos a intentar condensar el proceso en cuatro pasos fáciles de seguir y que no tienen pérdida posible. Si sigues esos pasos conseguirás tener un USB autoejecutable sin ningún problema.

Crear un USB booteable con Unetbootin

Proceso de creación de un USB booteable con UnetbootinProceso de creación de un USB booteable con Unetbootin

Lo primero es descargar Unetbootin y ejecutarlo en tu sistema operativo —en nuestro caso Windows 10— después de conectar nuestro pendrive USB al ordenador. Se abrirá una ventana como la que puedes ver arriba. En segundo lugar selecciona la distro que te interese —por ejemplo Ubuntu—.

En segundo lugar comprueba que reconoce tu USB fijándote en la letra que aparecerá en la parte inferior. Si es correcta pulsa en Aceptar, y Unetbootin descargará la ISO de la distribución que te interesa por ti. De esta manera no tendrás que acudir a su página web si no lo deseas. Ahora bien, esto sólo sirve para un puñado de distros que están soportadas oficialmente, si quieres instalar alguna que no está en la lista tendrás que acudir a la página web oficial de la misma para descargar la ISO correspondiente.

Cuando la imagen se haya descargado empezará automáticamente el proceso de descompresión de la ISO en el pendrive. Si has tenido que descargar tú mismo la imagen, busca la ubicación de tu disco duro a donde ha llegado marcando la opción DiscoImagen y pulsando el botón con los tres puntos suspensivos. Cuando la tengas pulsa en Aceptar.

Como último paso queda esperar a que termine el proceso de descompresión, tras lo cual Unetbootin te dará la opción de reiniciar el ordenador para instalar el nuevo sistema operativo.

Crear un USB booteable con YUMI

YUMI sirve para crear USBs booteables con múltiples SOYUMI sirve para crear USBs booteables con múltiples SO

Como ya comentamos antes, el caso de YUMI es específico para tener más de una imagen ISO descomprimida en un único sitio. Para ello en primer lugar lo descargamos y ejecutamos después de conectar el pendrive USB. Se abrirá una ventana como la que puedes ver arriba, donde podremos elegir la distribución que nos interesa.

En este caso no nos descargará él mismo la imagen cuando elijamos la distro que nos interesa, sino que nos facilitará un enlace de descarga que nos llevará directamente a la descarga de la ISO. Cuando esté descargada comprobamos que reconoce nuestro pendrive correctamente y pulsamos en Browse.

Buscamos en nuestro PC la ubicación en la que se ha descargado la imagen ISO y pulsamos el botón Create. A partir de aquí el proceso es automático y tenemos que esperar a que se complete solo.

Cuando YUMI haya terminado de descomprimir la imagen nos preguntará si queremos añadir otra. Si respondemos que sí tendremos que repetir todo el proceso, y si respondemos que no ya podremos reiniciar el ordenador para instalar el nuevo sistema operativo. Con YUMI no sólo vas a poder tener varias distribuciones Linux en tu pendrive, también podrás incluir Windows 10.

Instalar un sistema operativo con un USB bootable

Para instalar un nuevo SO es necesario entrar en la BIOS primeroPara instalar un nuevo SO es necesario entrar en la BIOS primero

En primer lugar tendrás que acceder a la BIOS/UEFI de tu ordenador y con las teclas del cursor moverte hasta la pestaña Boot. Busca allí el nombre de tu USB booteable y colócalo el primero de la lista, tal y como se muestra en la imagen. Ahora sal de la BIOS/UEFI guardando los cambios y espera a que el ordenador arranque desde el pendrive.

Se iniciará una sesión live o de prueba del sistema operativo que hayamos descomprimido en el USB. Aquí podremos probar todas las características del sistema operativo sin llegar a instalarlo realmente. Si lo que quieres es instalar el nuevo sistema operativo, verás que en el escritorio aparece un icono de instalación. Haz doble clic en él y sigue las instrucciones que se te dan en pantalla.

Con esta guía ya ves que es muy fácil crear un USB booteable e instalar un sistema operativo. Si quieres despedirte definitivamente de quemar imágenes en CDs o DVDs, o querías instalar una distribución Linux pero no sabías cómo, esta guía te sacará del apuro.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?