Cómo limpiar el Launchpad de tu Mac

Figura de Lego limpiando
Con el paso del tiempo el Launchpad de nuestro Mac se llena de aplicaciones duplicadas u obsoletas que ya no usamos, dificultando la organización de los iconos. Os contamos cómo restaurar este launcher a su configuración inicial

El Launchpad de OS X nos ofrece un método alternativo para abrir las aplicaciones instaladas en nuestro Mac, mucho más visual, y sin que tengamos que recurrir al Finder, Spotlight o al Dock de nuestro ordenador. Se podría decir que viene a parecerse a la forma en la que se organizan las aplicaciones en iOS, mostrándonos los iconos de todas las aplicaciones instaladas y pudiendo agrupar todas nuestras aplicaciones por carpetas.

Lamentablemente también tiene sus inconvenientes. Con el paso del tiempo se satura, aparecen iconos de aplicaciones duplicados o simplemente se llena de aplicaciones que ya no usamos y que ocupan un precioso espacio, haciendo que el Launchpad ocupe varias pantallas. De esta manera, lo que inicialmente estaba concebido para ser una buena manera de organizar nuestras aplicaciones, acaba siendo de todo menos organizado.

Con el paso del tiempo, el Launchpad acaba siendo de todo menos organizadoCon el paso del tiempo, el Launchpad acaba siendo de todo menos organizado

Tu Launchpad más organizado desde el Terminal

En estos casos, lo mejor que podemos hacer es restaurar el Launchpad a su configuración inicial, como si acabásemos de instalar nuestro sistema operativo OS X, dejando la ventana de este lanzador de aplicaciones como nuevo. Para ello hay un simple comando de Terminal con el que podemos lograr nuestro comando en unos pocos segundos:

defaults write com.apple.dock ResetLaunchPad -bool true; killall Dock

Con este comando limpiaramos nuestro LaunchpadCon este comando limpiaramos nuestro Launchpad

Si abrimos un Terminal en Mac, escribimos el comando anterior y le damos al Intro, habremos restaurado la configuración inicial de nuestro Launchpad, con las aplicaciones oficiales de Apple ocupando la primera pantalla y las apps de terceros a partir de la segunda. Cabe decir que no habremos eliminado ni desinstalado las aplicaciones que aparecían antes. Siguen estando disponibles, pero han sufrido una reorganización.

Dejaremos nuestro Launchpad como si acabáramos de instalar OS XDejaremos nuestro Launchpad como si acabáramos de instalar OS X

Ahora ya disponemos de un Launchpad perfectamente organizado al que sólo queda personalizar a nuestro gusto, colocando los iconos en diferentes carpetas o reordenando las aplicaciones que por defecto aparecen en orden alfabético. Con el tiempo esta utilidad seguramente volverá a necesitar una limpieza, así que no te olvides de este pequeño truco para limpiar el lanzador de aplicaciones de tu Mac OS X.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?