Cómo matar aplicaciones o procesos en segundo plano en Linux

Monitor del sistema de Ubuntu
Seguro que alguna vez usando Linux alguna aplicación se ha puesto rebelde y te ha sido imposible cerrarla. En esos casos, te vendrán bien estos trucos para matar aplicaciones o procesos en segundo plano

Cada sistema operativo tiene sus peculiaridades. Para los recién llegados a Linux será un misterio cómo acabar con esas aplicaciones que se quedan colgadas o cómo matar procesos en segundo plano que consumen muchos recursos. A continuación, hacemos un repaso a todas las posibilidades a tu alcance teniendo en cuenta que las herramientas a utilizar pueden variar ligeramente en función del entorno de escritorio que utilices.

Matar aplicaciones colgadas en Linux desde un entorno gráfico

El primer paso lógico es dirigirse a la (X) en la ventana de la aplicación para cerrarla. En esos momentos si está colgada saldrá una ventana informando de que la aplicación no responde. Si ya has esperado demasiado, seguramente elegirás la opción para "Forzar salida". Normalmente, está acción suele funcionar ya que está gestionada por el sistema. Pero en los casos en los que es la aplicación la que gestiona este proceso para matar la aplicación, puede fallar.

Es momento de acudir a una ayuda externa. Podemos instalar la aplicación xkill, que acabará de inmediato con cualquier ventana gráfica en el escritorio. Es posible configurar un atajo de teclado para lanzar esta aplicación, pero más sencillo todavía es abrir el terminal y escribir:

sudo xkill

En ese momento, aparece una pequeña cruz blanca con la que tenemos que apuntar a la ventana que queremos cerrar.

Matando aplicaciones con xkillMatando aplicaciones con xkill

Matar procesos desde un entorno gráfico

Para matar los procesos en Linux debemos acudir al Monitor del Sistema, que es similar al Administrador de tareas de Windows. Pulsando sobre cualquier proceso activo con el botón derecho del ratón aparecerá un menú contextual con la opción "Detener proceso".

Cerrando procesoso con el Monitor del SistemaCerrando procesoso con el Monitor del Sistema

Cerrar aplicaciones y procesos desde la terminal de Linux

Para poder cerrar una aplicación colgada desde la terminal de Linux, primero has de averiguar cuál es el ID del proceso que le corresponde (PID), y luego ejecutar el comando kill:

ps aux | grep firefox

sudo kill PID

Pero dispones de otro método alternativo más rápido, por ejemplo:

pgrep firefox

sudo kill PID

Y, por último, la forma más rápida de matar aplicaciones en Linux:

sudo pkill firefox
Comandos que se pueden emplear para cerrar procesos desde la terminalComandos que se pueden emplear para cerrar procesos desde la terminal

Como ves, es muy sencillo forzar el cierre de las ventanas del escritorio que se quedan colgadas, así como los procesos en segundo plano que ya no quieres que sigan consumiendo recursos.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?