Monitor de PC con soporte 4K

El vídeo en resolución 4K (4096x2160 pixeles) es desde hace algunos años uno de los grandes reclamos comerciales de la industria. Sin embargo, mientras que reproducir 4K en una televisión es relativamente sencillo, hacerlo en un ordenador no lo es tanto a día de hoy: en primer lugar porque no existe tanto contenido de este tipo accesible al público como puede parecer, y en segundo lugar porque los requisitos de hardware de tu PC no son poca cosa, aunque como veremos para cosas básicas tampoco se necesita una gran máquina y si algo de atención a las compatibilidades entre los diferentes componentes necesarios.

Si tu PC no cuenta con los requisitos mínimos lo único que lograrás al abrir el vídeo será frustración con parones, retrasos, audios que se descuadran y mil problemas capaces de sacarte de tus casillas. Vale la pena aclarar que si tu ordenador ya tiene unos años o unas especificaciones justitas y sólo cuentas con software compatible con vídeos 4K, por mucho soporte que anuncien sus creadores lo mejor es que te olvides, te compres un reproductor externo dedicado o te vayas a tu tienda de componentes informáticos para poner al día las entrañas de tu máquina.

Requisitos para ver vídeos 4K en Windows

Antes de empezar hay que hacer algunas aclaraciones:

  • 4K y UHD son cosas diferentes que a menudo se confunden. El vídeo 4K tiene una resolución de 4096x2160 pixeles y es el utilizado en la industria del cine. El UHD tiene una resolución de 3840x2160 pixeles, misma altura pero la anchura es menor, y es el tipo de vídeo que se emite en televisión.
  • HDR: junto con la tecnología 4K o UHD otro concepto a tener en cuenta es el HDR. Esta tecnología permite multiplicar exponencialmente la cantidad de colores que es capaz de ofrecer un panel mediante el incremento de la profundidad de bits hasta los 10 o incluso los 12 bits en función del tipo de HDR utilizado. Actualmente existen 5 tipos distintos, pero eso ya lo explicaremos otro día.

¿Por qué son importantes estos conceptos? Porque en función del tipo de archivo que quieras reproducir, de sus características y de tus intereses necesitarás que tu hardware sea uno u otro. Reproducir vídeos 4K de 8 bits es la parte "fácil", pero si lo que buscas es la máxima calidad posible reproduciendo vídeos 4K con HDR a muchos frames tus componentes deberán ser compatibles.

El vídeo UHD para que nos entendamos tiene 4 veces más resolución que los vídeos en HD. Es como si tuvieras 4 pantallas HD en una misma pantalla por decirlo de manera coloquial. El vídeo 4K añade algunos pixeles horizontalmente a esa configuración, aunque debes saber que los fabricantes tratan ambas cosas por igual. ¿Ventajas? Imágenes más claras y de mayor calidad con cuatro veces más pixeles. ¿Desventajas? Exige mucha mayor capacidad de procesamiento. ¿Sobre qué componentes de tu PC debes prestar atención para poder ver vídeos 4K?

Resolucion 4K comparada con UHDResolucion 4K comparada con UHD

Pantalla 4K

Necesitarás una pantalla que soporte la resolución 4K, ya sea la del PC o una TV. Además, necesitarás que la conexión de la pantalla a tu equipo se realice mediante cable HDMI 2.0 si quieres aspirar a algo más que los 8 bits de color en configuraciones avanzadas. Este tipo de monitores son más caros de lo normal, pero son indispensables si queremos disfrutar de todas las posibilidades de esta resolución. Si no cuentas con un monitor de este tipo puedes reproducir vídeos 4K, pero evidentemente no disfrutarás de todas las ventajas que ofrece en materia de calidad de imagen. Podrás beneficiarte de algunas cosas como la mejora del antialiasing o la menor compresión a la hora de reproducir vídeos de YouTube, pero no podrás reproducir vídeo 4K con todas las mejoras que ofrece y con todas sus posibilidades.

Tarjeta gráfica

La tarjeta gráfica es el segundo componente importante en la ecuación, y no se recomienda precisamente una cualquiera, sino una de gama alta de NVIDIA, perteneciente a la familia GeForce GTX (GeForce GTX 970 en adelante). Sin embargo con tarjetas integradas de los últimos equipos de esta compañía posiblemente sea suficiente puesto que incorporan soporte para reproducir 4K a 60hz. Es necesario que la tarjeta gráfica soporte esa resolución y sea compatible con los códecs utilizados hoy en día para ver este tipo de contenido: H265/HEVC y GoogleVP9. Si tu tarjeta no es capaz de decodificar estos códecs tienes un problema, porque toda la carga de trabajo se la llevará tu CPU y eso probablemente genere problemas a no ser que tengas una bestia de procesador.

Quizás para ver vídeo te valgan varios modelos como hemos visto, pero para disfrutar de una experiencia completa en otros usos como videojuegos necesitarás la gama alta. Ni que decir tiene que si pretender usar HDR 10 necesitarás prestar especial cuidado para que tu tarjeta sea compatible con esa profundidad de bits de color.

Procesador

Respecto al procesador la recomendación es un i5 o superior. También un i3 si son de la familia Kaby Lake, capaces de decodificar HEVC por hardware a 10 bits con la GPU integrada. Lo que ocurre es que en función de la potencia y características de tu GPU serás capaz de liberar más o menos a la CPU de procesos para abrir estos archivos haciendo recaer la mayor parte del trabajo en la primera. Por tanto no necesitas una CPU de gama muy alta siempre y cuando la GPU que uses, ya sea dedicada o integrada, tenga soporte para el códec HEVC en la profundidad de bits que te interesa.

Si no tienes ninguna de las dos cosas prepárate para sufrir todo tipo de problemas cuando le des al play de tu reproductor. Siempre puedes cerrar todos los procesos en activo y tratar de enfocar toda la capacidad de procesamiento de tu equipo en la reproducción de ese vídeo, pero difícilmente vas a lograr una experiencia satisfactoria.

Cable HDMI

Todos los componentes de la cadena deben ser compatibles con 4K y el cable para conectar tu PC a la pantalla 4K no podía ser menos. HDMI es compatible con 4K desde la versión 1.4, pero hay un problema: está limitado a 25 o 30 fps por segundo, lo cual es válido para ver películas pero no tanto para disfrutar de videojuegos en 4K o de otro tipo de vídeos con movimientos bruscos.

Si realmente quieres exprimir al máximo tus opciones, tendrás que hacerte con un cable HDMI 2.0, donde la tasa de frames sube hasta 60 y la de transferencia pasa de 10,2 Gbps a 18 Gbps.

Software

Entre los reproductores multimedia en formato software que podemos encontrar hoy en día ya existen varios con soporte para vídeos 4K. El mismo reproductor integrado de Windows 10 puede ser tu primera opción, pero otros reproductores como el celebérrimo VLC (ha sido el último en incorporar el soporte para el códec) o 5K Player también puedes gestionar este tipo de archivos con soltura. Sin embargo, uno de los reproductores más populares entre los usuarios habituales de este tipo de contenido es MPC-HC, el reproductor que se distribuye junto al paquete K-Lite Codec Pack. Si estás convencido de que tu hardware no es problema y crees que tu reproductor software es el que está provocando todos tus males, prueba con este.

Configuración de MPC-HC para reproducir vídeo 4KConfiguración de MPC-HC para reproducir vídeo 4K

Ten en cuenta si el reproductor elegido ya incorpora todos los códecs necesarios o si necesitas hacer con ellos por otro lado y también la configuración del software que utilices. En determinados reproductores tendrás que activar manualmente la decodificación por hardware de tu GPU en sus opciones ya que no viene activa por defecto. Por cierto, no hace mucho nosotros mismos publicamos un artículo con los mejores reproductores de vídeo para Windows donde el soporte 4K era una de los factores que teníamos en cuenta, por si quieres echarle un vistazo para elegir tu caballo de Troya en estos menesteres.

Memoria RAM

Cuenta con que necesitas al menos 4GB de memoria RAM, pero si buscas la experiencia más fluida y estable 8GB son ideales. De ahí en adelante no tendrás problema para reproducir este tipo de contenido.

¿Dónde conseguir vídeos 4K?

Como hemos comentado al principio del artículo de pasada, el contenido 4K no es que sea fácilmente accesible, y en función de su origen podrías necesitar prestar atención a otros requisitos de hardware e incluso a requisitos de tu conexión a Internet. Hagamos un repaso por el resto de cosas necesarias para ver vídeos 4K:

Archivos 4K

Un punto básico y evidente: necesitas vídeos 4K. Y la verdad es que todavía no existen muchos sitios donde encontrarlos. En YouTube por ejemplo tienes una sección específica de vídeos de este tipo. A partir de ahí puedes tratar de buscar con tu cliente de torrents habitual, donde el contenido 4K disponible para descargar crece poco a poco a gracias al crackeo de la protección AACS 2.0, el sistema de protección DDRM que utilizan los discos Blu-ray 4K. También puedes tratar de hacerte con un lector Blu-ray UHD para discos originales, pero no hay muchos en el mercado. Tampoco descartes tus propios vídeos: algunas cámaras, incluso de smartphones, son capaces de grabar en esta calidad.

Disco duro

¿En qué tipo de disco duro guardas tus películas? La resolución 4K implica que los archivos son bastante pesados, por lo que no son ficheros ligeros que digamos. El tipo de disco duro en el que almacenas ese contenido puede ser también determinante a la hora de reproducirlo: la velocidad de acceso a un disco SSD no es la misma que a un disco duro SATA de toda la vida. Para leer la película correctamente necesitas que tu disco duro sea lo suficientemente rápido, así que cuenta con alguno que funcione a 7200 rpm como mínimo. Si tienes un disco SSD mejor que mejor.

Conexión a Internet

¿Dónde está el contenido 4K que quieres reproducir en el PC? Ya hemos visto qué cosas tener en cuenta si lo almacenas de forma local en tu disco duro, pero si tu intención es usar plataformas de streaming online como Netflix, donde se ofrece el streaming de contenidos en esta calidad, necesitas que tu conexión a Internet tenga un buen ancho de banda. De hecho en el caso del streaming de esta plataforma necesitarás que tu PC no solo pueda decodificar HEDV, sino que lo haga a 10 bits. Hay que tener en cuenta que el streaming de contenido 4K aquí solo está disponible en el paquete de suscripción más caro. En Windows necesitas la aplicación de Netflix de Windows 10 o el navegador Microsoft Edge.

Lo normal será que próximamente otras plataformas incorporen esta opción, así que revisar el ancho de banda de tu contrato podría ser un imperativo para disfrutar del 4K en condiciones.

Nuestras recomendaciones para ver vídeo en 4K

Una vez repasados todos los elementos necesarios para ver vídeos 4K en Windows, ¿qué tal un resumen simplificado? Aquí tienes nuestra lista esencial de equipo recomendado, esto es todo lo que necesitas para que tu máquina no muera en el intento de reproducir las últimas películas 4K y UHD:

  • Pantalla compatible con 4K y un cable HDMI 2.0.
  • Tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 970 en adelante.
  • Procesador i5 (o i3 de la familia Kaby Lake) o superior y al menos 8GB de RAM.
  • Reproductor multimedia con soporte para 4K y todos los códecs actualizados.
  • Disco duro SSD o una buena conexión a Internet con un ancho de banda de al menos 25 Mbps por segundo.

Los mejores trucos para Windows

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?