Teléfonos móviles de segunda mano

El mercado de los smartphones se ha democratizado mucho durante los últimos años. La entrada en el mercado de actores que vienen desde China, que ofrecen máquinas competentes a precios de derribo. Los grandes fabricantes han tenido que abaratar sus terminales para poder plantar cara a la "amenaza que viene del Este", y en el sector de gama media las marcas se baten el cobre en un carrera donde la competencia es feroz. Sin embargo, la cosa cambia mucho cuando llegamos a la gama alta. Allí los grandes de la industria mantienen su hegemonía, intentando limitar la entrada de nuevos actores, aunque no siempre lo consiguen.

Los precios de estos dispositivos con características técnicas de primer nivel no suelen estar al alcance de todo el mundo. Cuesta bastante menos pagar 400 euros que casi 800, por no hablar de que financiar un teléfono con una operadora puede suponer una permanencia que en muchos casos no estamos dispuestos a soportar.

Es por eso que hay un buen número de usuarios que, cuando se interesan por la gama alta, recurren al mercado de segunda mano cuando quieren adquirir un terminal con unas especificaciones de primer nivel a un precio más asequible. Si este es tu caso sigue leyendo, porque en este artículo vamos a darte las claves para comprar un teléfono móvil de segunda mano.

Smartphone SamsungSmartphone Samsung

Voy a comprar un móvil de segunda mano, ¿en qué debo fijarme?

Lo fundamental cuando vamos a afrontar la compra de un terminal móvil de segunda mano es, ante todo, evitar a toda costa caer en un engaño. Tenemos que estar seguros de lo que compramos, a quién se lo compramos, en qué condiciones se encuentra y qué vamos a obtener a cambio de nuestro dinero.

Factura original y tiempo de garantía

Hay que tener en cuenta que lo que vamos a comprar no es un terminal nuevo, con lo que que el vendedor conserve la factura es muy importante. Hemos de pedir siempre que podamos la caja original del dispositivo y la factura de compra. No importa a nombre de quién esté, sólo que esté en regla. Si nos aseguramos de esto último podremos utilizarla para presentar alguna reclamación al fabricante. Asimismo, también evitamos comprar un teléfono robado.

Gracias a la factura también podremos tener controlado el tiempo de garantía. Por ley, en la Unión Europea se deben ofrecer dos años como mínimo. Con la fecha de emisión de la factura podremos saber si el teléfono todavía tiene garantía o si ya está fuera del tiempo.

Samsung Galaxy S6 edgeSamsung Galaxy S6 edge

Sistema de pago

Recomendamos no comprar un terminal pagando por adelantado o con posibilidad de abrir antes de pagar. Si no queda más remedio que pagar antes de recibir el dispositivo es aconsejable usar un medio de pago que permita dejar constancia de la cantidad y a quién se le ha hecho. Por esto mismo debes procurar hacer los pagos por PayPal o por transferencia bancaria, nunca mediante ingreso en cuenta.

Otra cosa a tener en cuenta es no dejarse engañar por precios demasiado baratos. No vas a poder comprar un iPhone por 250 euros, ni un Nexus 6P por 150. Nadie regala nada, si ves algo como esto publicado en algún anuncio desconfía.

Por último, una buena comunicación entre el vendedor y tú es fundamental. No es recomendable dejar largos tiempos sin comunicación, genera desconfianza. Puede ser que el vendedor esté desaparecido durante largos períodos de tiempo, lo que también es otro motivo para desconfiar a no ser que esté perfectamente justificado. Cualquier llamada, mensaje o correo electrónico que intercambies con él debes guardarlo hasta que la operación se complete con éxito para las dos partes.

Las fotos son fundamentales para comprobar el estado del dispositivoLas fotos son fundamentales para comprobar el estado del dispositivo

Estado del dispositivo

Siempre es importante pedir fotografías del terminal con algo que referencie la fecha en la que se hizo la foto y que identifique al vendedor, aunque esto no es seguro. De esta manera podremos comprobar por un lado que es el teléfono que nos interesa, que el vendedor es quien dice ser y si el dispositivo tiene defectos. También es conveniente leer las valoraciones de otros usuarios con respecto al vendedor.

Una vez tenemos el terminal en las manos hay una serie de pasos que debemos tener muy en cuenta:

  • En primer lugar, comprobar el estado general del teléfono, asegurándonos que cumpla con lo que hemos pactado en la compraventa y que no tenga golpes o rasguños, ya sea en la pantalla o en la carcasa.
  • Introducir una tarjeta SIM para verificar que no está bloqueado y que realmente es libre o esté liberado, si es lo que hemos negociado.
  • Comprobar el número de IMEI, marcando el código *#06# y verificando que coincide con el que aparece en la caja y en la factura para evitar posibles problemas posteriores.

Como último consejo, creemos que lo más importante es usar tu sentido común. Si surge algún tipo de duda lo mejor que puedes hacer es paralizarlo todo hasta que la resuelvas, o cancelarlo si no lo ves claro.

Andy Mabbett editada con licencia CC BY-SA 2.0

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?