Edición no destructiva en Photoshop (I): escala, color y filtros

En esta guía trataremos la edición no destructiva, que es aquella con la cual, aunque aplicamos cambios aparentes a la imagen, los originales se mantienen intactos para poder volver a ellos cuando cometamos errores o cambiemos de idea. Veremos cómo cambiar la escala de una imagen, rotarla, ajustar su brillo y color y aplicar filtros, todo ello sin estropear la información contenida en las imágenes originales. Para ilustrar el funcionamiento de estas técnicas las aplicaré a un fotomontaje (un fantástico gato bailarín) que empezó en la guía anterior, en la que expliqué cómo recortar mediante máscaras de capa los elementos que aparecen aquí. Puedes leerla si quieres aprender a recortar sin destruir, pero también puedes seguir en ésta y saltarte cualquier mención a las máscaras de capa, no son necesarias para entender el resto de métodos aquí explicados.

Objetos inteligentes

Cada vez que cambias la escala de una imagen o la deformas de cualquier manera, Photoshop calcula la nueva posición de los píxeles, lo cual significa que a veces tiene que inventárselos, otras los elimina y otras genera aproximaciones, pero siempre se pierde información y por tanto calidad. Lo peor es que si haces un segundo cambio, lo harás a partir de la imagen alterada y así, cambio a cambio, la imagen va degradándose. Para evitar este problema usamos el objeto inteligente, que es una capa que contiene la imagen original, digamos que en memoria, y muestra en pantalla una versión de la misma sobre la que aplicaremos los cambios oportunos. Lo bueno es que cada cambio será calculado a partir de la original, que permanece siempre guardada e intacta, de modo que aunque hagamos ochocientas alteraciones a lo que vemos en nuestro documento, cada una de ellas quedará tan bien como la primera.

Para que veas cómo convertir una capa normal en objeto inteligente, abro la imagen que quiero usar como fondo del montaje, hago clic derecho sobre ella en el panel de capas y selecciono Convertir en objeto inteligente:

1-objeto inteligenteObserva que la miniatura de la capa pierde el candado y ahora incluye el icono de objeto inteligente en una esquina

Hay otra forma más sencilla de hacerlo: cada vez que arrastre archivos de imagen (PSD, JPG, TIFF…) desde fuera de Photoshop y los suelte sobre la ventana en la que estoy trabajando, el programa convierte cada uno de ellos en un objeto inteligente, así que me dirijo al explorador de archivos de mi ordenador, selecciono todos los elementos que aparecerán en el montaje (gato, sombrero, zapatos… tengo cada uno de ellos en su propio archivo PSD, si quieres saber cómo los recorté, puedes leer la primera guía), los suelto sobre su nuevo escenario y pulso intro para confirmar cada pegado (ver siguiente imagen). Cuando quiera editar alguna de las imágenes originales, sólo tengo que hacer doble clic sobre el objeto inteligente que la contiene, lo cual abrirá el objeto en una nueva ventana, ahí edito lo que quiera y, cuando pulse Archivo/Guardar, el objeto inteligente se actualizará para reflejar los cambios que haya hecho. 

Edición no destructiva en Photoshop (I): escala, color y filtros - imagen 2

Este desastre de tamaños y posiciones se arregla en el panel de capas: si hago clic en la capa del gato y la arrastro hacia arriba dentro del panel, el objeto quedará delante de los demás, si la arrastro debajo del sombrero, quedará detrás de él. Coloco así cada capa para situarlas en el orden adecuado. Si alguna capa te estorba la vista, puedes ocultarla haciendo clic en el icono en forma de ojo que aparece a su izquierda.

Escalar y rotar

Edición no destructiva en Photoshop (I): escala, color y filtros - imagen 3

Necesito reducir el tamaño del gato, así que selecciono su capa y me dirijo al menú Edición/Transformación libre, que hace aparecer en torno a ella un rectángulo con el que puedo, haciendo clic en distintas partes del mismo y arrastrando, alterar sus dimensiones y rotación:

  • Para cambiar la escala sin alterar la proporción, pulso la tecla Mayúsculas mientras tiro de las esquinas del recuadro
  • Para rotar la capa coloco el cursor fuera del recuadro (se convertirá en una doble flecha curvada), hago clic y arrastro en la dirección en la que quiero rotar al gato
  • Para desplazarlo por el escenario, coloco el puntero en el interior del recuadro, hago clic y lo arrastro hasta el lugar que quiera

Recuerda que como es un objeto inteligente puedo hacer todas las pruebas que quiera sin perder calidad de imagen. Ahora repito el proceso con todas las capas, situándolas en su lugar y adaptando su tamaño, el montaje va cogiendo forma:

Edición no destructiva en Photoshop (I): escala, color y filtros - imagen 4Sí, de paso he añadido unas cuantas rosas, el gato se lo merece

Capas de ajuste

Edición no destructiva en Photoshop (I): escala, color y filtros - imagen 5Subo exageradamente el brillo y contraste para que se note el efecto

Las capas de ajuste son capas especiales que aplican efectos a las capas que están por debajo de ellas, sean objetos inteligentes o no. En las dos capturas de arriba vemos cómo selecciono al gato y pulso el botón Crear nueva capa de relleno o ajuste, lo cual me da a elegir entre distintos efectos: elijo Brillo/contraste y aparece la ventana que me permite alterar estos valores, en ella disminuyo un poco el brillo y aumento el contraste. Si en cualquier momento cambio de idea, un doble clic en esta capa vuelve a abrir la misma ventana y puedo alterar el efecto, también puedo borrarla arrastrándola a la papelera para comprobar cómo el gato permanece inalterado.

Edición no destructiva en Photoshop (I): escala, color y filtros - imagen 6

Creo ahora otra capa de ajuste, esta vez selecciono Equilibrio de color y aumento la cantidad de rojo para que el gato quede más integrado en el escenario. Como ves, puedo apilar varias capas de ajuste e ir sumando sus efectos, pero esto no cuadra, los efectos se aplican tanto al gato como al escenario, ¿cómo solucionarlo?:

Edición no destructiva en Photoshop (I): escala, color y filtros - imagen 7

Para que el efecto se aplique sólo a la capa inmediatamente inferior, mientras pulso Alt coloco el cursor entre dos capas y hago clic. Una flecha a la izquierda de la capa de ajuste indicará que sólo se aplica a la capa de abajo.

Edición no destructiva en Photoshop (I): escala, color y filtros - imagen 8

Al crear una capa de ajuste aparece automáticamente junto a ella una máscara de capa que permite, como vimos en la guía anterior, mostrar el efecto en determinadas zonas y ocultarlo en otras. En la imagen de arriba vemos una capa de ajuste que reduce el brillo del escenario, en la máscara adyacente he pintado un óvalo negro para ocultar el efecto, simulando así un foco que apunta al bailarín. 

Ya sabes todo lo básico sobre capas de ajuste, así que casi no hace falta ni que te diga que ahora las aplico para modificar el brillo, contraste y color de cada elemento del montaje. También aplico un par de máscaras de capa para ocultar, por ejemplo, la intersección entre el bastón y el cuerpo del gato. Por último, he añadido sombras al gato y a las rosas sencillamente pintando con la herramienta pincel. Veamos cómo ha quedado:

Edición no destructiva en Photoshop (I): escala, color y filtros - imagen 9

Filtros inteligentes

Otra ventaja de los objetos inteligentes es que, cuando les aplico un filtro (para ilustrarlo selecciono Filtro/Desenfocar/Desenfoque gaussiano), éste no altera la imagen de manera irreversible, simplemente se añade como filtro inteligente vinculado a la capa. Funcionan de manera parecida a las capas de ajuste, permitiendo ocultarlos, eliminarlos o hacer doble clic en ellos para editar sus valores:

Edición no destructiva en Photoshop (I): escala, color y filtros - imagen 10

Por supuesto aplicarle un desenfoque gaussiano al gato ha sido una estupidez, pero gracias a haber utilizado la edición no destructiva, podemos devolver a nuestro protagonista a su estado original con sólo arrastrar el filtro inteligente a la papelera.

La imagen del sombrero pertenece a Nikodem Nijaki editada con licencia CC 3.0.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?