Fever: ¿quién quiere ir al cine gratis?

Fever: ¿quién quiere ir al cine gratis? - imagen 4
Si vives en Valencia y aún no conoces Fever, seguro que pagas por ir al cine. Si eres un cinéfilo y quieres ahorrar, entonces te interesará seguir leyendo.

Si vives en Valencia, Madrid o Nueva York y aún no conoces Fever, seguramente pagarás por ir al cine. Si tienes un Smartphone, eres cinéfilo y quieres ahorrar, entonces te interesará seguir leyendo. Hace unos meses me bajé esta aplicación en mi móvil porque me dijeron que ir al cine me saldría por 1€. Desde entonces, he visto seis películas por menos de 2€. ¿Que cómo lo he hecho? Sigue estos diez pasos (basados en mis seis experiencias) y acabará no doliéndote pagar a precio de caviar las palomitas.

    Fever: ¿quién quiere ir al cine gratis? - imagen 8
  1. Antes de ir al lío, te explicaré brevemente qué es Fever. Se trata de una aplicación de móvil (disponible para iOs y Android) que te permite encontrar y asistir a eventos en tu ciudad: desde ir al cine a merendar en una cafetería o practicar Zumba. Yo solo la he usado para ir al cine. Cuando te registras en Fever (a través de Facebook o de tu email), tienes que elegir tres intereses (de entre muchos). Selecciona “cine” y completa tu perfil. En el apartado “cupones de descuento” verás un círculo turquesa con un triste cero y un código en mayúsculas y números debajo. Si has llegado hasta Fever es (casi seguro) porque un amigo te lo ha recomendado. Si no sabes el código de nadie porque has llegado a la app gracias a este artículo, utiliza entonces el código JAVIERA186, que es el mío.  Al introducirlo, tu cero se convierte en 5€. Así de fácil. Ahora, cuando navegas entre los diferentes eventos que aparecen según tus intereses, fíjate que para comprar una entrada de cine tienes que ir al anuncio de una película en concreto. Te saldrán varias al día, y solo podrás visualizar planes para “hoy”, “mañana” y “después”.
  2. Fever: ¿quién quiere ir al cine gratis? - imagen 7

  3. "Pero yo quiero ver El Hobbit y no me sale”, estarás pensando. No pasa nada, que no cunda el pánico. Elige cualquier película, la que sea. Eso sí: tiene que ser dentro del horario establecido (hoy, mañana o después; no puedes comprar una entrada para ir al cine dentro de quince días). En el anuncio de cualquier película verás el título de la misma y, debajo, el horario, los cines donde la proyectan (ver punto 5) y el precio a pagar (6,1€).
  4. "Pero yo quiero ver El Hobbit a las 19:00, no a las 22:50”, pensarás ahora. No hay problema. El anuncio te indica una hora de referencia, pero puedes elegir el horario que más te interese cuando vayas a canjear la entrada en las taquillas.
  5. Ya has elegido “Noche en el Museo” a las 22:50, por ejemplo (aunque luego verás “El Hobbit” a las 19:00 en VOSE), compras la entrada (solo te piden número de tarjeta y fecha de caducidad) y te envían un email con un código. El email es el que indicaste al entrar en Fever o el que va asociado con tu cuenta de Facebook. Y tu primera entrada comprada en Fever te acaba de costar 1,1€. ¿Te parece caro para tanto lío? Tranquil@, te puede salir gratis. Solo tienes que convencer a gente para que se bajen la app e introduzcan tu código. Cuando lo hagan, te darán 1€ por cada persona que introduzca tu código y 5€ más si llegan a comprar un plan. Si por ejemplo convences a solo una persona (tu novio, tu novia, tu padre, tu madre, tu abuelo o quien sea), solo a una, ya tendrás los 5€ iniciales que te dieron por poner mi código (o el de quien te lo aconsejó), 1€ por convencer a esa persona (que pondrá tu código) y otros 5€ si compra algo (gracias a ti). Por lo tanto, ya tendrás 11€ en tu cuenta. Ahora bien, cuando compras una entrada, aunque pongas los datos de tu tarjeta, no te quitarán nada, ni un céntimo, y seguirás teniendo 4,9€ para próximas compras.
  6. Fever: ¿quién quiere ir al cine gratis? - imagen 2

  7. La primera vez que yo fui al cine con Fever no convencí a nadie y pagué el euro con diez. Es importante decir que únicamente podrás ver películas en los cines Yelmo. No hay más cines que colaboren con Fever. Una vez has comprado tu entrada, te diriges a los cines Yelmo, subes por las escaleras mecánicas y, una vez arriba, hay una cola espantosa, son las 18:50, “El Hobbit” empieza en diez minutos y ¡aún no tienes la entrada!
  8. Cuando por fin es tu turno, abres tu email y le dictas el código de diez dígitos a la mujer con gafas de la taquilla. Espera, antes de confesarle el código, ¿qué es mejor decir? Te recomiendo que empieces con: “Hola, tengo un código de Fever”. Entonces te dirán: “¿para qué película?”. Aunque tú compraste “Noche en el Museo” (algo que nunca debes confesar), le dices: “El Hobbit a las 19:00, por favor”, y le dictas el código. Probablemente te dirá que solo queda sitio en la fila 3. Maldición. Te vas a comer a Gandalf con patatas, no con palomitas. Ya lo sabes para la próxima vez: si compras una entrada con Fever, te tocará ir a canjear tu entrada en taquilla cuanto antes mejor.
  9. Fever: ¿quién quiere ir al cine gratis? - imagen 6

  10. Cuando yo canjeé por primera vez una entrada, pude hacerlo, a su vez, para siguientes películas que vi en días distintos. Por ejemplo, fui un sábado a canjear una entrada que ya tenía “comprada” para el domingo y no me pusieron ninguna pega. Fui otra vez solo y dije dos códigos (el mío y el de un amigo que no pudo venir a canjear su entrada), y tampoco hubo problema. Ahora ya no. Ahora solo te dan una entrada por persona que vaya físicamente a las taquillas a dictar su código y, si les caes bien y les enseñas el email de confirmación de la persona que no está, quizá te den su entrada. Ocurre muchas veces que tu amigo está aparcando y tú, por ganar tiempo, vas canjeando su entrada. Ya lo sabes: que te reenvíe su email, por si las moscas. Y ahora solo puedes ir el mismo día, y las taquillas abren a las 17:00. No puedes canjear entradas para un día distinto que no sea el actual. ¿O sí? Dependerá de lo majo o maja que sea el que esté en taquilla. Esa es mi reflexión tras seis películas canjeadas con Fever en Yelmo. Ve dos horas antes de que empiece “El Hobbit” y te das una vuelta (o diez) por Decathlon.
  11. Con respecto al final del punto 6: aunque tú aún estés canjeando la entrada y la película ya haya empezado… ¡tranquil@! ¡la película aún no ha empezado! Siempre ponen anuncios hasta la saciedad y las películas empiezan con un retraso de un cuarto de hora, mínimo. Los Yelmo no son una cadena de cines suizos. Tómatelo con calma.
  12. Ya has ido una vez al cine, te ha salido gratis y a tu novia le ha costado 1,1€ (porque ella puso tu código, compró primero y tú después). Si te sabe mal, le puedes pagar la mitad (55 céntimos) o invitarla a palomitas. Al final te va a salir caro… La próxima vez, tú aún tienes 4,9€ (porque empezaste con 11€ a costa de tu ingenua novia) y la entrada te costará 1,2€ (porque, no nos olvidemos, todas las entradas de cine en Fever valen siempre 6,1€). Pero podéis convencer a amigos, o tíos, o abuelos, o primos, y conseguir eurillos gratis. De las seis veces que he ido yo, la primera es la única vez que pagué 1,1€; la quinta, 40 céntimos. La segunda, la tercera, la cuarta y la sexta vez: gratis. ¡Uno que tiene amigos!
  13. Fever: ¿quién quiere ir al cine gratis? - imagen 3

  14. Se te han acabado los amigos y tu círculo turquesa está a cero patatero. Te confesaré un truco: puedes crearte una cuenta de email, acto seguido hacerte una cuenta de Facebook nueva (con ese email), cerrar sesión en Fever y volver a entrar con la recién creada cuenta de Facebook. Pones el código de tu novia (o el mío) y… ¡ya tienes (otra vez) tus 5€! ¿Para qué pagar 7€ o más cuando puedes ir gratis o por poco más de 1€? No intentes entrar a Fever con otra cuenta de email, porque no funciona; Fever solo pica si entras con un Facebook distinto. 

Si todavía quieres ir al cine “gratis”, te apasionan las gymkhanas y Fever sigue manteniendo relaciones laborales con cines Yelmo, te aconsejo plenamente que lo intentes. Diré que vale la pena. Si llegas hasta el paso 8 (solo has ido una vez y te has olvidado un poco de Fever) y pasan unas semanas, la app te enviará una notificación diciéndote: “¿No te apetece ir al cine? Date prisa, si no tu crédito caducará”. No les hagas mucho caso, a mí nunca me ha caducado.

Relacionados

Opiniones de los usuarios

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?