RegCleaner: Ligero y gratuito

Hoy vamos a ver el primer programa para gestionar el registro sin que sea necesario acceder a él directamente. Este programa es RegCleaner. Esta...
Regcleaner

Hoy vamos a ver el primer programa para gestionar el registro sin que sea necesario acceder a él directamente. Este programa es RegCleaner.

Esta aplicación no es la más potente, ni la más conocida, ni la más nueva y el motivo de empezar por ella es que además de ser gratuita llevo utilizándola muchos años por lo que se que realmente cumple muy bien su función. Hay que decir que hace ya mucho tiempo que el programa no se actualiza y que no van a aparecer nuevas versiones. Todo lo que voy a contaros aquí está probado en Windows XP y tengo muchas dudas de que esto funcione correctamente en Vista.

RegCleaner es un programa muy fácil de usar, para empezar viene traducido al español, solamente tendremos que seleccionarlo una vez instalado en la opción de menú para tal efecto.

La pantalla principal muestra varios botones, situados como si fueran pestañas. Cada uno nos mostrará una parte del registro en un formato más “entendible” para el ojo humano. Aquí podremos borrar o modificar cualquier registro sin problemas, además, el programa hace copias de seguridad de todo lo que hagamos por si queremos recuperarlas.

El primer botón "Programas" nos permite ver una visión general de los programas que hay instalados en nuestro equipo y los cambios que estos han introducido en el registro. Esta sección es útil para borrar cadenas de programas que sabemos que ya no tenemos en nuestro equipo. El segundo botón "Lista de Inicio" nos muestra los programas que se cargan en el inicio de Windows y por supuesto también podremos borrar los que no sean necesarios, con lo que podríamos mejorar considerablemente el arranque del sistema. Las otras opciones disponibles no suelo utilizarlas, pero pueden llegar a sernos útiles ya que nos dan acceso a los programas instalados para poder desinstalarlos, a los tipos de archivo y a las variables de entorno, así como a las distintas copias de seguridad que ha hecho el programa.

Y si esto no fuera suficiente, RegCleaner incluye unas opciones de menú que nos van a permitir realizar un limpiado del registro de forma automática, dejándolo limpio de cadenas inservibles y obsoletas. Para ejecutar estas opciones vamos al menú Herramientas/Limpieza de Registro, en este menú podremos encontrar 4 opciones distintas: Limpiar OLE, Encontrar archivos perdidos, Limpiador automático del registro y Limpiar todo. En cada una de estas opciones el programa buscará y nos mostrará las cadenas del registro que hacen referencia a cada una de las opciones. Personalmente ejecuto las cuatro limpiezas disponibles.

Todo lo que he contado hoy puede parecer y es peligroso, ya que borrar alguna cadena que no toca puede causar que nuestro equipo deje de funcionar, pero personalmente, en todos los años que llevo usando RegCleaner, nunca he tenido ningún tipo de problema en este aspecto.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?