El desarrollo de la tecnologí­a hace que dispongamos de hardware cada vez más potente en nuestros ordenadores. Un ejemplo son los procesadores, que han ido añadiendo núcleos para aumentar la capacidad de procesamiento. Y es que cada vez más se exige al PC la realización de pesadas tareas, fruto por otra parte de la creciente demanda de recursos por parte de nuestros hábitos de consumo.

Arranque

Si dispones de un procesador con varios núcleos, y utilizas Windows 7, puedes utilizarlo para acelerar su arranque. Aprovechando la potencia de todos los núcleos podrás iniciar el sistema con mayor rapidez y ganar algunos segundos en el proceso. W7 utiliza por defecto un único procesador para arrancar, pero es posible modificarlo.

Pulsa sobre el botón de inicio y teclea en el cuadro de búsqueda "msconfig". Cuando pulses la tecla "Intro" te saltará la ventana de configuración del sistema.

Arranque

Accede a la pestaña "Arranque". Deberás pulsar el botón "Opciones Avanzadas" para acceder a las "Opciones avanzadas de arranque".

Arranque

Marca la casilla "Número de procesadores" y selecciona el número de procesadores que quieres utilizar en función de los que dispongas. Señaliza también la casilla "Cantidad máxima de memoria" y tipifica el número en función de la RAM que tengas en tu equipo: para 1 GB la cantidad debe ser 1024, para 2GB 2048... Cuando finalices, pulsa el botón "Aceptar". Vuelve a marcar "Aceptar" en la ventana de configuración del sistema.

Arranque

Te aparecerá una ventana emergente donde se te insta a que reinicies el equipo para que la nueva configuración tenga efecto. Ponte a ello y comprueba que tu Windows 7 arranca más rápido gracias a la potencia de múltiples procesadores.

Relacionados

Opiniones de los usuarios

  • no se supone que esto ya lo hace automáticamente?

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?