Windows: configuración de las Directivas de Grupo

Aprende a realizar la configuración de las directivas de grupo en Windows para aumentar las posibilidades de personalización de tu sistema. Te explicamos...
Windows: configuración de las Directivas de Grupo

Aprende a realizar la configuración de las directivas de grupo en Windows para aumentar las posibilidades de personalización de tu sistema. Te explicamos cómo configurar las directivas de grupo en simples pasos.

Si te gusta tener absoluto control sobre tu sistema operativo te habrás dado cuenta que Microsoft cada vez nos lleva por el camino que quiere, eliminando de nuestra vista (o también podríamos decir, de nuestro Vista) las opciones de configuración más interesantes.

Con cada nuevo sistema operativo que nos presenta Microsoft ganamos en rendimiento, nuevas funcionalidades y, por supuesto, corrección de errores. Pero, cada vez encontramos más limitaciones a la hora de controlar el funcionamiento de nuestro equipo con opciones realmente útiles. Pero, que estas opciones no estén a simple vista, no significa que no existan en Windows. Te contamos cómo encontrarlas.

Directivas de grupo

Tanto en Windows XP como en Windows Vista puedes acceder al "Editor de directivas de grupo local", en la que hallarás un sinfín de opciones para configurar a tu gusto. Las directivas permiten llevar el control del escritorio, de las conexiones de red, y de la interfaz de usuario.

Posibles valores de las Directivas de Grupo

Al configurar las Directivas de Grupo, podemos elegir tres posibles valores:

  • Habilitado. Activa la acción del valor de la directiva.
  • Deshabilitado. Inactiva la acción del valor de la directiva.
  • No configurado. Es la configuración predeterminada para cualquier valor, es decir, lo lleva a su valor predeterminado, y es lo que dejaremos ante cualquier duda.

Debes saber que las Directivas de Grupo tienen prioridad sobre las opciones de configuración del perfil del usuario en caso de que se cree un conflicto.

Algunas de las opciones que podemos configurar

¿Qué tipo de cosas nos podemos encontrar? Vamos a verlo. Para ello, nos dirigimos al menú "Inicio" >> "Ejecutar", y escribimos gpedit.msc. A continuación, entramos en "Configuración de usuario" >> "Plantillas administrativas" y luego:

  • Sistema. Desde aquí, podemos impedir el acceso al símbolo del sistema o a las herramientas de edición del registro, también crear una lista de aplicaciones no permitidas, de forma que los usuarios no podrán ejecutar los programas que se agreguen a dicha lista, prohibir a Windows que busque actualizaciones.
  • Componentes de Windows. Desde aquí podemos deshabilitar las aplicaciones de Windows que no vayamos a usar como, por ejemplo, el Calendario de Windows o el básico reproductor Windows Media. Y otras mucho más interesantes como configurar con todo tipo de detalles el Explorador de Windows, desactivar la reproducción automática o deshabilitar el informe de errores de Windows.
  • Menu Inicio y barra de tareas. Podemos borrar el historial de los "documentos abiertos recientemente" al salir, poner en gris los accesos directos del menú Inicio a programas parcialmente instalados, quitar los vínculos que queramos del menú Inicio, impedir que el sistema realice un seguimiento de los programas que ejecutamos, las rutas de acceso que usamos y los documentos que abrimos, etc.

Hay muchísimas opciones más, algunas de ellas para usuarios avanzados. Si tienes curiosidad por saber que más puedes configurar en tu sistema operativo, dejamos que lo investigues por tu cuenta.

Relacionados

Opiniones de los usuarios

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?