Escritorio de Windows 10 después de varios meses

Windows 10 ya lleva un tiempo entre nosotros, y la verdad es que le está yendo bastante bien. Ha habido algún que otro asunto oscuro que ha tardado un tiempo en aclararse, pero a pesar de eso nosotros pensamos que ya va siendo hora de actualizar a la última versión del sistema operativo de Microsoft —si es que no lo habéis hecho ya—.

Windows 8, con sus dos interfaces dispares —esa Pantalla de Inicio que a algunos les resultaba tan aberrante y el ya veterano y siempre fiable escritorio— fue una gran fuente de confusión, aunque todo el mundo consiguió, de una forma u otra, acabar viviendo con ella. O si no, al menos, instalar una versión del Menú Inicio clásico que sí les permitiese tener cierta paz interior.

En muchos casos, y según quedó demostrado por las cuotas de adopción, muchos usuarios le dieron la espalda y se volvieron a Windows 7 o, simplemente, no quisieron actualizar. Después de todo, Windows 8 realmente no ofrecía ninguna ventaja significativa sobre la versión anterior —a la que nunca pudo superar en popularidad— a excepción de una experiencia de escritorio ligeramente mejorada. El destino de Windows 8 es el de compartir espacio como uno de los sistemas operativos más repudiados, junto con Windows Vista y Windows ME.

En cambio, Windows 10 es una mezcla refrescante de elementos de Windows 8 sin abandonar el espíritu de Windows 7, y al parecer y siempre según Microsoft, será su último sistema operativo. Dicho esto, vamos a dar a continuación una serie de razones por las que creemos que tendríais que actualizar vuestros sistemas operativos.

Diez motivos para instalar Windows 10

Como lo leéis, 10 razones, ni más ni menos. Hemos creído conveniente hablar de todo lo que nos resulta interesante en este sistema operativo, y para asegurarnos de que no nos dejamos nada por eso hemos decidido extendernos algo más. Esperamos que estas líneas sirvan para despejar tus dudas.

Vuelve el Menú Inicio

La Pantalla de Inicio de Windows 8 fue uno de los elementos que más descontento causó entre los usuarios. Esta excursión a lo táctil dentro de un sistema de escritorio fue, a todas luces, un fracaso absoluto. Aún así, comparada con el Menú Inicio, era un intento de buscar formas nuevas de presentar una misma idea.

La solución de Windows 10 es combinar Pantalla de Inicio y Menú Inicio. Es una idea que a priori sonaba rara, pero que sin embargo funciona. Por un lado mantiene el estilo moderno de Windows 8, y por otro lado restaura la funcionalidad esencial y la familiaridad del Menú Inicio de toda la vida.

Vuelve el Menú InicioVuelve el Menú Inicio

El nuevo Menú Inicio es colorido, se puede personalizar un poco y es muy configurable. Y lo mejor de todo: si a alguien le gustaba un poco la Pantalla de Inicio Windows 10 ofrece la posibilidad de usar el Menú Inicio a pantalla completa.

Ahora bien, aún está por ver si este nuevo Menú Inicio es el gran éxito que todos creemos que será. Los miles de millones de usuarios que tiene el sistema operativo aún tienen que adoptarlo por completo y es más que probable que lo hagan, pero va a costar su tiempo hasta que acabe por gustar a todo el mundo.

Más Configuración, menos Panel de Control

El Panel de Control lleva siendo lo mismo desde Windows 95. Es una parte estancada de los primeros Windows, y durante los años ha ido creciendo hasta convertirse en algo poco manejable bajo el peso de su propia importancia dentro del sistema.

Ventana de configuraciónVentana de configuración

La ventana de Configuración supone un soplo de aire fresco. No se diferencia mucho de la de Windows 8, pero sí que gana un poco más de prominencia con respecto a la versión anterior y se queda con parte de las responsabilidades del Panel de Control.

Una vez que Microsoft haya completado esta reforma, a través de la ventana de Configuración se controlará todo el ordenador. Ahora mismo puede ser prematuro decir que el Panel de Control desaparecerá en un futuro próximo, pero lo cierto es que su hora se acerca lenta, pero inexorablemente.

El Centro de Actividades

Windows era el único sistema de escritorio sin soporte para notificaciones, no es broma. Cuando Linux y OS X ya llevaban años usándolas Microsoft se ha puesto al día con Windows 10, y lo ha hecho a través del nuevo Centro de Actividades. Este elemento, por cierto, viene a reemplazar a la odiada barra Charms, y también ofrece una forma rápida de acceder a la configuración del sistema.

Windows necesitaba un centro de notificacionesWindows necesitaba un centro de notificaciones

Sí, ya lo hemos dicho, han tardado mucho en implementar esta característica, pero por primera vez las notificaciones pasan todas por un mismo lugar, lo que significa que no nos perderemos alertas importantes.

Escritorios virtuales

Windows 10 también será la primera versión de este sistema operativo que incorpore múltiples espacios de trabajo o, como se los conoce de forma común, escritorios virtuales. También esta es otra característica en la que Windows se acaba de poner al día.

Linux, OS X y, en definitiva, todo el mundo que presuma de tener un sistema operativo de escritorio que cuente para algo tiene escritorios virtuales. Así que, señores de Microsoft, ya era hora. Y los usuarios nos alegramos.

Cortana

Desde los cuarteles generales de Redmond siempre han intentado vender a Cortana como el asistente personal definitivo. Lo cierto es que Cortana tiene dos competidores que la superan en Google Now y en Siri, pero la idea de interactuar con el ordenador usando la voz es algo que ha eludido a los usuarios durante mucho tiempo —y la fantasía de más de un amante de la ciencia ficción—.

Cortana ha llegado ya al escritorioCortana ha llegado ya al escritorio

Cortana apareció en primer lugar en Windows Phone, pero ahora Microsoft está migrándola progresivamente hacia su sistema operativo principal.

Aero ha vuelto… más o menos

Hubo rumores que dijeron que Microsoft volvería a traer Aero al escritorio, algo que fue ampliamente celebrado por los usuarios de Windows 7. Sin embargo y para ser honestos, Windows 10, a pesar de tener un buen número de efectos de transparencia, pero no se puede decir que Aero haya vuelto del todo. Y en cualquier caso, los rumores siguen en el aire. Aún así, podemos concluir en que el regreso de algunas transparencias es una señal de que Microsoft empieza a escuchar más a sus usuarios, o al menos de forma más sincera y directa.

Uno de los mayores problemas de Windows 8 fue que Microsoft eliminó lo que más gustaba a los usuarios de Windows 7: el Menú Inicio, el botón de Inicio, los efectos de transparencia y más cosas. El hecho de que Windows 10 ahora parezca haber “admitido” de alguna manera sus raíces de Windows 7 resulta prometedor.

Compresión e instalaciones más pequeñas

Puede que esta característica haya pasado por alto a una gran parte del público —a excepción de los seguidores más fervientes o más técnicos—. Windows 10 no sólo tiene un tamaño de instalación más pequeño, sino que también incorpora un algoritmo de compresión más eficiente. Esto significa que tus archivos serán más pequeños —entre 1,5 y 2,6 GB dependiendo de la versión—, de forma que podrás almacenar más en el mismo espacio.

Las instalaciones de Windows ahora pesan menosLas instalaciones de Windows ahora pesan menos / Raymond Shobe editada con licencia CC 2.0

Microsoft dice que ha podido recortar 4 GB del tamaño de instalación de Windows 10, y con los procesadores modernos rebosando potencia, sienten que es un gran momento para que los usuarios empiecen a usar la compresión.

Los ordenadores de los últimos dos o tres años están más que bien equipados como para asumir un poco de carga de trabajo extra de la CPU, de forma que con la compresión se consigue más espacio libre para almacenamiento, y honestamente, ¿quién no quiere más espacio en sus discos duros?

DirectX 12, atención gamers

DirectX 12 es la mejora más notable en la API para juegos de Microsoft, quizá la más importante desde que DirectX apareció por primera vez.

El objetivo principal de DirectX 12 es reducir la carga de trabajo de los controladores, lo que significa que los gamers notarán una mejora en el rendimiento en su hardware actual, lo que está muiy bien: si la tarjeta gráfica es reciente pero no novísima, aún así se podrá usar DX12, con lo que quizá no será necesario actualizar uno de los componentes más caros del ordenador.

Las tarjetas gráficas no tan nuevas vivirán una segunda juventud con DX12Las tarjetas gráficas no tan nuevas vivirán una segunda juventud con DX12 / osman gucel editada con licencia CC 2.0

Lo mejor de todo es que DirectX 12 viene con Windows 10 por defecto, lo que significa que desde Redmond se está haciendo todo lo posible para cambiar la percepción que los gamers tienen de Windows 8.

Actualización gratis desde Windows 7 y 8

A pesar de lo confuso que resultó actualizar en un primer momento y de algunos problemas con la aplicación de actualización y la bandeja del sistema, el hecho de que Windows 10 venga como actualización gratuita para usuarios de Windows 7 y Windows 8 es un gran paso adelante para Microsoft.

Es esencial para la empresa conseguir que Windows 10 entre en tantos ordenadores como pueda: si se trata de la última gran versión de Windows tal y como algunos predicen, entonces podemos asumir que en algún punto del futuro todo el mundo la estará usando.

En Microsoft empiezan a entenderlo

Hay otros elementos del nuevo Windows que están captando la atención de prensa y usuarios por igual, como es el caso del nuevo navegador Microsoft Edge, que se supone que reemplazará al ya vetusto y denostado Internet Explorer. También podemos hablar de un rendimiento mejorado en hardware antiguo y una Windows Store que ofrece una mejor experiencia.

En Microsoft empiezan a escuchar al usuarioEn Microsoft empiezan a escuchar al usuario / Mike Mozart editada con licencia CC 2.0

Además, una vez Microsoft perfeccione la funcionalidad de Continuum, se podrá pasar sin casi notarlo de un teclado y un ratón a un dispositivo táctil, e incluso usar un Windows Phone como un ordenador. Por eso, si se usa un dispositivo híbrido como una Surface, en cuanto se separe del teclado pasará a modo tablet y viceversa.

Microsoft tiene planes para llevar todo un paso más lejos con Windows Phone, que se convertirá en un ordenador ultraportable y al mismo tiempo potente y capaz.

Nuestra conclusión es que si no habéis actualizado a Windows 10 aún hacedlo ya. Vale totalmente la pena, nosotros lo hemos podido comprobar y os aseguramos que los motivos a favor que hemos expuesto son suficientes para, al menos, probarlo.

Relacionados

Opiniones de los usuarios

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?