Un salón recreativo donde nuestros políticos se lo pasarían pipa

La vida del político debe ser muy aburrida. Disfrutar de amplios despachos, coches oficiales, viajes pagados y dietas a costa del ciudadano, no debe ser suficiente recompensa para poder aguantar unas pocas horas de debate parlamentario entre sus semejantes.

Es normal que la clase política busque algo para entretenerse y qué mejor manera que echarse una partida a algún juego en sus dispositivos móviles mientras que el resto de sus colegas se enfrascan en estériles debates sobre cómo sacarnos de la situación en la que vivimos. Total, ¿quién no le da un rato al Candy Crush en sus horas de trabajo?

El nombre de la Vicepresidenta del Congreso, Celia Villalobos, es el último en salir a la palestra de políticos pillados con las manos en la masa -en este caso, una masa muy dulce- en pleno ejercicio de las funciones para las que fueron elegidas. Hagamos un breve repaso a algunos de ellos, lógicamente empezando por el último episodio en aparecer en primera plana.

Los políticos españoles más viciados...

Empecemos echando un ojo a los políticos de nuestro país a los que se les ha ido algo la mano a la hora de compatibilizar el ejercicio de sus funciones y la afición a sus juegos favoritos.

Celia Villalobos y el Candy Crush Frozen Free Fall

El último caso de un político español pillado in fraganti jugando con su tablet en pleno debate ha sido la Vicepresidenta del Congreso, Celia Villalobos. No debía de estar muy contenta de tener que sustituir en sus funciones a Jesús Posada, o simplemente se la soplaba lo que tuviera que replicarle Mariano Rajoy a Duran i Lleida, pero lo cierto es que la política del Partido Popular no dudó en empezar a jugar una partida al famoso Candy Crush desde su iPad. Ahora, como podéis leer más abajo, y gracias al Intermedio, sabemos que se trataba del Frozen Free Fall.

Como podéis ver en el vídeo, la ex-Alcaldesa de Málaga estuvo varios minutos dándole al popular juego match 3 desarrollado por la empresa King. La imagen no es lo suficientemente cercana para apreciar la habilidad de la política creando grupos de tres caramelos idénticos, así que por si acaso, desde aquí le aconsejamos que le eche un vistazo a nuestra guía y trucos para jugar a Candy Crush Saga.

Actualizado: ¡Dani Mateo del Intermedio desvela que no era Candy Crush, sino Frozen!

Gracias a los chicos del Intermedio, que nos han abierto los ojos con un tremendo trabajo de investigación, ahora ya sabemos que Celia Villalobos no se encontraba jugando al Candy Crush Saga durante el Debate del Estado de la Nación, sino al Frozen Free Fall, el videojuego oficial de la película de Disney. La prueba la podéis encontrar en el siguiente vídeo.

Patxi, lástima que tu iPad no sea compatible con The Croods

Otro de los casos más sonados es el de Patxi López, ex-Lehendakari socialista, que fue pillado hace un par de años mientras intentaba descargar el juego The Croods a su iPad. Desafortunadamente, el dispositivo del político del partido socialista vasco no debía ser de la última generación de tabletas fabricadas por Apple y no era compatible con el juego de Rovio que se lanzaba ese mismo día.

Patxi López se llevó un importante chasco, pero posiblemente más sus votantes, que pudieron comprobar en la instantánea tomada por el periodista Iñaki Larrañaga, el desinterés del político por el debate del parlamento de Euskadi sobre la resolución del conflicto en la región.

Apalabrados, el juego de moda en la Asamblea de Madrid

Obviamente, los casos de Celia Villalobos y Patxi López no son las primeras ni las últimas situaciones en las que se pilla a un político jugando con algún tipo de dispositivo móvil mientras deberían estar más pendiente de otras cosas.

En diciembre de 2012, los políticos del Grupo Popular madrileño, Bartolomé González e Isabel Redondo, fueron cazados echando una partidita al Apalabrados en pleno debate sobre la aprobación de la Ley de Medidas Fiscales de 2013.

Durante esta misma sesión se aprobó, entre otras cosas, la ya famosa privatización de la gestión de los hospitales públicos madrileños. Pero por lo visto, el debate no estaba siendo lo suficientemente interesante para estos dos políticos.

Ambos diputados no tardaron en mostrar su arrepentimiento a través de las redes sociales, aunque eso no les libró de recibir una buena reprimenda y una cuantiosa multa por parte del Partido Popular, amén de sufrir la ira de los ciudadanos a través de Twitter.

Del Ayuntamiento de Murcia a Roland Garros

También en 2012 tuvo lugar otro curioso caso de político ludópata que no pudo resistirse a coger su iPad para jugar en plena sesión. En esta ocasión fue el concejal del Ayuntamiento de Murcia, Rafael Gómez, quien ni corto ni perezoso, echó mano de su tablet para jugar a un juego de tenis.

Desconocemos el nombre exacto del juego, pero los testigos ahí presentes llegaron a afirmar que el político, quien debía estar intentando emular a su paisano Nicolás Almagro, se enfadaba de sobremanera cada vez que perdía una partida. Más se debieron enfadar los ciudadanos de Murcia cuando vieron cómo no se aprobaban ciertas medidas por la falta de interés de sus representantes.

Rafael Gómez no tardó en pedir disculpas, pero el daño ya estaba hecho:

Huelga cualquier tipo de excusas. No querría que la gente se quedara con esa imagen. No estuve todo el tiempo así. Lo lamento profundamente.

Fátima Báñez, un punto al Bubble Shooter por cada 20 millones de rescate

Quizás el caso de Fátima Báñez sea ligeramente diferente a los anteriores. Todo hay que decirlo, a ella nunca le pillaron jugando en plena sesión parlamentaria.

Pero resulta curioso que la Ministra de Empleo y Seguridad Social, que no solía ser demasiado activa en las redes sociales, publicara un tweet anunciando que había alcanzado más de 5.000 puntos en el Bubble Shooter, mientras que el resto de los miembros de la clase política española usaban sus perfiles sociales para comentar el histórico rescate de 100.000 millones de euros a la banca de nuestro país.

La Ministra no dudó en hacer un 'Santi Cañizares' achacando el desafortunado tweet a una travesura infantil, para posteriormente acabar borrando por completo su perfil en la red de microblogging. No hay nada mejor que echar la culpa a un hijo de siete años para salir indemne de una indiscreción.

Una travesura infantil ha provocado que se genere el mensaje de forma automática en esta cuenta.

José Antonio Monago, fan del Doodle Jump

Un caso muy parecido al anterior fue el de José Antonio Monago, actual Presidente de la Junta de Extremadura. Pero en esta ocasión no fue el Bubble Shooter el que provocó la estampida del político popular de las redes sociales, sino el juego de plataformas Doodle Jump.

En esta ocasión, en el mensaje publicado en su perfil de Twitter, Monago se vanagloriaba de haber conseguido 2.215 puntos en el juego en cuestión, y retaba a sus contactos a superarle. Vamos, el típico mensaje automatizado que aparece por tener este tipo de juego sincronizado con nuestras redes sociales.

Lo cierto es que hay que darle un poco más de manga ancha a Monago en el tema de los juegos. Con algo se tenía que entretener el pobre hombre con tanto viaje a las Islas Canarias.

Pero los de fuera también son bastante ludópatas...

Quizás tengamos una mala imagen de los políticos españoles. Con sus acciones y declaraciones es lo más normal del mundo, pero hay que romper una lanza en su favor y decir que sus colegas del resto de países del mundo también hacen de las suyas en lo que a juegos móviles se refiere. En todas partes cuecen habas...

Nigel Mills, el Celia Villalobos británico

Celia Villalobos ni puede ni debe sentirse sola en su adicción por el Candy Crush, ya que no es la primera política europea a la que cazan jugando al popular match 3. A finales del año pasado, el parlamentario británico Nigel Mills, perteneciente al partido conservador, fue pillado en vídeo jugando al popular juego mientras asistía a un debate sobre el sector de los seguros y las pensiones.

El político británico tuvo que salir a los medios reconociendo que había echado un par de partiditas, aunque el testigo que grabó el vídeo asegura que Mills estuvo jugando durante más de dos horas y media. Está claro que este político es todo un profesional del Candy Crush Saga si es capaz de alargar un par de partidas tanto tiempo.

Fue una reunión larga sobre la reforma de las pensiones. Es un tema que me tomo muy en serio, pero hubo una parte en la que no pude centrarme, y puede que jugara una partida o dos.

John McCain y su All-in a la intervención siria

En septiembre de 2013, el que llegó a ser candidato republicano a Presidente de EE.UU, John McCain, fue pillado jugándose los cuartos al póker durante un importante debate sobre una posible intervención norteamericana en Siria.

En plena discusión entre el presidente Obama, los representantes del Senado y la Cámara de Representantes para decidir si intervenir o no con un ataque militar contra el régimen de Bashar al Asad en Siria, el senador republicano fue pillado jugando al popular juego de cartas desde su iPhone.

Resulta curioso que John McCain fuera uno de los máximos defensores de la intervención pero no le interesara mucho lo que se tuviera que decir durante el intenso debate.

Armando Benedetti, orgulloso de jugar al Tetris

Armando Benedetti, el que fuera senador primero y posteriormente Presidente del Senado Colombiano, fue pillado hace unos años echándose una partida desde su tablet en plena actividad legislativa.

Los periodistas que captaron la escena le acusaron de pasarse el debate sobre el proceso de paz jugando al popular Candy Crush, el mismo juego que le ha sacado los colores a Celia Villalobos y Nigel Mills. La respuesta del político colombiano no tiene desperdicio, asegurando que no se trataba del Candy Crush Saga, sino del Tetris, ya que hacía mucho tiempo que se había pasado el primero de ellos.

Además, Benedetti se defendió diciendo que el nunca se escondió para jugar, sino que lo hacía abiertamente para descansar de sus numerosas intervenciones y un debate tan extenso.

Foxparabola editada con licencia CC 3.0

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?