BeetBox, el instrumento remolacha

Tras casi cuatro años desde el lanzamiento de su primera versión en un mundo en el que todo es efímero y puede volverse obsoleto de un día para otro, el interés por la tecnología de la Raspberry Pi parece no menguar. Este ordenador de sólo 30 euros que cabe en la palma de la mano ha abierto posibilidades infinitas a miles de amantes de la tecnología que han sido capaces de idear, fabricar y difundir cientos de dispositivos, gadgets e incluso supercomputadores a partir de esta pequeña placa. El único límite de la Raspberry Pi parece ser la imaginación de quien la maneja.

A continuación, recopilamos las creaciones más raras y retorcidas creadas por las mentes más revolucionarias que han querido experimentar con ella.

7 inventos divertidos creados con RPi

Superordenador LEGO

En 2012, con unas cuantas piezas de LEGO y 64 placas RPi, el profesor Simon Cox y su hijo de seis años James fabricaron un superordenador de grandes características a través de un proyecto de la Universidad de Southampton.

El coste total de la máquina llamada Iridis-Pi ascendió a unos 3.000 euros e incluía 1 terabyte de almacenamiento basado en tarjetas SD de 16GB, un procesador de 64 núcleos y 32GB de memoria RAM. Aunque ya en la época la máquina no era de las más potentes, sí conseguía ser de las más económicos en relación a sus componentes y se encontraba entre las que menos calor generaban.

Si bien no es para nada un juego de niños por muchas y divertidas piezas de LEGO que incluya, la Universidad de Southampton tiene a disponibilidad de todos los interesados unas completas instrucciones para que los más valientes intenten fabricar este superordenador.

PIE-1

Dave Akerman lleva ya varios años desarrollando un proyecto que empezó llamándose PIE-1. Se trata de una sonda atmosférica fabricada mediante una Raspberry Pi, un globo, un módulo GPS y una webcam con la que pretendía hacer fotos desde el espacio.

Desde 2012 ha conseguido hacerse famoso y realiza lanzamientos de todo tipo, tanto con un objetivo educativo para animar a los niños a programar, como comercial, con los que ha llegado a enviar fuera de nuestra atmósfera la RPi con los objetos más variopintos: peluches, vestidos de novia, patatas, o incluso la nave TARDIS del Doctor Who. Podéis seguir sus progresos y lanzamientos desde su página web.

Una TARDIS con Raspberry PiUna TARDIS con Raspberry Pi

FireHero 3

Está claro que las Raspberry Pi han despertado la imaginación de miles de curiosos del mundo y han conseguido que todos nos podamos convertir en grandes inventores pero Chris Marion humilla a la mayoría. ¿Qué puede haber mejor que juntar la miniplaca con una guitarra eléctrica, una versión rock de un villancico tradicional inglés y enormes columnas de fuego?

Al añadir la Raspberry Pi a su proyecto, Chris pudo mejorar el control de estos seis cañones de propano que lanzan llamas de hasta 30 metros de altura al ritmo de la música cuando toca en la guitarra las notas programadas. Este ingeniero consiguió que su brutal invento llegara a algunos festivales de música en Estados Unidos y pretende seguir desarrollándolo para multiplicar su tamaño, ergo, la diversión.

No dejes de leer: 6 gadgets curiosos que se han construido con Arduino

BeetBox

Este gadget es de lo más raro que hemos visto jamás. Se trata de un instrumento musical creado por Scott Garner capaz de unir en un solo concepto unas cuantas remolachas, la música y el juego de palabras que contiene el nombre del mismo.

Todo esto gracias a una placa Raspberry Pi con un sensor táctil capacitivo y un amplificador de audio en una caja de madera fabricada a mano. ¿Y cuál es su objetivo? Ninguno en concreto. A Garner simplemente le interesa crear interacciones técnicas complejas en las que la tecnología sea invisible y en la que los componentes electrónicos no se puedan ver. Este es un gran primer paso y ver su funcionamiento es simplemente sorprendente.

Teclado de latas de cerveza

No será el teclado más cómodo del mundo pero como campaña publicitaria puede ser más que llamativo. Creado por Robofun Create, una empresa dedicada a la construcción de elementos de tecnología poco habituales, y la cervecera Staropramen, este teclado está formado de 44 latas de cerveza de la marca conectadas a unos controladores capacitivos a través de Arduino y a una Raspberry Pi que conecta el teclado a la pantalla.

Máquina arcade en miniatura

Jeroen Domburg, el creador de esta máquina arcade que podría cualificarse de adorable, no sabía qué hacer con la Raspberry Pi que había comprado. La placa le interesó desde el primero momento porque le parecía importante poder ampliar sus herramientas con algo tan poderoso, pequeño y barato. Finalmente decidió crear este juguete que gustaría tanto a adultos como a niños fabricado con metacrilato cortado con láser, una pantalla TFT de 2,4 pulgadas y la todoterreno RPi. Y sí, yo también querría una.

Power Cat Feeder

Por último, las Raspberry Pi también pueden ser útiles para el vago con mascota que quiera seguir la ley del mínimo esfuerzo y para los que se vayan de vacaciones y no quieran pringar al vecino o a la suegra. David Bryan ideó un dispositivo con el que dar de comer a sus gatos de forma controlada que dispensa el pienso necesario de forma mecánica varias veces al día.

Así evita que los animales la acaben pagando con el sofá o las cortinas tras acabarse la comida de cinco días en tres. David enseña en su página cómo fabricar el dispositivo "fácilmente" paso a paso y, aunque no tengáis mascota, siempre se puede utilizar como dispensador de cereales como él mismo demuestra. Como ya decíamos al principio, el límite del eso de la RPi es la imaginación del usuario.

El Power Cat Feeder: ponerle ojos era necesarioEl Power Cat Feeder: ponerle ojos era necesario

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?