Cómo caen las bombas en Fallout 4

Epidemias víricas, guerras, hecatombes nucleares, apocalipsis zombis, catástrofes naturales, invasiones extraterrestres... Los videojuegos han hecho una labor encomiable cubriendo todo tipo de desastres que pueden asolar el planeta (este u otros), y enseñándonos escenarios postapocalípticos (o posapocalípticos) en los que nunca estamos a salvo.

Aunque al hablar de juegos postapocalípticos los primeros títulos que vengan a la cabeza sean los de la saga Fallout (de Interplay y más tarde Bethesda), no son ni mucho menos los únicos que nos invitan a vagar por el fin del mundo. La supervivencia en escenarios inhóspitos está presente en muchos títulos, y en los últimos años se ha puesto muy de moda.

Juegos postapocalípticos que auspician un futuro terrible

Sea por la causa que sea, los escenarios postapocalípticos comparten una característica: el peligro de muerte para el jugador. El hambre, el bocado de un zombi, la violencia ante la falta de recursos o las inclemencias del tiempo… cualquier excusa es buena para montar una historia que nos enganche durante horas. Los siguientes juegos de la lista saben mucho de esto, pues presentan escenarios muy diversos y causas muy variadas. Hay un fin del mundo para cada tipo de gamer, y sin irnos muy lejos:

Fallout 4, de morador del refugio a carnaza para el yermo

Fallout 4. ¿Quién no querría despertar en un mundo lleno de radiación?Fallout 4. ¿Quién no querría despertar en un mundo lleno de radiación?

La saga Fallout está ambientada en un mundo postapocalíptico termonuclear que suelta a los jugadores en un mundo lleno de radiación, recursos escasos, mutaciones y en general, mucha violencia. En el caso de su última entrega, Fallout 4 (2015), el protagonista sale de un nuevo refugio de Vault-Tech, el 111, donde se llevaba a cabo un experimento con cámaras de criogenización. Tras 200 años congelados, tenemos que sobrevivir en un yermo de marrones prados irradiados y pueblos y ciudades en ruinas. Fallout 4 desafía la frase de Albert Einstein en la que señalaba que la Cuarta Guerra Mundial sería con palos y piedras, y es un ejemplo de que la vida florece incluso en las peores condiciones.

Mad Max, apocalipsis de arena y asfalto

El futuro apocalíptico que presenta Mad Max tiene más que ver con la escasez de recursos que con la guerra, pero nos mete en un paraje estéril, desértico, en el que la única cosa que podemos encontrar tras cada duna es una amenaza inminente. El juego de Avalanche Studios (2015) toma prestada la ambientación de la película de Mel Gibson y su importancia por los vehículos, aunque nos cuente una historia diferente con el mismo protagonista.

Borderlands, ruinas y desierto en otros planetas

En Borderlands el planeta ya estaba así cuando llegamos: en aparente ruina y decadencia, poblado de alimañas, Pandora es un lugar que bien podría estar en el top del fin del mundo. Definitivamente no es para ir de vacaciones, pero hasta allí nos lleva nuestra búsqueda de avanzada tecnología alienígena muy valiosa. El último título de la saga es Borderlands: The Pre-Squel (2015), un shooter que nos lleva hasta la luna de este yermo paisaje, un lugar en el que la desolación es la misma, pero con menos gravedad.

I Am Alive, un hombre contra el mundo

Una serie de terremotos han acabado con muchas ciudades de todo el planeta, dejando un panorama desolador de muerte y destrucción. Uno de los supervivientes viajará a través de este mundo postapocalíptico para buscar a su esposa y su hija. En este camino encontraremos tanto supervivientes enfadados que no se alegrarán de vernos, como otros que nos pedirán ayuda.  Todavía queda humanidad. 

Enslaved, la belleza del fin del mundo

Enslaved: Odyssey to the West. El apocalipsis puede ser verde y preciosoEnslaved: Odyssey to the West. El apocalipsis puede ser verde y precioso

El que crea que los mundos postapocalípticos tienen que ser tristes y marrones, es que no ha visitado en lo que se convierte la Tierra de Enslaved: Odyssey to the West (2013) 150 años después de una guerra global que devastó el planeta. La hostilidad en este caso la ponen los robots de guerra que a pesar del paso de todos estos años continúan llevando a cabo su programación principal: eliminar enemigos humanos. Esta aventura de plataformas y acción es toda una belleza postapocalíptica, aunque el juego de Ninja Theory sufre de una gran falta de libertad a la hora de dejarnos jugar.

60 Seconds, ¿qué coger para el apocalipsis?

60 Seconds. 60 segundos para recoger comida y una vida por delante en el búnker60 Seconds. 60 segundos para recoger comida y una vida por delante en el búnker

¿Y si caen las bombas y nos quedamos en la seguridad de nuestro búnker familiar? En 60 Seconds (2015) las reglas del juego son muy diferentes: las bombas acaban de caer en la superficie, la radiación hace muy difícil la vida allí… así que más vale que sepamos racionar bien los víveres y objetos que podamos coger de casa en 60 segundos para durar bajo tierra hasta que el ejército venga a por nosotros… porque vendrá, ¿no? Poco sabemos del exterior, y aunque en ocasiones tendremos la posibilidad de enviar a un familiar a por provisiones, la angustia del encierro y del racionamiento es el protagonista en el juego.

The Long Dark, el frío invierno postgeomagnético

The Long Dark nos reta a sobrevivir el mayor tiempo posible abandonados en el frío de una región deshabitada de Canadá. Tras un desastre geomagnético que nos ha pillado lejos de la ciudad, nos enfrentamos a la congelación, la inanición y a la vida salvaje que queda en lugar. Dejamos desiertos y edificios en ruinas para viajar a otro tipo de apocalipsis, uno muy helado y lleno de nieve. 

Dying Light, el horror de la noche

Destrucción y peligros del mundo postapocalíptico de Dying LightDestrucción y peligros del mundo postapocalíptico de Dying Light

Este FPS de mundo abierto está ambientado en un universo urbanita postapocalíptico en el que una horrible epidemia está convirtiendo a los afectados en seres muy violentos y terriblemente peligrosos por la noche. El parkour, la búsqueda de recursos y el crafteo de los mismos para crear armas con las que defenderse son  los elementos esenciales de este título survival horror (2015). 

Left4Dead 2, sobrevivir a la epidemia en equipo

Pero si hablamos de epidemias y patógenos que transforman a la población en zombis, no podemos olvidar Left4Dead de Valve (y su segunda parte, Left4Dead 2), sin duda uno de los títulos cooperativos más jugados por los usuarios de PC. La infección ha alcanzado a la mayoría de los habitantes, el ritmo normal de la vida se detiene y el mundo adquiere un tono desolador y decadente. 

This War of Mine, los estragos de la guerra

Inspirado en hechos reales, This War of Mine (2014) nos sitúa en el apocalíptico escenario que queda en todo lugar por el que pasa una guerra. La población tiene enormes problemas para alimentarse y llevar una vida tranquila y en este título de estrategia, es lo que tendremos que hacer: rebuscar entre las ruinas para conseguir comida y objetos útiles (sistema de crafteo). La desesperación se agudiza mucho en estos contextos, por lo que cada salida al barrio desolado del juego, puede ser una sin retorno. 

Metro Last Light, reclusión nuclear en el metro de Moscú

En la saga Metro, Rusia sufre un ataque nuclear que obliga a su población a cobijarse en el majestuoso metro de Moscú para sobrevivir. El exterior irradiado no es una solución, pero la vida en los túneles del metro tampoco es fácil, con la constante visita de bestias mutantes por el lugar. Metro Last Light fue el último lanzamiento de la serie (2013). 

Mass Effect 3, invasión y destrucción alien

Quién quiere virus, terremotos o bombas, cuando naves extraterrestres pueden llegar a la Tierra lanzando sus láseres y acabando con todo a su paso en pocos minutos. La tercera entrega de Mass Effect 3 (2012) nos dejaba unas imágenes impactantes de una Tierra atacada y masacrada en varios minutos por los segadores, dejando un escenario en ruinas.

Wasteland 2, cuidando de los yermos postnucleares

Wasteland 2: Rangers del apocalipsisWasteland 2: Rangers del apocalipsis

El desastre nuclear de 1998 en el que se basaba la primera parte, continúa siendo el evento que ha dejado al planeta en el estado inerte que vemos en Wasteland 2. Casi cien años después, los supervivientes se han organizado y los jugadores toman el rol de un Ranger del Desierto (como un Ranger de Texas de la antigüedad). Dunas, cañones y más que tierra inerte es lo que encontramos cuando estamos a cielo abierto en Wasteland 2. El juego cuenta con una visión casi isométrica y un sistema de combate por turnos en el que táctica y estrategia son fundamentales.

S.T.A.L.K.E.R, experimentos en Chernobyl

En la saga S.T.A.L.K.E.R, una segunda explosión  nuclear tuvo lugar en la castigada zona de Chernobyl en 2006 por culpa de la experimentación de científicos rusos. Estos mismos experimentos han creado dentro de esta zona que abarca la central nuclear y la ciudad de Pripyat de unos fenómenos que otorgan capacidades sobrehumanas, algo que se paga muy bien en el mercado negro. Así, en Shadow of Chernobyl visitamos esta zona de cuarentena en 2012 para enfrentarnos a las criaturas mutantes resultado de la radiación acumulada tras los desastres. El último título de la saga fue S.T.A.L.K.E.R: Call of Pripyat (2010).

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?