Edición del logotipo de Malavida con CorelDraw

Cuando se trata de trabajar con gráficos vectoriales en PC a todos nos viene a la cabeza el nombre de Adobe Illustrator. Es sin ninguna duda la opción número uno en este campo y la más utilizada entre profesionales. Puedes hacerte con una licencia mensual por poco dinero a través de Adobe Creative Cloud, pero existen muchas razones por las que podrías estar buscando una alternativa. Existen otros programas para Windows tanto gratuitos como de pago capaces de trabajar con el formato SVG (Scalable Vector Graphics), el estándar recomendado para gráficos vectoriales. Imagino que si has llegado hasta aquí no necesitarás que te expliquemos que los gráficos vectoriales son un tipo de gráfico escalable que permite cambiar su tamaño sin perder calidad, lo que viene de perlas para meter esos diseños en prácticamente cualquier soporte físico como carteles publicitarios o en cualquier pantalla ¿verdad?

Buscando el sustituto perfecto de Adobe Illustrator

Tampoco debemos engañarnos: como Adobe Illustrator no vas a encontrar nada pues las posibilidades de este software son enormes y el trabajo que hay tras él también (de algo vivirán en Adobe ¿no?), pero sí existe al menos una alternativa de pago a la altura y otra que abarca casi todo lo que puede hacer Illustrator y que es gratis. A partir de ahí no te quedan muchas más opciones si buscamos las mejores del ámbito profesional, es cierto, pero si no eres muy pretencioso en tus aspiraciones existe alguna otra opción adicional para PC con la que editar este tipo de archivos que tampoco pasaremos por alto. Que no se diga que no es posible crear auténticas obras de arte también con software gratuito.

CorelDraw

Un gamepad diseñado con CorelDrawUn gamepad diseñado con CorelDraw

Es la alternativa directa a Illustrator para cualquier profesional dispuesto a pagar por el producto. Se trata de uno los programas para trabajo vectorial más veteranos del ecosistema, y al igual que su rival de Adobe se distribuye en un paquete de software, CorelDraw Graphics Suite X8, aunque en este caso no hay pagos mensuales sino un pago único con derecho a nuevas actualizaciones. Permite trabajar sin problemas con ambos modos de color, RGB y CMYK y cuenta con soporte para los principales formatos de archivo como pueden ser AI de Illustrator, PSD, PDF, JPG, PNG, SVG, DWG, DXF, EPS, TIFF, DOCX o PPT. Ofrece plantillas y cliparts libres de derechos por los que empezar a diseñar lo que tengas en mente. Además permite mayores tamaños de proyecto que Illustrator (hasta 999 páginas y 50 metros) sin necesidad de trabajar con escalas como éste ni recurrir a software RIP, que es el empleado para el control de impresoras hardware.

Uno de los puntos negativos de CorelDraw frente a Illustrator siempre ha estado en las herramientas: el programa de Adobe siempre era superior en el diseño de pinceles, logrando trazos más armónicos y naturales, algo solo posible en CorelDraw mediante la edición avanzada de nodos con la consiguiente pérdida de tiempo y velocidad de trabajo. El desarrollo de las herramientas de dibujo del software de Adobe era superior por lo menos hasta la llegada de la tecnología LiveSketch, donde una IA formada por una red neuronal se encarga de interpretar tu trabajo y estilo, especialmente en el uso de tabletas de dibujo hardware, aprender de él y ofrecer ese resultado humano y natural que tienen los trazos de un diseñador, tratando de huir de la estricta operación matemática para ofrecer el resultado.

InkScape

Diseño de un oso con InkscapeDiseño de un oso con Inkscape

Es sin duda la opción número uno cuando se trata de buscar una alternativa gratuita al programa de Adobe. Cuenta con prácticamente las mismas herramientas, por lo que no hay casi nada que hagas con uno que no puedas hacer con este: creación y modificación de objetos, trabajo con colores, relleno y trazos, curvas de Bézier... Por descontado es compatible con SVG, pero también con los formatos nativos tanto de Adobe Illustrator (AI) como de CorelDraw (CDR) o con OpenDocument Drawing, DXF, sk1, PDF, EPS y PostScript. Vamos, que la compatibilidad de archivos entre Illustrator e InkScape es total, así que no debes preocuparte si quieres cambiar de programa a mitad del trabajo. Además permite exportar en canvas de HTML 5, la alternativa web a SVG. También cuentas con extensiones que también puedes conseguir gratuitamente.

¿Por qué no llega al nivel de Illustrator? El modelo de color CMKY es el estándar en impresión gráfica y muy utilizado en la industria, e InkScape no es capaz de exportar el trabajo en este modelo de forma nativa y aunque existen formas de conseguirlo, no se garantizan resultados perfectos. Por otra parte aunque existen extensiones, no son tantas como en su rival de Adobe. A todo esto cabe sumar lo reacios al cambio que son los usuarios: para muchos usuarios habituales de este tipo de programas Freehand fue el estándar y la adaptación a Illustrator, aunque compleja, acabó siendo satisfactoria porque no quedaba otra. InkScape cambia algunos conceptos y procedimientos de trabajo y eso siempre asusta. En cualquier caso no parecen ser esos los principales usuarios de InkScape.

Gravit Designer

Edición de un nodo en Gravit Designer Edición de un nodo en Gravit Designer

Gravit ofrece versiones de su editor en varias plataformas y también en la web. Se trata de una de las últimas opciones aparecidas en el campo de la edición de gráficos vectoriales, pero no por ello debería ser la última opción gratuita que pruebes, especialmente si tienes en cuenta que es gratis. De inicio ofrece numerosas plantillas y tamaños para tu proyecto, incluidas algunas específicas para redes sociales como Facebook, Twitter o YouTube. ¿Quién no ha pensado en crear la imagen de portada de su perfil en una red social? Ofrece solo por registrarte un espacio de almacenamiento en la nube para guardar tus trabajos y funciones colaborativas para el trabajo en grupo de forma simultánea.

Gravit sí es compatible con el modo de color CMYK para impresión, lo cual puede ser un factor muy a tener en cuenta. Su interfaz es una de las más llamativas: sencilla, clara y funcional buscando optimizar los tiempos de trabajo y el acceso a todas las funciones. Sin embargo, si lo que buscas es dedicarte profesionalmente al mundo del diseño gráfico y somos exigentes debes saber que tiene carencias. Hay ciertas operaciones imposibles, no se pueden crear tintas planas o pantone, la edición de nodos no es tan avanzada y el comportamiento de las herramientas no alcanza los resultados que te pueden brindar los otros programas de pago.

Affinity Designer

Creando una silueta con Affinity DesignCreando una silueta con Affinity Design

La última de las alternativas a tu alcance es otro peso pesado en esto del diseño vectorial. Affinity Designer es de pago también pero está a la altura de CorelDraw y cerca de Illustrator, especialmente tras las últimas actualizaciones. Trabaja perfectamente con los principales modos de color incluido el demandado CMYK, sus herramientas han sido diseñadas con el profesional en mente, permite realizar operaciones no destructivas en operaciones booleanas y cuenta con estabilizadores para trazos y para el trabajo con pinceles, buscando garantizar la máxima eficacia cuando dibujas a mano alzada.

Con la última versión tienes un número ilimitado de mesas de trabajo, multitud de opciones de cuadrícula y guías para realizar diseños con precisión exacta, zoom de un millón por si te falla la vista y todas las opciones posibles a la hora de exportar tu trabajo en los formatos habituales en edición gráfica (y con la importación a Illustrator y otros softwares mejorada respecto a tiempos pasados). No alcanza al programa de Adobe que siempre será el estándar porque sus herramientas no son tan avanzadas, pero es sin duda otra alternativa relevante de esta lista que debes probar, especialmente si no trabajas a diario de forma profesional en este campo pero sí buscas una solución que te brinde todas esas opciones.

Las mejores alternativas de software y apps

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?