Imagen promocional de iRacing

He de decir que los videojuegos de carreras de coches se encuentran entre mis favoritos personales a la hora de pasar unas cuantas horas pegado a los mandos en mi PC. Soy un ávido consumidor de este tipo de títulos, que casi siempre me suelen deparar alguna sorpresa agradable en lo que a emoción y adicción se refiere. La sensación de pilotar un bólido a toda velocidad por uno de los circuitos más emblemáticos del mundo es algo que está al alcance de muy poca gente, y gracias a los videojuegos esa sensación podemos sentirla todos en mayor o menor medida.

Es por eso mismo que en este artículo vamos a echar un vistazo a los mejores juegos de carreras de coches para PC, con la idea de poder persuadirte para que, al menos, los pruebes. Todos los que vamos a incluir en esta lista merecen mucho la pena, así que atento a nuestras recomendaciones.

A toda velocidad sobre 4 ruedas virtuales

Cada juego de carreras de coches entra en una categoría. Algunos son más realistas, otros son más arcade y otros directamente son simuladores tan fieles que asustan. Nosotros no nos vamos a detener en eso, pero sí vamos a darte unas cuantas ideas sobre cómo debe ser un buen juego de coches.

Puede que eches en falta algún título que a ti te llega especialmente, pero hay algunos a los que los años no han tratado bien. Si lo que estás buscando es un juego de coches que te deje con el culo pegado al asiento durante un buen rato, entonces habrá que buscar razones que vayan más allá del sentimentalismo.

iRacing, lo más cercano a las carreras de verdad

Gameplay de iRacingGameplay de iRacing

Lo de iRacing es muy curioso. Para empezar basta con mencionar que difumina la línea entre el juego y la realidad, hasta tal punto que los entusiastas de este juego se construyen cabinas de simulación para llevar el realismo de la experiencia hasta el extremo. Este título se ha ganado mucha reputación en el mundo de los eSports, y sus carreras se retransmiten como si de una carrera real se tratase.

El juego es tan realista que los circuitos se han reproducido con precisión milimétrica, hasta un punto cercano a la obsesión. Por si fuera poco sus reglas de competición (que se extienden a las ligas de aficionados) son tan férreas como las de cualquier organización automovilística adherida a la FIA.

Ahora bien, jugar a iRacing no es precisamente barato debido a su sistema de suscripciones. Un año completo de juego son unos 120 euros a desembolsar de golpe, aunque iRacing está ofreciendo un 50% de descuento a todas las nuevas cuentas que compren el juego a través de su plataforma (y no de Steam).

rFactor 2, el oponente digno de iRacing

Gameplay de rFactor 2Gameplay de rFactor 2

Sobre rFactor en su momento corrieron ríos de tinta por todo Internet, como también lo han hecho con su segunda parte de la que nos ocupamos hoy. Para quienes no conozcan este simulador baste decir que es utilizado por equipos profesionales del mundo de la Fórmula 1, del World Touring Car Championship e incluso de la NASCAR estadounidense.

Este título tiene dos puntos enormemente positivos: las sensaciones una vez el jugador se coloca "al volante" de cada coche y la extensísima comunidad que se dedica a crear mods y formas de extender los automóviles, circuitos y campeonatos del juego (aunque hay un sistema de microtransacciones con modificaciones "oficiales"). A esto hay que sumarle que en un único pago obtienes rFactor 2 y acceso ilimitado al modo online, sin cuotas de suscripción.

A pesar del enorme potencial que rebosa el juego tiene algunos fallos a corregir. Hay bugs a los que los desarrolladores todavía no han puesto remedio, así como ciertos problemas con los servidores del modo online. Si crees que puedes vivir con estos problemas, por un precio razonable no vas a encontrar una opción mejor.

F1 2017, el juego oficial de la mayor competición

Imagen de F1 2017Imagen de F1 2017 / Codemasters / IGDB

Codemasters empezó su saga de juegos con licencia de la FIA para reproducir el Continental Circus en 2010. Con el primer título llegó una promesa que hizo la boca agua a todos los fans de la F1: conviértete en el piloto y vive su experiencia en primera persona. No sería hasta 2016 que la cumplirían, y en 2017 entregaron más de lo mismo, pero mejor. Algo básico en cualquier secuela que se precie.

Los jugadores se han deshecho en halagos hacia F1 2017. No sólo eso, sino que Codemasters también ha conseguido cautivar a la crítica con la que posiblemente sea la experiencia más cercana a conducir un bólido de fórmula 1 de verdad. Los múltiples pequeños detalles que plagan el juego son los que marcan la diferencia.

Por ejemplo, no seguir la trazada de una curva correctamente antes podía corregirse sobre la marcha. Ahora puede dar al traste con una carrera si no se hace debidamente. A esto hay que sumarle unos efectos meteorológicos tremendos y safety cars de los de verdad, entre muchas otras cosas. Totalmente recomendable.

RACE Injection, un veterano que resiste

Imagen de RACE InjectionImagen de RACE Injection / SimBean / IGDB

No se puede hablar de simuladores como Dios manda sin mencionar al menos un título de SimBean. RACE Injection es el juego que viene a completar la serie iniciada con RACE 07 (ya ha llovido desde entonces), aunque a pesar de tener ya unos añitos el veterano se defiende más que bien.

Entre otras podemos citar estas características:

  • 38 coches repartidos en 13 clases.
  • 31 circuitos con trazados cortos, nacionales y de gran premio.
  • Varios campeonatos reales con fieles representaciones de sus sistemas de reglas.
  • Hasta 25 jugadores en el modo online.

Y en cuanto a coches vas a poder encontrar de todo. Desde los vehículos del campeonato del mundo de turismos, pasando por muscle cars americanos e incluso monoplazas al más puro estilo F1 o Indy Car. La edad del juego, por desgracia, se nota, pero no dejes que eso te desmotive. Es un gran título que sigue aguantando a día de hoy.

Shift 2 Unleashed, de los mejores de su clase

Imagen de Need for Speed Shift 2: UnleashedImagen de Need for Speed Shift 2: Unleashed / EA / IGDB

De acuerdo, sé lo que estás pensando. La serie Need for Speed lleva mucho tiempo sin dar grandes alegrías, especialmente desde el declive de Electronic Arts que ha convertido al estudio en una especie de fiebre de las microtransacciones que fomenta el pay-to-win. Sin embargo, Shift 2 es muy anterior a todo eso.

Si bien no es un simulador propiamente dicho, este título es de los más realistas de su clase a pesar de tener ya unos añitos. Y aun así consigue ser lo suficientemente accesible como para poder jugarlo tranquilamente con un mando corriente y no con un volante. Dicho de otra forma: en lugar de tener que aprender a manejar el coche y el sistema de control para ser el más rápido, el juego piensa en qué necesitas para llegar a serlo.

Precisamente por eso se hace un uso muy inteligente de detalles como hacia dónde mira el avatar dentro del coche, la profundidad de campo (que enfatiza los puntos a los que deberías prestar atención) y más cosas. Todo para transmitir al jugador la sensación de estar conduciendo un coche de verdad sin salir de su casa.

DiRT Rally, un gran éxito fuera del asfalto

Imagen de Dirt RallyImagen de Dirt Rally / Codemasters / IGDB

Segundo juego de Codemasters que aparece en esta lista. Para ser un estudio que nació en un dormitorio, la verdad es que los juegos de conducción se les dan de maravilla. Buena prueba de ello es este DiRT Rally, que supera con creces a su predecesor. Incluso hay quienes dicen que es lo mejor que han parido en años.

En este caso nos encontramos con un título que, al igual que F1 2017, ha apostado por llevar el realismo hasta niveles cercanos a la simulación, aunque sin atreverse a entrar de lleno en ella. Sigue habiendo demasiado arcade en la serie Dirt, a pesar de las innovaciones y los cambios.

Si te decides a probarlo te encontrarás con un juego de rally como debe ser, algo que hace ya un tiempo que no se ve en PC. Vale la pena comentar que DiRT Rally cuenta con una enorme y activa comunidad similar a la de rFactor, que trabaja incansablemente para extender las capacidades del juego.

Project CARS 2, casi un juego de simulación

Imagen de Project CARS 2Imagen de Project CARS 2 / SlightlyMad / IGDB

Cualquier experto en automovilismo te dirá que eso de hacer un tirabuzón en el aire con el coche al pegar un contravolantazo en un giro es propio de Hollywood. A los coches utilitarios se les da muy bien coger curvas, pero es que a los superdeportivos se les da todavía mejor (y ya no digamos a los Indy Car o los F1).

Los desarrolladores de Project CARS 2, Slightly Mad, lo saben, así que han puesto todo su empeño en reproducir cómo se mueve un coche en curvas, rectas, terrenos asfaltados y sin asfaltar. Y les ha quedado un juego la mar de redondo y, por encima de todo, muy realista. Y todo ello sin pretender ser el nuevo iRacing.

En este título te encontrarás con 180 coches de marcas icónicas, nuevos modos de competición (que incluyen Indy Car y circuitos ovales) e incluso un modo de resistencia de 24 horas en tiempo real, todo ello si te atreves a probarlo.

Los mejores programas para Windows

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?