Pastereo en A Tale in the Desert

Más allá de World of Warcraft, Star Wars: The Old Republic, Eve Online o Aion, se esconde un mundo de MMORPGs muy extravagantes de títulos menos conocidos pero que tienen audiencia, pues ahí siguen sus servidores abiertos después de bastantes años.

En la variedad está el gusto y no hay duda que en cuestión de juegos online masivos hay una amplia oferta, para lo bueno… y para lo peor. No podemos permitir que pases un día más sin descubrir las experiencias más extrañas y bizarras de la red. No hay de qué.

5 MMORPGs raros que no conoces

Furcadia

Furcadia no quiere etiquetarse como un MMO para gente furry, pero quizá tenían que haberlo pensado antes de lanzar un juego con animales antropomórficos al que llamaron Furcadia. Para los que no estéis familiarizados con el término furry o furrydom, se refiere a un género en el que aparecen animales con forma humana, y sus fans gustan de este género en todas sus manifestaciones (juegos, cine, cómics) así como de disfrazarse.

Este MMO abrió sus servidores en 1996 y gracias a una campaña de Kickstarter en 2012, todavía está activo, por lo que es uno de los juegos online más longevos. En él, los usuarios crean sueños que el resto de la comunidad puede visitar (sí, algunos con restricciones de edad). Los años no han pasado en balde y sus gráficos son... para echarles un vistazo: 

A Tale in the Desert

Desde 2003 tenemos online un MMO que nos permite convertirnos en tranquilos campesinos egipcios, A Tale in the Desert. No hay sistema de combate ni posibilidad de herir al resto de jugadores, solo podemos usar la Ley para conseguir lo que queramos. 

Recoger setas, confeccionar mosaicos, casarse o hacer campaña para ser elegido faraón son algunas de las actividades necesarias para triunfar en A Tale in the Desert. Cada año y medio el juego se reinicia y hay que volver a empezar a ganar estatus con todas las tareas que antes indicábamos. Ya va por el séptimo reinicio (septiembre de 2015). 

Sociolotron

En este MMORPG tenemos que olvidarnos de las típicas quest para subir el nivel de nuestro personaje y mejorar su equipamiento. Sociolotron hace las cosas de otra manera: aquí la experiencia se gana a base de sexo (hay puntos extra por ser creativo e ir a lo Christian Grey), drogas y ser asiduo a la prisión. No hay leyes ni normas en este juego para adultos que sus creadores anuncian como el lugar para “vivir tus oscuras fantasías”.

Los excesos se pagan y el juego cuenta con permadeath, es decir, si tu personaje muere, no podrá volver a la vida.

Hello Kitty Online

Descrito como un MMO "mono y kawaii", Hello Kitty Online es el lugar ideal de reunión para los fans de la gata de Sanrio. Este MMO con pinta de empacho a gominolas permite a los jugadores interactuar en un entorno común, pero no como Hello Kitty o Keroppi, sino como otros personajes. Este MMORPG incluye minijuegos y misiones… e incluso combate con matamoscas y otras “armas” inofensivas, no vaya a ser que le hagamos daño a un monstruo, claro.

Tras seis años online, el juego sigue reuniendo a fans de Kitty:

Visions

Los cristianos tienen un MMORPG en el que refugiarse de los males del mundo, o lo tendrán. Es Visions, está todavía en desarrollo y transporta a los creyentes hasta los primeros días de la Iglesia. El jugador comienza como esclavo de un señor de Chipre que poco a poco se convierte al Cristianismo y deja libres a sus lacayos. Así gana su libertad y puede empezar a hacer misiones que llevan a los jugadores por historias de la Biblia.

Sus creadores creen que un juego puede ser divertido y emocionante y aún así transmitir los valores cristianos, eso sí, para acabarlo (y ya llevan unos años y varias pruebas online) necesitan donaciones, como cualquier iglesia.

No todos los MMORPG extraños y bizarros tienen varios años a sus espaldas. El mejor ejemplo es Rust, un MMO que se encamina en unos pocos años a ocupar plaza fija en esta categoría de juegos online con características extravagantes:

Rust

Rust es un MMO de Facepunch Studios en el que empezamos la aventura como nuestra madre nos trajo al mundo, completamente desnudos, y además abandonados a nuestra suerte. Morir es lo más fácil: los zombis te matan; los osos te matan; no comer te mata; el frío te mata… y por supuesto, el resto de personajes también pueden acabar contigo.

Híbrido entre supervivencia y crafting (necesario para crear fuego, armas, etc. con lo que vayamos recogiendo), el único objetivo de Rust es sobrevivir y pasarse horas mirando a tus espaldas y buscando recursos como loco para no morir, no parece nada relajante. Unos meses atrás, Rust introdujo modelos de mujeres, aunque los jugadores no pueden elegir si aparecen en el mundo como un hombre desnudo o una mujer.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?