Imagen de la interfaz de Spotify

Polémicas sobre el modelo de negocio aparte, es innegable que la música en streaming se ha convertido en uno de los mejores termómetros para pulsar los usos y costumbres de los aficionados a la música. Uno de los servicios más populares en esto de la música legal online ya sabemos que es Spotify, que con sus más de 70 millones de usuarios activos a reinventado la forma con la que escuchamos música además de revolucionar la manera de distribuirla y promocionarla para sellos y artistas.

Entre las funciones de Spotify que ya todos conocemos de sobra, no podemos olvidar que este servicio actúa como una descomunal base de datos de conocimiento musical. Ha catalogado millones de canciones, álbumes, artistas… y por supuesto géneros.

Los estilos musicales actuales con nombres más raros

La empresa sueca ha publicado los estilos musicales con nombres más extraños que componen su base de datos. Esos géneros que ni siquiera aparecen en las páginas de la Rockdelux y de los que tampoco hablan en Radio 3 a las 4 de la mañana. Son los de nombre más chungo de los 1.369 de los que por ahora componen el listado.

Pero lo que mola es que han incluido playlists de demostración, para que conozcamos de primera mano su sonido. Al reproducirlas te darás cuenta que muchos de ellos te resultan de lo más familiar… y que incluso te gustan desde hace mucho, pero que desconocías que alguien tuviese las agallas de bautizar así a algunos de ellos.

Pero bueno, a poco que seas un poco melómano muchos de estos sonidos te resultarán familiares… otra cosa es que supieras cómo etiquetarlos (dichosas etiquetas, qué manía de ordenarlo todo). Aquí tienes algunos de ellos con nombre peculiar… y sí, ya sabemos todo aquello de que no es un género, es un subgénero, que nos lo han dicho nuestros cuñados.

Fallen Angel

Ángel Caído… en fin. Sí, ya sabes, para etiquetar toda la música con voces femeninas que deriva del metal y que nos sugieren escenas épicas de sufrimiento emocional con héroes y heroínas que luchan contra las circunstancias a lomo de un corcel, enfundados en una armadura y provistos de arco y espada. O vamos, como cuando en Bola de Dragón Goku aparece para darle lo suyo a Freezer. Relacionado con el metal sinfónico, el metal gótico, el power metal y el heavy de toda la vida.

Crustpunk

Hemos incluido éste porque siempre nos ha parecido un estilo simpaticote. Ellos lo llaman crust, que viene a significar corteza, y nosotros lo llamamos costra. En la lista no aparecen los míticos Kartón de Vino o Kante Pinrélico pero sí grandes artistas de profundo mensaje como Nausea, Caustic Christ o Genocide Superstars. Échale un ojo si lo tuyo es el grindcore, el trash o el noise punk.

Freak Folk

Dentro de este género de curioso nombre encontramos a gente como Devendra Banhart, Fleet Foxes, Papercuts o CocoRosie. Tiene que ver con el indie folk, indie pop o la americana. Es de corte contemporáneo y se caracteriza por introducir elementos del folk tradicional y por el uso en acústico de instrumentos de cuerda.

FreakBeat

Y claro, si está el Freak Folk también podemos encontrar otros freaks como el Freakbeat, un estilo que recibió el nombre en la década de los 80 y que lo caracteriza el aplicar técnicas de producción de estudio electrónico al sonido de los años 60.

Entre los estilos que lo influencian están el rock clásico, el rock psicodélico o el sonido de los grupos de la llamada British Invasion (ya sabes, Beatles, The Kinks y demás).

Microhouse

El nombre nos hace pensar en house… pero en pequeño. En algo más minimal que el minimal, vaya. Spotify lo describe como la mezcla de house y minimal principalmente y que empezó a ser popular a principios de la década de los 2000.

Ninja

Uno de nuestros nombres preferidos, claro. Pero no, no es música de discreto y letal especialista en artes marciales orientales, sino que es el sonido en el que se especializó en sello Ninja Tune, pionero en la música electrónica underground. La influencia del Trip-Hop o del Acid Jazz es más que evidente.

Spytrack

Pues mira, si el anterior no era música de ninjas, este spytrack sí es de espías. O bueno, como se supone que debe sonar una buena película de espías de los años 60 y 70. Es imposible escucharlo sin ver las caras de Alain Delon o Jean-Paul Belmondo… y de Sean Connery, por supuesto (en Malavida pasamos de Roger Moore).

Vegan Straight Edge

Cualquiera que haya estado un poco puesto en la escena de hardcore-punk estadounidense sabía de sobra de la existencia del movimiento straight edge antes de que Mariló Montero lo explicase en La mañana de La 1 (qué cuñado ha quedado esto).

Pues eso, agrupa a bandas del movimiento straight edge que centran su letras en un estilo de vida limpio y en temas sobre la crueldad contra los animales, influenciado por el hardcore-punk como ya comentamos antes y el anarco-punk entre otros. Si conoces a Sick Of It All, Madball o Biohazard y demás, el sonido te resultará de lo más familiar.

Wrestling

Nuestro preferido sin discusión. ¿Recuerdas cuando El Último Guerrero hacía su entrada triunfal en el cuadrilátero? ¿Y cuando la hacía Hulk Hogan? ¿Y El Enterrador? Pues aquí encontrarás la sintonía que evoca esos momentos… esos y los de las actuales estrellas (con menos carisma) de la lucha libre como John Cena o Randy Orton.

La amalgama de estilos que influencian a éste es de lo más variado, encontrando rock húngaro, pop danés, indie tailandés…

Si te has quedado con las ganas de seguir regalando a tus oídos el sonido de los estilos musicales con nombre más curiosos que puedes encontrar en Spotify puedes seguir haciéndolo desde aquí. Vale la pena.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?