Productos Apple

Apple Music ya tiene 15 millones de usuarios activos. El número de suscriptores de prueba al servicio de streaming musical de la empresa de Cupertino ha aumentado un 36% con respecto a los datos de las últimas seis semanas. Según un informe publicado en el New York Post, se ha aumentado en cuatro millones el número de usuarios activos del servicio desde principios de agosto.

El informe del periódico neoyorquino va más allá, asegurando que al menos la mitad de los usuarios no han apagado el pago automático, lo que vendría a signifcar que Apple Music tendría pronto un número significativo de usuarios de pago. Esto marca un inicio de andadura del servicio de Apple muy bueno, que dejaría en nada el arranque de Spotify como servicio.

Recordamos que Spotify hoy por hoy tiene la ventaja de ser más multiplataforma que Apple Music, ya que se puede encontrar disponible, además de para Windows, para sistemas Linux y para sistemas OS X, así como también para Android, iOS y también Windows Phone. Apple Music de momento va a estar confinada a los sistemas Apple y Microsoft, y debería hacer su debut en Android más adelante en el futuro. No hay planes de que el servicio llegue nunca a Linux.

Las cifras pintan muy bien para Apple

Si nos fijamos en datos puramente estadísticos, de los 75 millones de usuarios activos de que disfruta Spotify ahora mismo sólo 20 millones son usuarios de pago. De ser así, y con los datos que nos ofrece el New York Post en la mano, se colige que casi un 40% de los usuarios actuales de Apple Music se convertirán en suscriptores premium una vez finalice el período de prueba. Esto significa que Apple contaría con 6 millones de usuarios de pago para un servicio que tan sólo tiene tres meses de vida. A esto le sumamos la llegada de iOS 9 y la salida de los iPhone 6s y podemos predecir un interés creciente en Apple durante las próximas semanas.

Los nuevos iPhone e iOS 9 van a renovar el interés en AppleLos nuevos iPhone e iOS 9 van a renovar el interés en Apple

Con respecto a los 15 millones de usuarios, en el New York Post se comenta que los ejecutivos de Apple Music han dado en la diana, ya que predijeron un número de usuarios del servicio que se acercaba a lo que finalmente hemos acabado viendo. El informe añade además que los ejecutivos de Apple Music sabían que probablemente el inicio de su andadura sería más lento de lo esperado.

Otros servicios que ahora mismo son powerhouses de este sector como Spotify y Pandora han dicho que no se han visto afectados de forma notable por la llegada de Apple Music. Sin embargo, los tres servicios comparten un punto en común.

El streaming musical no es rentable

Es cierto que hoy por hoy la industria musical ya no es lo que era, que las ventas de discos ya no son importantes y que los servicios de streaming como Spotify o Apple Music son los protagonistas. A estos habría que sumar la importancia de otro actor en el desarrollo de la reproducción y compartición de música por Internet como es YouTube, pero vamos a centrarnos en servicios que sólo se limiten a la música y no al vídeo.

Sin embargo, y dadas las políticas de las compañías discográficas con respecto a su producto y sus artistas, hoy por hoy no se gana dinero con esto servicios. Los costes de mantener la plataformas de streaming musical siguen siendo a día de hoy superiores a la cantidad de dinero ingresado entre los pagos de los usuarios premium y la publicidad mostrada a los usuarios gratuitos.

Los servicios de streaming han cambiado las reglas de la música y nuestra forma de disfrutarlaLos servicios de streaming han cambiado las reglas de la música y nuestra forma de disfrutarla

¿Cómo se podría solucionar esto? Ahora mismo la situación se podría controlar de dos maneras:

  • Pagando menos dinero en concepto de adelantos. Es un dinero que no se paga a los artistas que tienen su obra colgada en el servicio, sino a las propias compañías discográficas, que ejercen de intermediarios. A no ser que el artista sea totalmente independiente la cantidad que se devenga es sólo en concepto de derechos de autor, y pagar menos al artista no es una opción.
  • Intentando mantener a la par los costes de distribución y de royalties. La entrada de dinero en servicios como Spotify o Apple Music crece de forma exponencial conforme pasa el tiempo, y en el caso particular de Spotify sigue habiendo pérdidas a pesar de esto. Si se mantiene al mismo nivel lo que cuesta distribuir la obra y lo que se paga como royalties se estima que se podrían conseguir beneficios en dos años como máximo.

Sin embargo, en este apartado Apple vuelve a tener ventaja. Spotify empezó como un servicio de escritorio que después se extendió a las plataformas móviles, que tiene que distribuir para muchas plataformas y que mantiene distintos niveles e suscripción para cada una. Apple ha apostado por un único modelo para todas y, al haber enfocado la existencia de Apple Music como una parte integral de su experiencia móvil, lo único que tendrían que hacer es portar los avances del móvil al escritorio.

El tiempo dirá qué pasa con Apple Music, los gurús de la industria no son buenos videntes, y todas las predicciones corren el riesgo de no cumplirse nunca. Veremos cómo se desarrolla la guerra entre las plataformas musicales en el futuro y seguiremos su evolución con interés.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?